Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Las 25.000 horas de los A4AR de la Fuerza Aérea Argentina

El sistema de armas A4AR Fightinghawk I ya cumplió este importante número de horas voladas en todo el territorio nacional. Llegados al país como reemplazo de los veteranos Douglas A-4B y C, parte de estos nuevos aparatos fueron montados en los EEUU y otra parte en instalaciones de la actual FADEA, en la provincia de Córdoba.

Las prestaciones como máquina multirol son importantes e incorporaron interesantes avances tecnológicos, como la adopción de un radar multimodal APG-66,  con buena definición  y capacidades aire-aire, aire-tierra y aire mar. Además, su equipamiento electrónico permite el lanzamiento de armamento sofisticado, apoyado por un sistema de navegación y ataque que permite obtener excelente precisión en el lanzamiento de armas.

El sistema de navegación está compuesto por dos centrales láser, con GPS, lo que permite navegaciones de altísima precisión hacia el objetivo, con todo tipo de armamento, en cualquier condición  climatológica tanto de día o noche con gran exactitud,  aun en un ambiente electrónicamente complejo. También tiene un sistema de autoprotección de guerra electrónica de último diseño, que permite incursionar en un teatro de operaciones hostil en materia electrónica. Su computadora de misión, totalmente programable y expandible en tierra, proporciona al piloto la información necesaria para operar eficientemente.

Desde la incorporación de estos jet han participado en múltiples ejercicios, conjuntos y combinados, con las fuerzas aéreas de los países de la región, como así también con Francia y EEUU. Asimismo, operaron en todas  las cumbres presidenciales realizadas en la Argentina, brindando la cobertura armada de defensa aérea.

Actualmente los A4AR operan habitualmente en los operativos de custodia de los sectores fronterizos del país, estando en servicios de alerta ante las incursiones de aviones narcos que penetran las fronteras nacionales trayendo su carga de drogas. Un centenar de aviadores se entrenaron y operaron en este sistema y pese a las críticas situaciones presupuestarias, que ocasionaron descensos en la tasa de disponibilidad de los aviones en más de una ocasión. Hoy día, ante la difícil situación que vive la Fuerza Aérea Argentina, este sistema representa el único medio de combate de la institución. (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Argentina)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.