Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Un C295 brasileño podría integrarse en misiones de la ONU

Un comité de la Organización de Naciones Unidas (ONU) está inspeccionando escuadrones aéreos brasileños en Manaus y Porto Velho. La visita, de  asesoramiento y orientación, es parte de un programa en que se evalúa las condiciones de empleo de medios  de los países voluntarios, llamado United Nations Peacekeeping Capability Readiness System (UNPCRS). Cinco aeronaves de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) se han puesto a disposición de a ONU para servir en misiones de mantenimiento de la paz: un C-105 Amazonas (C295), dos H-60L Black Hawk y dos A-29 Súper Tucano.

La visita de la ONU tiene como objetivo evaluar las condiciones de empleo de la flota en cuestión, así como un posible historial de misiones. Brasil actualmente se encuentra en el nivel 1 del programa. En total, el UNPCRS tiene cuatro fases. La inspección puede elevar a Brasil al nivel 3, cuando la operación es aprobada por la ONU en todos los requisitos previos necesarios (nivel 2) y comienza la planificación de las misiones de paz (nivel 3).El primer avión inspeccionado fue un C295/C-105 Amazonas del Escuadrón Arara (1º/9º GAV) basado en Manaus.

El último paso es la preparación para el empleo de los equipos en un máximo de 90 días. Doce países en conflicto forman parte de la lista tentativa de la ONU, como Chipre, Líbano, República Centroafricana y el Congo. Cuatro países registraron baja aceptación por parte brasileña después de una evaluación exhaustiva del Ministerio de Asuntos Exteriores (MRE) y Defensa (MD), por cuestiones logísticas y riesgo real, como Sudán del Sur  y Mali. Algunos países sudamericanos, como Uruguay, Argentina y Chile han integrado dotaciones aeronáuticas de la ONU en diversos teatros de operaciones. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.