Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Brasil suspende la fabricación del blindado 8x8 con cañón de 105 mm, optando por 6x6 con armamento de 90 mm

Por la Ordenanza Nº 465 del Estado Mayor del Ejército del 23 de noviembre, se aprobó la Directriz de Iniciación del Proyecto de Obtención del Vehículo Blindado de Reconocimiento Medio Sobre Ruedas 6×6 (VBR-MSR, 6×6), recomendando el comienzo de las tareas a partir de plataformas ya existentes (Guarani o Cascavel modernizados). De acuerdo al documento actual, el escenario político-económico  de restricción presupuestaria debe prolongarse por los próximos años, justificando la obtención de un Vehículo Blindado de Reconocimiento Medio Sobre Ruedas, 6×6, solamente a partir de la evolución de plataforma existente, en detrimento de la obtención del vehículo blindado de reconocimiento medio sobre ruedas, 8×8 que implicaría costes más elevados. El Ejército reconoce en el documento que los blindados actualmente en uso presentan varias limitaciones para el cumplimiento de las operaciones de guerra previstas por la Doctrina Militar Terrestre.

Sin embargo, a pesar de las limitaciones en cuanto a los aspectos técnicos presentados por esos vehículos, las unidades consideradas poseen características, como robustez, fácil mantenimiento, mecánica simple y buena velocidad en carretera, constituyéndose en una excelente línea de acción la evolución de su plataforma como base para la obtención de la VBR-MSR, 6×6, visando la adecuación de los aspectos técnicos a las necesidades impuestas por la previsión doctrinal de empleo en operaciones.

El proyecto del Ejército Brasileño para desarrollar localmente una versión 8×8 del blindado Guaraní fue pospuesto inicialmente en agosto de 2017, precisamente debido a restricciones presupuestarias, siendo informado en la ocasión que el proyecto 8×8 podría proseguir en un momento posterior, pero sin fecha prevista. Las negociaciones para la investigación y desarrollo del chasis se realizaron entre la dirección de fabricación del Ejército e Iveco, aunque no se firmó ningún contrato.

El llamado proyecto VBR-MR  forma parte del Programa Estratégico del Ejército Guaraní (Pg EE Guaraní), que también incluye 4×4 y 6x6, estaciones de armas remotas y tripuladas, sistemas de mando y control, simuladores, etc. Debido a la extrema dificultad en colocar cañones de 105 mm en un vehículo 6x6 (que podría significar numerosos problemas de desplazamiento, potenciales vuelcos, etc.)  el armamento probable de este proyecto sería, según estudios iniciales, posiblemente el CMI LCTS90 Weapon System, en un escenario que actualmente ofrece escasas opciones  occidentales de última generación en ese calibre.

Aunque lo más factible e interesante a nivel industrial  es desarrollar el proyecto sobre las nuevas plataformas Guaraní, el documento parece dejar la puerta abierta a ser consideradas las del EE-9 Cascavel, pasibles de ser modernizadas mediante un reciente proyecto de la empresa Equitron (o incluso evaluándose alguna actualización aún menor) si existen mayores cortes presupuestarios. Este Cascavel renovado sería equipado con un motor MTU / Mercedes electrónico de 300 cv (220 kW) con sobrealimentación mediante turbocompresor e intercooler, siendo actualizada también su suspensión boomerang, el sistema de frenos de disco , así como el diseño de los gases de escape del motor , expulsando el aire hacia arriba y no hacia atrás, reduciendo la firma térmica del vehículo. También sería dispuesto un nuevo  sistema de aire acondicionado para la tripulación. Otra novedad correspondería a la  implementación de visión nocturna para el conductor y los operadores de sistemas de tiro.

La torreta de armamento instalaría un dispositivo electro-hidráulico de rotación y elevación del tubo (back-up por sistema manual) similar al que se utiliza en los tanques Leopard de la alemana KMW, además de recibir los sistemas de telémetro láser, térmico e infrarrojo de la holandesa Orlaco, seleccionados por el comandante y / o el tirador a través de un joystick y teclas asociadas, aumentando de la capacidad de munición en la torre. En el exterior, se instalaron dos lanzadores de misiles anti-tanque (ATGM), que pueden ser aptos para recibir tanto sistemas como el nacional  MSS-1.2 (integrando el telémetro láser del vehículo) u otros más sofisticados como el Attaka ruso y el Spike israelí. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.