Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Moscú asegura que Argentina quiere comprar más de 15 cazas MiG-29

"Argentina envió una oferta comercial para adquirir en Rusia más de 15 cazas MiG-29, estamos preparando una respuesta". Son las declaraciones al medio ruso Sputnik, hace escasos días, del  subdirector del Servicio Federal ruso de Cooperación Técnico-Militar (FSVTS, por sus siglas en ruso), Anatoli Punchuk en el transcurso de una presentación del nuevo modelo MiG-35. Punchuk no especificó de qué modelo de MiG-29 se trataría. El pasado mes de septiembre,  en su visita a Moscú, el ministro de Defensa argentino, Julio Martínez, habría recibido información sobre las opciones del  MiG-29 para el país, un encuentro en el que se habló de transferencia de tecnologías, de un rompehielos, lanchas, cazas y aviones de instrucción, pero, fundamentalmente del contrato de provisión de helicópteros  MIL Mi-17, modelo del cual se proveyeron un par de máquinas y resta negociar la llegada de otras tres aeronaves que figuraban como opciones.

Desde Argentina no ha habido ninguna manifestación oficial respecto de los MIG-29.  Con unos pocos A4AR operativos, la necesidad de la  Fuerza Aérea  es más que evidente, pero solo ha habido hasta ahora rumores y presiones de diferentes lobbies, que incluso provocaron la publicación de una carta del Secretario de Defensa,  que intento aclarar las dudas al respecto del interés del país en renovar su flota de aviones de combate. A la permanente oferta israelí de los jets Kfir, que hasta estuvieron cerca de la firma de un contrato con la administración anterior, o los galos Mirage F-1 ex Ejercito del Aire francés (ya descartados), se añadía el coreano KIA FA-50 Golden Eagle, un sofisticado entrenador avanzado devenido en jet de ataque liviano, y el italiano M346 MASTER, que de la mano de la industria italiana se incorporó a la liza. El MINDEF –Ministerio de Defensa-  solicitó información técnico-operativa-financiera a los fabricantes de estas dos últimas maquinas y, de ser cierto lo informado desde Moscú, habría hecho lo propio con los MIG-29.

Martínez aseguró en su momento que el gobierno solucionará este asunto durante su periodo y que no se perderá  la aptitud de intercepción y combate aéreo. Asimismo, la visión del gobierno es enviar a la FAA a la sensible frontera norte, vulnerable zona que significa más de cuatro mil kilómetros lineales de límite caliente (sin contar Chile). Estamos hablando de fronteras con Bolivia, Paraguay, Uruguay y Brasil, con los cuales existe una creciente problemática de contrabando, tráfico de personas y de estupefacientes. Macri quiere a la FAA patrullando las fronteras contra el narcotráfico y para eso no se requiere de cazas de quinta generación, se necesitan (según el gobierno)  maniobrables aeronaves menores y económicas para patrullar e interceptar aviones intrusos,  helicópteros y aviones de transporte, que movilicen a los efectivos de seguridad que se dirigen a la zona caliente y sistemas de observación, detección, escucha y vigilancia sofisticados.

La decisión de la compra de un jet antiguo, pero que serviría para dar vida a algún escuadrón de la FAA y no perder la aptitud de combate supersónico y podría llegar en un tiempo aceptable para cubrir el bache, se contrapone con otra filosofía que prefiere la adquisición de un jet de medianas prestaciones como el itálico M-346 o el FA-50 coreano, aviones que estarían más tiempo en servicio y que poseen modernas tecnologías electrónicas y de propulsión. Ante el inminente certificado de defunción para el sistema A-4AR, ante la dificultad creciente para la obtención de partes y repuestos, la renovación de medios de combate aéreo cuenta con una partida solicitada de casi 350 millones de dólares, cifra menor a lo  requerido para completar un escuadrón de combate real, pero que lograría tener un núcleo de máquinas que permitan no perder el adiestramiento operacional de los pilotos de caza, mantenerlos al día con las nuevas doctrinas operacionales, a la espera de mejores tiempos. La puja está abierta.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.