Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Polémica en Argentina por la basura antártica

El ex Ministro de Defensa de la administración kirchenerista, Agustín Rossi, quien fuera funcionario máximo del MINDEF y que obtuvo el extraño palmares de lograr que el país consiguiera su peor nivel de alistamiento y capacidad en el último siglo y que se hiciera famoso por haber colocado a su joven hija –con mínimos estudios comprobados- en una altísima posición de poder y con grandes sueldos, contraataca virulentamente contra la actual dirección que lo ha denunciado penalmente por estafas en la adquisición de suministros para la campaña antártica, paradojas de la política.

Rossi afirma que el gobierno de Mauricio Macri se expone a “recibir sanciones internacionales dado que la campaña antártica no garantiza el retiro de los residuos producidos en las bases”. Rossi  replicó con una denuncia las críticas del secretario de Logística del MINDEF, Walter Ceballos, quien lo había intimado a rendir cuentas por sobreprecios  millonarios en la última campaña antártica.

Según el otrora mandamás de la cartera de Defensa, “el MINDEF no garantizo los medios necesarios para retirar la totalidad de los residuos e intenta tapar con falsas denuncias las ineficiencias propias”, contraatacó Rossi en medios de comunicación afines a la anterior administración. Mencionó que el Anexo III del Protocolo de Madrid, indica que “es responsabilidad de los países devolver los residuos generados en la Antártida al país  desde donde se organizaron las actividades que los generaron”.

Rossi aduce que cada tres años debe realizarse una campaña antártica larga, de aproximadamente 75 días, para “garantizar no solamente la provisión de todas las bases, sino también la plena recolección de todos los residuos generados en ese tiempo”. La última operación de ese alcance se realizó en la temporada 2013/14, por lo que corresponde realizarla ahora. Hasta ahora se han acumulado solamente, en la inhóspita Base Belgrano II, más de 350 toneladas de basura y en algún momento deberán retirarse.  Lo cierto es que mientras Argentina debe traer esos residuos desde miles de kilómetros de distancia hasta el continente, o ser pasibles de fuertes sanciones, las grandes potencias,  en más de una ocasión,  lanzan los residuos simplemente al mar o a islotes aislado de las miradas de curiosos.  (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Argentina)

Fotografías:
·El fracaso de la licitacion por la CAV obligo a utilizar medios propios muy disminuidos y a un esfuerzo titanico de la ARA.
·Rossi acusa al MINDEF actual por las carencias.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.