Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Las armas Taurus investigadas por defectos de construcción y sobrefacturación

El Tribunal de Cuentas del Estado de Río de Janeiro (TCE-RJ), en la sesión del martes 14 febrero,  determinó llevar a cabo una auditoría en la Secretaría Estatal de Seguridad para obtener información detallada sobre la adquisición de armas Taurus a raíz de las denuncias presentadas por defectos frecuentes en pistolas y carabinas calibre .40 de este fabricante. De 2007 a 2013, el Estado de Río pagó16 millones de dólares para comprar 10.422 armas de fuego de esta marca. La Corte requiere que los valores de las ofertas sean pormenorizados y se establezca el número de policías muertos o heridos a causa de problemas al dispararlas, así como qué medidas fueron adoptadas por las autoridades para corregir el problema. Según el informe existiría una amenaza concreta a la integridad de la policías y la ciudadanía. Se le pedirá al ex secretario de Seguridad, José Mariano Beltrame, presente una defensa de las razones para no haber suspendido el uso de estas armas.

Una prueba llevada a cabo por la Policía Civil de Río de Janeiro con 55 pistolas Taurus demostró que 36 tenían algún tipo de avería, esto es el  65% de las armas. El documento también menciona otras pruebas realizadas por el Batallón de Operaciones Especiales en el estado de Paraná en 2012, en las que 100 de las 500 armas testadas registraron problemas. Según el informe, la policía de Sao Paulo Militar retiró todo el efectivo de pistolas Taurus calibre . 40 en 2013, cuando se detectaron los problemas, siendo enviados a la fábrica. El Estado de Río de Janeiro también habría devuelto armas al fabricante al presentar un fallo en el sistema de seguridad.

El Tribunal también solicitará informes y pruebas, entre otras medidas, adoptadas para hacer frente a cualquier defecto presentado por estas armas de fuego. Desde 2006 comenzaron a registrarse incidentes. El Tribunal de Cuentas encontró que desde 2007 hasta 2013 se firmaron 11 contratos para la compra de pistolas, rifles y ametralladoras de la empresa Forjas Taurus. Todas fueron financiadas con recursos estatales y federales. Dos de estos contratos, celebrados en 2010 y 2013 por la Policía Militar, por $5 millones y casi dos millones de dólares, no fueron remitidos al TCE-RJ, contrariando una decisión de la Corte.

El TCE-RJ también cuestiona la diferencia de 2,7 millones  de dólares adicionales entre una cifra contratada originalmente (medio millón) y la cantidad pagada posteriormente (3,3 millones) en una compra de equipos Taurus. Otras fuerzas policiales, como la Policía Militar de Sao Paulo, incluso han puesto el nombre de Forjas Taurus en el registro de  compañías de mala reputación, lo que impide que pueda vender cualquier producto en el Estado de Sao Paulo durante dos años. No existe en Brasil prescripción para el delito de fraude por la venta de armas defectuosas. De acuerdo con la legislación, las compras pueden ser canceladas. El Estado puede recuperar para el Tesoro la cantidad de dinero ya paga, imponer multas y otras sanciones. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.