Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El nuevo ministro de Defensa de Argentina supervisa los trabajos de modernización del rompehielos “Almirante Irízar”

Fue una de las primeras visitas del nuevo funcionario, que comienza a recorrer las unidades para conocer in situ la situación caótica que dejó el gobierno kirchnerista. El ministro de Defensa argentino, Julio Martínez, supervisó los avances en las tareas de recuperación y modernización del rompehielos “Almirante Irízar” que se están desarrollando en el Astillero Tandanor. “Nos hemos comprometido a continuar trabajando con mucha dedicación y esfuerzo para que el “Irízar” pueda ver la luz y hacer las pruebas correspondientes en el mar y en el hielo”, aseguró. Durante su visita, Martínez  señalo que “este es el trabajo más importante que está haciendo el Astillero; hemos conversado tanto con el personal de Tandanor, sus técnicos, como con la Armada para fijarnos pautas de trabajo a fin de concretar el proyecto”.

Asimismo, el titular de la cartera se refirió también a la importancia de la capacidad científica del buque, que con esta modernización triplicó el área de laboratorios para investigación. El titular de Defensa prefirió no precisar una fecha de finalización de la puesta en servicio, pero aseguró la continuidad de los trabajos para la recuperación y modernización del rompehielos.

La reconstrucción y modernización del “Almirante Irízar” comenzó en el año 2010 en las instalaciones del Complejo Industrial Naval Argentino (CINAR, integrado por los astilleros Tandanor y Almirante Storni), tras el incendio que sufrió en abril de 2007, provocando la destrucción de más del ochenta  por ciento de la embarcación. Ante este incidente, el rompehielos, de 120 metros de eslora por 25 metros de manga, debió rehacerse por completo. Los trabajos de modernización incluyeron la ampliación de su capacidad científica y la incorporación de 600 equipos nuevos, más de 1.500 componentes de fabricación nacional y motores de última generación. Aunque se produjo un enorme retraso en la reconstrucción del buque, se espera que en el 2016 comiencen las pruebas de mar para su ingreso a la campaña antártica. (Luis Piñeiro, corresponsal en Argentina)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.