Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La brasileña Taurus investigada por venta de armamento a proveedores del grupo terrorista Al Shabab

El mayor fabricante de armamento personal en América Latina, la brasileña Taurus SA, vendió armas a un famoso traficante de Yemen, Mohammed Mana'a, que envió las armas a su país en plena guerra civil, en un acto de violación de las sanciones internacionales. En una escueta declaración, Taurus ha admitido los hechos, publicados inicialmente por la agencia Reuters.

Las ventas fueron negociadas y cerradas, según la denuncia de los fiscales federales ante la Corte Federal de Rio Grande do Sul, aunque la compañía conocía las prohibiciones para vender a Mana'a, que la ONU define como uno de los mayores distribuidores internacionales armas.

Los fiscales acusaron ​​en mayo a dos ex ejecutivos de Taurus de enviar 8.000 pistolas y revólveres, de uso exclusivo de la policía, a Mana'a, que opera en el Cuerno de África. Las armas fueron aparentemente enviadas por Taurus con destino a Djibouti y redirigidas a Yemen por Mana'a, de acuerdo con documentos de la Corte, siendo este el cliente final, claramente  vinculado al grupo terrorista Al Shabab, uno de los brazos más radicales de Al Kaeda en la  región del Cuerno África y también del continente africano desde  Somalia. Se calcula que el grupo tiene unos 8.000 integrantes y su líder ha sido identificado como Abu Zubeyr. Con un perfil cada vez más notorio, Al Shabab ha pasado a ser en 2015 una de las organizaciones extremistas islámicas más activas en África. Según una investigación realizada en 2011 por la Liga de Acción del Elefante (Elephant Action League), el grupo radical con base en Somalia también participa de la red de tráfico ilegal de marfil y cuerno de rinoceronte de manera determinante, aportando puertos de salida para la mercancía hacia los mercados internacionales.

El 2 de abril de 2015, el grupo atentó en una universidad en Kenia, dejando como saldo 152 personas muertas, además de cuatro de los terroristas que participaron en la masacre. Los atacantes irrumpieron en el campus con armas de alto calibre, tomando como rehenes a estudiantes y profesores, alegando que la institución estaba en un espacio colonizado por no musulmanes. Los terroristas liberaron progresivamente a estudiantes y personal musulmán, pero asesinaron a los cristianos mediante disparos y decapitación. Aún se desconoce el paradero de 535 estudiantes. Se trata del mayor ataque islamista ocurrido en Kenia.

En la lista de países bajo embargo de las Naciones Unidas (ONU) desde 2014 y también el gobierno de Estados Unidos, Yemen, situada en el Oriente Medio, en el extremo suroeste de la Península Arábiga, ha sido desde el comienzo del año pasado castigada,  debido  una brutal guerra civil que ha matado a miles de militares y civiles, con los rebeldes huzíes apoyados por Irán, desafiando al gobierno aliado de Arabia Saudita.

Debido al embargo,  Yemen no puede recibir armas de ningún tamaño. El conflicto dejó en los últimos 18 meses al menos 10.000 muertos en el país, incluyendo unos 4.000 civiles, según la ONU.

La acción penal, iniciada por la Corte Federal de Rio Grande do Sul, se ejecuta bajo Secreto de Justicia, y establece que los ex directivos de la empresa, Eduardo Pezzuol (gerente de exportaciones) y Leonardo Sperry (supervisor de exportación) cerraron en 2013 ventas  por 2 millones de dólares en armas a Mana'a. En 2015, se negoció una segunda entrega, esta vez de 11.000 pistolas y revólveres cuando estos fueron sorprendidos por una investigación de la Policía Federal. "Si la autoridad policial no hubiera sorprendido a la asociación comercial entre  Taurus y el  traficante, sin duda se harían nuevos pedidos", dice el texto de la denuncia presentada por la fiscalía. La queja cita balances que se encuentran en los ordenadores de Taurus mostrando pagos periódicos  de Mana ' a para la compañía desde 2013.

La fiscalía concentra mientras el proceso en los dos ex ejecutivos de la compañía que dirigieron las negociaciones. A partir de la acusación, sin embargo,  se deja claro que los fiscales ven responsabilidad directa de Taurus, que habría utilizado a Mana'a y sus empresas como distribuidor en el Oriente Medio y África, para vender a algunos países fuera de Yemen, como Sudán, Sudán del Sur y Etiopía.

Taurus declaró que  "está siguiendo el proceso en la condición de interesada, ha adoptado un enfoque de colaboración y está ayudando a la corte en el esclarecimiento de los hechos" y que "teniendo en cuenta que el proceso se está moviendo en secreto judicial a la compañía no le está permitido  proporcionar cualquier detalle sobre el caso ".

Los ejecutivos de Taurus traerían a Mana'a a Brasil, de acuerdo con los documentos acusatorios, en enero de 2015, bajo pretexto de una visita a la planta de la compañía en Rio Grande do Sul. Sperry y Pezzuol pidieron al Ministerio de Asuntos Exteriores en nombre de Taurus, una carta de invitación a tarifas Mana'a. El documento fue denegado con el argumento de que el "empresario" procedía de un país con restricciones para las transacciones comerciales. Los fiscales expusieron ​​en la denuncia,  que ejecutivos de Taurus habían tratado de conseguir un pasaporte falso a Yibuti Mana'a, en un intento de dar más veracidad a la historia creada para el traficante, pero el esquema no funcionó.

Aún así, el yemení ingresó a Brasil el 21 de enero de 2015, utilizando otro nombre de documento y fecha de nacimiento falsa, según la denuncia. Mana'a es acusado formalmente de suministrar armas al grupo extremista somalí Al Shabaab y a piratas en la región. De acuerdo con el informe de la ONU, el traficante yemenita negocia en  el Cuerno de África, también conocido como la península de Somalia, y Europa del Este desde 2003. El yemení tiene, entre otras sanciones, activos congelados en los Estados Unidos y prohibición de viajar a este país.

"No hay forma de que  Taurus y sus funcionarios aleguen ignorancia de los hechos que se imputan a Mana'a, pues como dijo Leonardo Sperry (en un testimonio) es  habitual  para Taurus buscar en Internet  datos sobre las personas invitadas a Brasil", expresa la denuncia. "Quedó claro que la empresa Taurus usaría a  este notorio  traficante internacional de armas en lo  que sería triangulación de productos a otros países cuestionados, especialmente a Yemen", dice la denuncia. Las dos empresas de fachada de Mana'a,   Itkhan y  Al Sharq Fishing and Fish se utilizarían para negociar las armas enviadas por Taurus, según la denuncia.

A finales de mayo de este año, el juez Ricardo Borne, el 11º. Tribunal Federal de Porto Alegre, aceptó la denuncia contra Pezzuol y Sperry y determinó la inclusión de Mana'a en la lista de búsqueda de la Interpol , y solicitó el levantamiento de las cuentas bancarias Tauro para  posibles secuestros posteriores de valores. El juez también ordenó  que se notificara a las embajadas de los Estados Unidos, Arabia Saudita, Egipto, el Ministerio de Asuntos Exteriores y oficinas de la ONU, revelando estas investigaciones en contra de la empresa para la venta de armas ilegales.

La decisión, sin embargo, fue suspendida dos días después por una orden judicial del juez  de alzada João Pedro Neto Gebran, el 8º. Turno del  Tribunal Regional Federal de la 4ª región, a petición de Tauro. Taurus afirmó que la expedición de las órdenes judiciales podría traer "pérdidas económicas" para la compañía. La Justicia brasileña emitió, inclusive, un aviso de citación para Mana'a.  

La venta ilegal de armas a un traficante y a un país bajo sanción de la ONU puede traer enormes pérdidas económicas a la empresa. La propia ONU puede establecer sanciones contra Taurus, de acuerdo con el derecho internacional ,adoptadas por el Consejo  de Seguridad. Además, la empresa cuenta con una planta en los Estados Unidos -Taurus Internacional Manufactoring Inc- que puede verse afectada si ejecutivos del grupo son acusados ​​de violar  sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos.

De acuerdo con los documentos de la acusación, existe evidencia de que la relación de Taurus con el traficante viene desde 2007. Como resultado de estas investigaciones, cinco órdenes de captura y siete  de búsqueda y captura se emitieron desde el 14 de abril de este año. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.