Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Nuevos pilotos de combate para la Fuerza Aérea Argentina

Asistimos a la ceremonia de titulación de los nuevos oficiales que egresan con la especialidad de Cazadores en la IV Brigada Aérea, sita en la cordillerana provincia de Mendoza, cuna de los pilotos de combate de la FAA y donde se desarrolla el CEPAC (Curso de Estandarización y Procedimientos para Aviadores de Combate). Con la asistencia del titular de la institución, el Brigadier Mayor VGM Enrique Amrein y de altos  oficiales de la Fuerza Amadas, se entregaron los diplomas correspondientes a estos jóvenes oficiales.

Asimismo se otorgaron, entregados por oficiales instructores, retirados y agregados extranjeros, las distinciones al primer puesto en orden de mérito, al mejor promedio en Táctica Aire-Aire, Intercepción, Tiro Aire-Tierra y Aire-Aire. No faltaron las fuertes y emotivas palabras del Jefe de Grupo 4 de Caza, Comodoro Néstor Guajardo,  dirigidas a los futuros aviadores de caza, cuyos nombres fueron agregados a las placas que en el hall del Grupo Aéreo se encuentran desde 1968 con todos los nombres de los aviadores de combate egresados de esta unidad.

Debemos mencionar que solo los mejores promedios de la Escuela de Aviación Militar  pueden acceder a este curso y que deberán superar exigencias fuertísimas para obtener el tan ansiado palmares. Aquí reciben los conocimientos teóricos y prácticos que los habilitarán para poder ser asignados a un escuadrón de combate. Sería ocioso describir su adiestramiento, no muy distinto al de otras instituciones castrenses existentes en el resto del mundo y aun en el mismo continente latinoamericano.

La diferencia radica en la búsqueda constante de la exigencia personal, de la agresividad que caracteriza a un piloto de caza y de la superación permanente de su propia capacidad, todo ello enmarcado por instructores altamente profesionales, buena parte de ellos también capacitados en unidades de combate en el extranjero, en España, Italia o EEUU, donde habitualmente la institución envía oficiales para misiones de intercambio. La utilización de aviones IA-63 Pampa, con nueva aviónica suministrada por la industria israelí, y de las excelentes condiciones para el vuelo que tiene esta aeronave, permiten soportar las exigencias de este curso. Los aviones están siendo remotorizados con un nuevo propulsor de más potencia y performance, que ayuda a obtener mejores envolventes de vuelo y conocer todas las capacidades y posibilidades de los aviadores.

Asimismo, conservan la simpleza de su mantenimiento y de las originales posibilidades y características operativas de la versión primitiva.

En un difícil momento, que viene de muchos años atrás y que parece no concluir, la Fuerza Aérea Argentina hace lo que puede con los escasos medios materiales de que dispone, gracias al altísimo grado de compromiso de sus integrantes. (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Buenos Aires)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.