Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Brasil abordará de manera urgente con sus pares sudamericanos los problemas de seguridad fronteriza

El ministro de Defensa brasileño, Raúl Jungmann, anunció que organizará a finales de este mes una serie de reuniones y encuentros con los ministros de Defensa de los países vecinos. La primera, para hacer frente a la seguridad fronteriza, está programada el 31 de enero con su homólogo de Colombia. A la convulsión en el cambio de año, se suma el hallazgo de casi una tonelada de "skank", derivado del cannabis más sofisticado que la marihuana,  y  armas en Juruá, muy cerca del  3er. Pelotón Especial de Fronteras (PEF), en la localidad de Vila Bittencourt . El camino de las drogas pasa  a través de  Coari a Manaus, capital del estado de Amazonas.

El jueves, Jungmann estuvo en Dourados, Mato Grosso do Sul, donde conoció  personalmente el proyecto piloto del Sistema de Control de Frontera (SISFRON). En esta compleja Triple Frontera brasileña (Brasil, Colombia y Perú), el ministro pudo  visitar al  Pelotón Especial de Fronteras de Vila Bittencourt, donde alrededor de 70 soldados están desplegados en misiones de patrulla y vigilancia. Allí, Jungmann fue recibido por el coronel Julio César de Oliveira Belaguarda Nagy, comandante del 8º Batallón de Infantería de Selva (BIS), con sede en Tabatinga. De acuerdo con el comandante militar de la Amazonia,  general Geraldo Antonio Miotto, las Fuerzas Armadas son la única presencia del Estado brasileño.

Bajo el Comando Militar del Amazonas hay 24 cuarteles del Ejército que, en la mayoría de los casos, ejercen el poder de policía en un rango de 150 km. hacia adentro del Brasil y a lo largo de cerca de 10.000 kilómetros de accidentada frontera. Se combaten crímenes como la pesca y la minería ilegal, el contrabando, el tráfico de armas, drogas, personas  y animales. En cooperación con los países vecinos y hasta de África, América del Norte, Europa y Asia, el Comando promueve el intercambio de experiencias a través de sucesivas reuniones, ejercicios y operaciones.

Por la noche, el ministro de Defensa visitó la Capitanía Fluvial de Tabatinga, donde asistió a la presentación del comandante del 9º. Distrito Naval, Almirante Luis Antonio Rodríguez Hecht, en presencia de la Fuerza Naval en la región amazónica. La capitanía de Tabatinga es responsable de la seguridad del tráfico marítimo fluvial. En esta región circulan 30.000 embarcaciones de todo tipo.  La Marina puede realizar misiones con helicópteros,  desembarcar pequeñas unidades de Fusileros Navales y encabezar la capacidad de patrullaje fluvial en apoyo a las acciones policiales en una región altamente afectada por la presencia de lanchas súper rápidas con traficantes de drogas y armas. Además, los Navíos de Asistencia Hospitalaria, más allá de satisfacer las necesidades logísticas de apoyo médico en las áreas de operaciones, prestan un notable servicio de apoyo a las poblaciones locales, que los denominan “Barcos de la Esperanza”. Equipados con helicópteros y lanchas rápidas recorren todos los ríos de la Amazonía o el Pantanal y, mediante un convenio firmado entre la Marina y el Ministerio de Salud, llevan auxilio médico-odontológico a las personas carenciadas de esta enorme región. En muchos lugares, estos buques son la única forma de que el Estado brasileño se pueda hacer presente socialmente.   (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.