Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Tras tres años semisumergido, entra en dique seco el destructor “Santísima Trinidad” de la Armada Argentina

Tras un complicado reflotamiento, el buque entró en el  dique de carena N° 1 del Arsenal Naval Puerto Belgrano. La maniobra se prolongó más de dos horas e implicó la participación de personal de Control Puerto, mientras que el ARA “Tehuelche” fue el remolcador destacado para tal fin.  El navío, que se encontraba amarrado en la Base Naval Puerto Belgrano, estuvo semisumergido y escorado 90º a babor durante casi tres años. Desde el Comando de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada, por orden del Jefe del Estado Mayor General, se reflotó el casco del ex destructor ARA “Santísima Trinidad”.

Previamente, un grupo de peritos había llevado a cabo un estudio sobre cuyas bases se elaboró un plan de trabajo que comprendió, en primera instancia, el alistamiento del material existente y la adquisición de equipos de salvamento nuevos, cuya incorporación permitió, además de la realización de la operación, la ampliación de las capacidades del Servicio de Salvamento de la Armada (SISA) para misiones futuras.  La institución trabajó durante dos años consecutivos para lograr la meta planteada desde las autoridades de la Armada Argentina. Asimismo el Comando de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada contó para esta tarea con una organización de asesoramiento integrada por especialistas en operaciones de salvamento e ingenieros navales y civiles de la Dirección de Cascos, Máquinas y Electricidad y de la Dirección de Infraestructura. Colaboraron también en diversas tareas las distintas dependencias de la Base Naval Puerto Belgrano y de su Arsenal Naval.

Para realizar la operación se adquirieron equipos de buceo, motobombas y electrobombas de trasvase de líquidos de gran caudal, herramientas hidráulicas y neumáticas, generadores móviles y sistemas de multiplicación de fuerzas para maniobras de gran carga. Dicha adquisición será de utilidad para asistir a posibles emergencias, incrementando las capacidades de la Armada para efectuar tareas de apoyo a la comunidad. El equipo de trabajo realizó una ardua labor para determinar las vías de acceso de agua y realizar su estancamiento, efectuar operaciones de lastrado (carga de pesos bajos), achique (despeje de agua) y dragado en proximidades del buque.

El reflotamiento se realizó por la acción simultánea de estas acciones, sumadas a la fuerza con aparejos de playa preparados especialmente para la maniobra. El buque fue fijado y se generaron las fuerzas necesarias para rotarlo sobre su eje longitudinal, recuperando finalmente su condición de estabilidad. La operación fue de gran complejidad y riesgo, lo que requirió supervisión y pruebas permanentes. El futuro de este navío es, tras las labores de recuperación, ser transformarse en buque museo. (Luis Piñeiro, corresponsal en Argentina)

Fotografías:
·Ya en dique seco para realizar reparaciones.
·Reflotamiento del Ara Santisima Trinidad.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.