Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Brasil negocia acuerdos militares y policiales con Bolivia y Perú

El gobierno brasileño se reunirá con representantes de Bolivia y Perú para establecer acuerdos de inteligencia y defensa para el combate de las organizaciones criminales que actúan en las fronteras comunes. El encuentro con las autoridades peruanas está programado el 11 de agosto en Tabatinga,  los días 16 y 17 será el turno de la reunión con representantes del gobierno boliviano, en La Paz. Algunas reuniones del mismo tipo ya se realizaron con países del Cono Sur y con Colombia. La información fue confirmada por el ministro de Defensa, Raúl Jungmann, a diputados federales de la bancada de Río de Janeiro.

"Tenemos una acción conjunta desarrollada con el Ministerio de Relaciones Exteriores con esos países, creando acuerdos operativos en términos de inteligencia, defensa y fuerzas policiales para el combate a esos crímenes transnacionales", dijo el ministro. Jungmann y representantes de las Fuerzas Armadas presentaron a los parlamentarios acciones que se vienen realizando en las fronteras para combatir crímenes como el tráfico de drogas, de armas y de personas. El ministro explicó que las acciones están relacionadas con la lucha contra el delito en centros como Río de Janeiro o San Pablo,  destino de armas y drogas que atraviesan ilegalmente la frontera.

"Nuestro objetivo es reducirle su capacidad operativa y golpear duramente al crimen. Para ello, tienen que desmantelarse los arsenales, llegar al mando [de las bandas] y sofocar, retirar su capacidad financiera, el dinero. Eso es lo que cambia", reforzó el ministro en una rueda de prensa . Las Fuerzas Armadas ya presentaron , tiempo atrás, e iniciaron ,el proyecto piloto del Sistema Integrado de Monitoreo de  Fronteras (Sisfron), que está en desarrollo para aumentar la capacidad de vigilancia y toma de decisiones en la región fronteriza, sensores diversos mediante. El programa está siendo desarrollado por el Ejército en la frontera con Paraguay y Bolivia, y el objetivo es expandirlo en 2019.

También se presentaron resultados de la Operación Ágata, que une semestralmente las tres fuerzas con otros órganos regionales y federales en el monitoreo de las  fronteras. En 2017, 11.000  efectivos participaron en la operación, que aprehendió cerca de 10 millones de dólares en productos ilícitos. La Operación Ostium (encabezada por la Fuerza Aérea), a su vez, estableció rutas de entrada y salida de tráfico aéreo en las fronteras del país desde marzo, reduciendo en un 75% el número de vuelos desconocidos. En ese período se realizaron 153 intercepciones, una de ellas precipitando una aeronave a tierra. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.