Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Aviación del Ejército Brasileño podría tener aeronaves de ala fija a partir de 2019, el espectro va desde el C-208B Grand Caravan hasta el C-295

(defensa.com) Las próximas opciones del Ejército Brasileño en materia de aviones de ala fija van desde el Grand Caravan hasta el Airbus Military C-295, en lo que sería una serie de incorporaciones escalonadas por capacidad y función. Brasil, Uruguay y Paraguay no tienen en sus ejércitos aviación de ala fija, los últimos dos ni siquiera aviación (aunque hasta 1989 la Fuerza Aérea Paraguaya era una rama de la fuerza terrestre).

El Ejército Brasileño había extinguido su componente aeronáutico hacia 1941 para fundar la Fuerza Aérea, hasta que en 1986 concluyeron los estudios tendentes a resucitar esa capacidad tiempo después, inicialmente con helicópteros AS 365 Panther y Esquilo, luego Fennec y Sikorsky S-70, hasta la llegada de los primeros EC-725, de los que se recibirán hasta 15 unidades.

Ahora, en el llamado Plan para la Obtención de Capacidades Materiales (PCM), se asume que para 2019 se debería tener operativa la primer unidad de ala fija, probablemente con aeronaves Grand Caravan-Cessna, su representante local, TAM, acostumbra a apoyar eventos y ediciones gráficas de la Aviación del Ejército, que son los mismos que la FAB utiliza hoy  en lo que hace a la cooperación interfuerzas en la región amazónica y en el Pantanal.

Desde 2013 el Comando de Operaciones Terrestres (COTER) intenta, junto al Estado Mayor del Ejército, lanzar la idea de una Aviación propia como componente del Sistema Integrado de Monitoreo de Fronteras (SISFRON).

Si el haber arrendado cinco aeronaves Bandeirante a la FAB en 1999 para uso del Ejército, luciendo identificaciones mixtas, es un antecedente próximo a la búsqueda actual, la misma estarà, en principio, orientada a  unidades utilizadas por la FAB para facilitar la logísitica y los costos operativos. Disponer de aeronaves mayores al Caravan facilitaría la utilización de los futuras aviones por parte de la Brigada de Infantería Paracaidista, hoy utilizando aviones de la FAB desde la Base Aérea de Campo dos Afonsos, en Río de Janeiro, y en el futuro transferida a Goiás. Cualquiera que sea el equipo elegido, otras misiones como las logísticas y las humanitarias, además de la atención a los contingentes fronterizos, estarán dentro del espectro del Comando de  Aviación del Ejército. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.