Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Nueva Ley de Fronteras en Argentina

El ejecutivo argentino enviará al Congreso de la Nación una nueva Ley de Fronteras en sustitución de la actual, vigente desde hace casi setenta años y que ha sido superada por la realidad. La Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich,  ha indicado que se trata de consensuar una normativa eficaz y moderna para combatir al narcotráfico y la complejidad del delito transnacional. “Vamos a devolverle al Estado la capacidad de coordinar políticas  públicas en la Zona de Seguridad de Fronteras de acuerdo a lo que establece la Ley de Seguridad Interior, respaldando el accionar de la Gendarmería y la Prefectura (…) No implica la intervención de las Fuerzas Armadas en las tareas de Seguridad Interior y en el patrullaje de la frontera, significa otorgarle a Gendarmería Nacional y a Prefectura Naval el respaldo no solo del Ministerio de Seguridad, sino de toda la administración pública para la ejecución de las tareas administrativas y respaldar su accionar en el terreno”, destacó Bullrich.

La Comisión Nacional de Zonas de Seguridad es el organismo nacional encargado de una franja que, a lo largo de la frontera terrestre y marítima, tiene una extensión máxima de 150 Km. en el límite terrestre y 50 Km. en el marítimo. En 1996 se la transfirió de la órbita castrense a la civil, pero al configurarse el Ministerio de Seguridad, en la primera década del siglo XXI, no fue  incluida entre sus competencias, dejando de existir en la práctica. Ahora se está subsanando esta situación enmarcando de forma permanente a la Zona de Seguridad de Fronteras en el sistema de seguridad interior.

La nueva integración aglutina al  Subsecretario de Lucha contra el Narcotráfico, a las Políticas de Seguridad, al desarrollo de fronteras, además de a la propia Cancillería,  ya que es necesario cooperar y coordinar con países limítrofes, afectando también al planeamiento estratégico y la política militar del ministerio de Defensa, ya que el control del espacio aéreo y la operación de los sistemas radáricos son responsabilidad del MINDEF.

Este decreto potencia el trabajo de las Fuerzas de Seguridad, que tienen competencia en la Zona de Seguridad de Fronteras. No sólo  se logrará actualizar la legislación en materia de fronteras y redefinir la extensión de las zonas críticas, lo que no se hace desde hace más de dos décadas, sino que se establecerán criterios que prioricen la lucha contra el delito trasnacional.

La normativa ahora vigente  responde a concepciones propias de la Segunda Guerra Mundial y su inmediata posguerra, habiendo quedado totalmente desactualizada. La trata de personas, el narcotráfico, el contrabando y demás delitos transnacionales que hoy se dan, eran entonces de otra categoría o no existían.  La creación de mapas del delito debidamente actualizados, la obtención de información correcta y en tiempo real y la permanente comunicación con las provincias y los municipios fronterizos permitirán mayor eficacia en la represión de actos ilícitos, a la vez que se intentará contrarrestar la embestida del narcotráfico. (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Argentina)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.