Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El rompehielos “Almirante Irizar” de la Armada Argentina arribó a Puerto Belgrano. En agosto navegará a la Antártida

El rompehielos ARA “Almirante Irizar” arribó a la dársena de la Base Naval Puerto Belgrano desde Buenos Aires, donde concluyó la mayor parte de la reconstrucción y modernización para su regreso al servicio. Durante esta navegación, la segunda desde el siniestro que lo dejó fuera de servicio por años, la dotación del buque trabajo para ponerlo a prueba en alta mar, ajustar sistemas y mecanismos, además de verificar procesar para enfrentar la parte más dura, la pruebas en hielos.

Según el comandante del buque, Capitán de Fragata Maximiliano Mangiaterra, “se cumplieron muchos hitos porque volvemos al mar y operamos con helicópteros en navegación por vez primera en muchos años”.  En Puerto Belgrano entra en dique seco y se realizará el carenado, en tanto que en el trayecto se continuó con las evaluaciones de aceptación en el mar, lo que permitirá en los próximos meses hacer las últimas comprobaciones, ya en hielo, para conseguir la tan buscada certificación final.

El Irizar zarpo con su dotación de 113 militares y 80 especialistas del astillero TANDANOR, ambos equipos deben llevar adelante las verificaciones y ajustes de sistemas, equipos y motores. También se probaron los sistemas de lucha contra incendio, lanzamiento de bengalas, abandono del buque, hombre al agua y operaciones en cubierta de vuelo, además de operar nuevamente con helicópteros Sea King, que son los que volaran el próximo verano en el continente blanco.

Se trabajó minuciosamente en la calibración de los propulsores y todo el equipamiento de la planta motor. Tras el proceso de reconstrucción y modernización, el Irizar se convertirá un rompehielos de vanguardia, que ha incorporado  tecnología de última generación, incrementado la cantidad de espacios dedicados específicamente a la investigación científica, lo que incluye trece laboratorios.

Se renovaron los alojamientos y potenciando su calidad y capacidad, la climatización, cámaras  frigoríficas, cocina, destiladores de agua potable, planta de tratamientos de residuos y sistema de descongelamiento del sector de aterrizaje de helicópteros, además de equiparse con cuatro lanchas de desembarco, grúas de 16 toneladas de capacidad y seis balsas salvavidas nuevas. El buque tiene un departamento de sanidad con quirófano, sala de terapia intensiva, terapia intermedia, sala de internación y laboratorios de odontología y bioquímica.

En el dique seco de Puerto Belgrano, además de realizar el trabajo de carenado completo de la nave, se harán mediciones habituales de control en los ejes del timón y de las hélices y la renovación de los ánodos adheridos en diferentes lugares del casco sumergido. Terminados estos trabajos, entre los meses de agosto y septiembre el buque navegara hacia la Antártida –zona del Mar de Weddell o Islas Orcadas-, donde será expuesto a espesores y concentraciones de hielo gradualmente crecientes, empleando niveles incrementales de potencia de la planta propulsora.

Al mismo tiempo se verificará el comportamiento ante temperaturas muy bajas, de unos veinticinco grados bajo cero, como así también el funcionamiento de mecanismos accesorios que contribuyen a facilitar la navegación en hielo, como el sistema de burbujeo, radar de hielo y otros. Debemos tener en cuenta que la dotación ha cumplimentado con todo el plan de instrucción y adiestramiento en todos los roles estipulados dentro de las funcionalidades del navío.

Se ha incluido en la dotación personal con experiencia antártica, como referencia, el actual comandante ha realizado once campañas antárticas, igualmente se embarcaran expertos para cubrir funciones  de asesoramiento náutico antártico. Tenemos que recordar que la Armada dicta un curso de navegación antártica desde hace más de dos décadas y que todos los oficiales han cumplido esta capacitación.

La campaña antártica de verano 2018

Debe indicarse que se han planificado las operaciones logísticas alternativas en el supuesto de que el Irizar no pueda participar de la campaña antártica de verano 2018, contemplando las hipótesis diferentes estados de capacidades de operación del mismo. En estas planificaciones se incluyen alternativas de medios navales y aéreos con la capacidad suficiente de cumplir las tareas de abastecer logísticamente a las bases antárticas.

Asimismo, se tiene definido priorizar la concreción de un alquiler con opción a compra de un Buque Polar Logístico usado, que pueda realizar tareas y que en un futuro pueda operar de back up del Buque Polar Logístico que se pretende construir con la ingeniería conceptual que se dispone.

El presupuesto previsto para esta compra es de cuarenta millones de dólares como máximo. La Secretaria Logística es la encargada de este programa, realizándose los contactos pertinentes con diferentes oferentes internacionales para obtener un navío adecuado. El Comando de Aviación Naval ya está preparando un par de helicópteros Sea King, para las tareas en la Antártida renovando sus capacidades y poniéndolos a punto para la tarea. (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Argentina)

Fotografías:
·El iRIZAR a dique seco en Puerto Blegrano
·Viene un extenso periodo de pruebas
·El presidente Macri apoyo la continuacion de los trabajos de modernizacion
·Una imagen que se espera volver a ver en los campos de hielo

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.