Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

1975: el Grupo de Batalla "Foxbat": Frente a frente con los cubanos en Angola

La salida de Portugal de sus colonias en África dejo grandes huecos de poder, que pronto fueron aprovechados por diversas fuerzas revolucionarias que se disputaban el control político a principios de 1975. Angola, una de las posesiones más ricas en recursos naturales, ocupa un territorio de 1.246.314 km2., controlando 4.837 km. de fronteras con el Congo Belga (ahora Zaire), el Noreste de Rhodesia (Zimbabwe) y el Sur de África Suroccidental (Namibia) y de ahí, por extensión, con Sudáfrica.

 

La insurgencia por la independencia comenzó en 1961 a través del Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA), al mando de Agostinho Neto, quien recibe apoyo soviético y cubano. Se suma a la lucha el Frente Nacional de Liberación de Angola (FNLA), de Holden Roberto, pequeño pero que recibía cierto apoyo por parte de la CIA estadounidense; y la Unión Nacional para la independencia Total de Angola (UNITA), bajo el liderazgo de Jonas Savimbi. Los acuerdos entre Portugal y los revolucionarios de enero de 1975 conducen a la independencia en noviembre de ese mismo año y la unificación de los guerrilleros en un solo Ejército nacional. Pero, en marzo, el FNLA trata de apoderarse de la capital, Luanda, siendo repelido y expulsado por el brazo armado del MPLA.

Mientras tanto, la UNITA abandona la capital angoleña, buscando controlar zonas ricas en el Centro y al Este del país. Con su experiencia en Indochina y Argelia, los franceses se convirtieron en soldados expertos en guerra contrainsurgente y trasladaron sus conocimientos a otras naciones, entre ellas Portugal. En 1961 comenzaron las operaciones contra guerrilleras en las colonias de Angola, Guinea y Mozambique. Allí, la jungla y difícil topografía limitaban el transporte a unos pocos caminos, ideales escenarios para emboscadas y el uso de minas. Los lusos contestaron a la amenaza con grupos de Cazadores de Combate, que contaban con ocho equipados picas o bastones, con los que se buscaba detonar a las minas antipersonal. Constituían el elemento de rastreo, seguidos por un camión Berliet a 30 m. con equipo antiminas y un Unimog a otros 30 m., con una sección de cazadores. Después había otros dos Unimog, uno a 200 m. con mas cazadores y el tercero a unos 50 mas, con el elemento de mando. El cuarto estaría a 50 m. adicionales y un quinto cuidaría de la retaguardia, a 300 m. Cabe aclarar que los portugueses denominaban al Unimog como jeep.

También operaban en escuadrones de reconocimiento, encuadrando una sección de mando con un Ferret o Panhard AML-H90, dos transportes blindados de tropas, un vehículo de enlace, 10 jeeps y 5 camiones de diverso tipo. Los pocos Ferret y AML fueron complementados con obsoletos Daimler Dingo, que allí se conocían como autoametralladora Daimler 4x4 Mod. F/64. Sus fusileros utilizaban CETME y G3 y ametralladoras HK21, con un poderoso arsenal personal. Pero todo seria en vano, pues, a pesar que las tácticas estaban dando resultados en el campo de batalla, el aislamiento internacional y lo brutal de los enfrentamientos desangrarían a Portugal, hasta el punto de verse obligado a abandonar sus posesiones en África, saliendo de Angola en 1975.

Una vez tomado el control de Luanda, el MPLA impone un régimen comunista bajo las botas de las FLAPA (Fuerzas de Liberación Armadas Populares de Angola), con el decidido apoyo de Cuba. A pesar de todo, el país se desvanecía en una guerra fraticida. El Gobierno sudafricano, preocupado por la situación y con el pretexto de proteger el complejo hidroeléctrico de Ruacana-Calueque, decide invadirlo en agosto de 1975, enviando tropas regulares desde sus bases en el protectorado de África Suroccidental. En octubre, la penetración, bautizada como Operacién Savannah, divide los 10.000 efectivos de la SADF (South African Defense Force) en dos grupos de combate, que avanzan desde Calueque, 16 km. dentro de Angola.

Foxbat

Como un preludio a la Savannah, se le encomendó al comandante Klaas Van der Waals dar asistencia a Jonas Savimbi, de la UNITA. El 2 de octubre de 1975 se creó el Grupo de Batalla Foxbat, compuesto por una compañía de guerrilleros y 14 asesores sudafricanos, bajo el mando del mayor Louis Holtzhausen. La misión consistía en bloquear el avance de las fuerzas del MPLA, que convergía en tres columnas sobre Nova Lisboa. Es preciso aclarar que cuando se establece la UNITA, en 1966, recibe ayuda de China y sus operaciones se lanzaban desde Zambia hasta 1968.

Desde entonces, sus unidades establecen bases dentro del territorio nacional. En 1969 contaba con solo 1.500 combatientes y se ve forzado a pactar con los portugueses para evitar una derrota segura. A mediados de 1975 la UNITA había crecido considerablemente.

En éste escenario, el Foxbat comenzó sus operaciones con dos Eland y varios jeep equipados con un par de cañones sin retroceso de 106 mm., algunos misiles contracarro y ametralladoras de calibre 0.50" (12,7 mm.). Tuvo contacto con las primeras unidades del MPLA cerca de la villa Norton de Matos, que avanzaban con Cinco tanques T-34 cubanos. Uno de los vehículos de la vanguardia logro destruir al Eland de mando, pero su tripulación pudo escapar. El superviviente consiguió inutilizar a uno de sus adversarios, mientras que un jeep destruyo a otro y un transporte más. La acción pudo detener el avance enemigo, dando tiempo a su comandante a pedir refuerzos. Así llegaron Eland y pertrechos adicionales transportados en aviones C-130 Hércules y C-160 Transall sudafricanos a Porto Silva.

A partir del 9 de diciembre de 1975, Foxbat operaba en la región de Sanda Comba, en Catofe, con uri batallón de guerrilleros de UNITA, un escuadrón blindado de Eland, una Compañía del SADF, un pelotón de morteros, algunas secciones de ingenieros y una batería de ocho obuses 25-pournder G1 de 88 mm. Avanzó sobre el rio Nhia al mando del comandante George Kruys, quien ordenó al subteniente Lou Vari Vureen y su sección de tres Eland que relevara a otra de cinco en la región de Kibula. Este colocó a sus vehículos en una colina desde donde entabló batalla con un par batallones de cubanos y MPLA, iniciando un fuego nutrido y una batalla de tres días, sufriendo Foxbat 40 bajas, mientras que cubanos y MPLA perdieron a 400. Capturaron cuatro cañones de 76 mm., dos morteros de 120 y cuatro sistemas de cohetes múltiples BM-21. Pero, a pesar de todos los esfuerzos y preparativos, la SADF se encontré seriamente enfrentado al MPLA y sus aliados cubanos, pues sus médicos no podían compararse en poder de fuego y protección a los T-55 y, ni siquiera, a los obsoletos T-34. La artillería y cohetería del enemigo eran también superiores. Los medios blindados carecían del alcance necesario para las grandes distancias que recorrían y el tren logístico era inadecuado. Estaba claro que las acciones de combate se ganaron gracias al entrenamiento y osadía de los sudafricanos y no por las armas que usaban.

Arsenal obsoleto y ligero

A mediados de la década de los setenta, la artillería sudafricana dependía todavía de obuses obsoletos de la ll Guerra Mundial, los G1 25-pounder (87,6 mm.) y G2. El primero tenía un alcance de 12.250 m. y su diseño databa de 1935, mientras que el segundo era el Ordnance BL 5,5 Mk2 (140 mm.), en servicio desde mayo de 1942, con un alcance efectivo de 14.813 m. Ambos estaban opacados en poder de fuego y efectividad en distancia por las baterías cubanas. Para poder contrarrestarlo, Sudáfrica organiza los comandos de Reconocimiento en octubre de 1972, que totalizaban tres regimientos en 1975. Se especializaban en comunicaciones, control y dirección de tiro, permitiéndoles disponer de un devastador y certero fuego de apoyo contra el enemigo. Se convertirían en el arma secreta de la SADF.

Mientras que la dotación motorizada sudafricana en el momento de la intervención en Angola consistía en Land Rover y Unimog S y Bedford, los principales medios acorazados eran los Centurión A41 Mk.3 y Mk.5, de los que obtuvo 250 en el Reino Unido en 1957. Contaba también con unos 200 Ferret para las misiones de enlace y reconocimiento blindado y el Saracen constituía el principal medio de transporte blindado, con unos 250 de ellos operacionales.

El Saracen era la versión de transporte de la familia de blindados FV6OO británica. Había entrado en servicio en 1952 y su tracción 6x6 le proporcionaba buenas características en campo a través. El peso era de 8.640 kg., disponiendo de una coraza de 16 mm. Sin embargo, sus componentes mecánicos y el motor de gasolina no eran ideales para África. Cuando estas dificultades pasaron a ser patentes en el campo de batalla, la industria los modifico con sistemas mejores de enfriamiento, como una medida temporal hasta que llegara un reemplazo.

Los Ferret eran igualmente agiles en el campo, pero con un tren motor bastante pasado de moda. Se empleaban como medios de enlace, reconocimiento, mando y comunicación. Pesa tan solo 4.400 kg. y su protección es mínima, de entre los 8 y 16 mm., pero suficiente para misiones de patrulla. Un motor V6 de gasolina y de 129 CV le permitiría una velocidad de hasta 96 km/h.

El principal medio de apoyo de combate era el pequeño AML-H90, el mismo que llevaron los portugueses a Angola y los franceses a Argelia. En noviembre de 1961, Sudáfrica firma un contracto con la empresa gala Panhard por 100 vehículos blindados AML-60, versión armada principalmente con un mortero de 60 mm., y encargaron 150 torretas GIAT H-90 con canon F1. Posteriormente, se acordó ensamblar localmente 50 AML-6O y 150 AML-90 adicionales en la empresa Sandock-Austral. Pero el Eland había sido diseñado como medio de combate de reconocimiento y no como un caballo de batalla, ni mucho menos como un minicarro de combate que pudiera combatir contra los

T34. El canon estaba concebido para utilizarle solo en caso de necesidad y para salir de algún apuro peleando y esto se reflejaba en la limitada capacidad para portar solo 20 proyectiles en su interior. Otra dificultad, que después afectaría al AML en otros frentes era lo débil y vulnerable del motor y partes mecánicas, requiriendo un considerable tren logístico para mantenerlo en operaciones. Los primeros AML, fabricados y suministrados por Francia fueron denominados Eland Mk-1 y los ensamblados en Sudáfrica, Eland Mk-2. Las experiencias de la SADF conducen a modificaciones y así nace el Mk-2 con un mejor motor. Siguieron los Mk-3 y Mk-4 con otras modificaciones. El Mk-5 fue equipado con el primer motor completamente fabricado en el país. El Mk-6 se refiere a los Mk1, Mk2, Mk3 y Mk4 renovados al estándar del Mk5. La ultima variante puesta en servicio fue la Mk7. La producción del Eland alcanzo entre los 1.300 y 1.600 ejemplares, la mayoría del tipo H-90. En 1994 se pone en el mercado la variante OMC Mk-7DT con un motor 2,4L turbodiésel V4 de 103 CV.

Los combates fueron brutales y en uno de los enfrentamientos entre la SADF y UNITA contra unidades de la 47ª- Brigada angoleña se capturarían 21 T-54 y T-55 -cuatro de los primeros serian entregados a UNITA-, 4 vehículos con misiles SA-8 antiaéreos, 1 BTR-60 de apoyo a los SA-8, 1 BTR-6OPU de mando (también con esos misiles), 22 transportes BTR-60 (11 destruidos), 4 sistemas BM-21 (dos de ellos destrozados), 3 transportes blindados de oruga BMP-1, 83 camiones, 2 vehículos recuperadores BTS-4, 26 blindados BRDM-2, 2 puentes TMM, 1 sistema de radar, 6 piezas antiaéreas ZU-23 y 3 obuses D-30.

Los regulares cubanos empezaron a llegar el 5 de noviembre de 1975 en grandes cantidades en apoyo del régimen angoleño. Eran disciplinados y bien entrenados y el 23 de noviembre, por primera vez, obligan a replegarse a una unidad sudafricana, país cuyas operaciones se detienen cuando repentinamente se pierde el respaldo político norteamericano. Las actuaciones cubanas se extienden en diciembre, limpiando los reductos del FNLA en el eje Caxito-Luinga-Camabatel, a lo largo de la frontera con Zaire. En enero de 1976, las fuerzas cubano-angoleñas han resultado victoriosas en el Norte y entonces concentran su capacidad, incluyendo unos 400 carros de combate cubanos, en el Este, chocando con la UNITA en el Sur, en la región de Gago-Coutinho. El 1 de abril de 1976, las fuerzas cubano-angoleñas alcanzan la frontera de África Suroccidental. Una nueva etapa de la guerra estaba por comenzar...

Autor: Por J.M.Alveranga H

Fotografías:

·El "G6" fue diseñado con las experiencias en Angola.

·Batería reactiva del "ValKyr" disparando.

·"Mirage III" de la fuerza Aérea.

·El "Saracen" era el principal transporte del Ejército de Tierra sudafricano.

·El "Eland" sería el principal carro de apoyo en Rodhesia.

·"Valkiri MRLS".

·Disparando un G5.

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.