Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Argentina rumbo a la Patrulla Antártica Naval Combinada

Una nueva edición de la denominada Patrulla Antártica Naval Combinada (PANC) entre las fuerzas navales de Chile y Argentina ha dado comienzo cuando el remolcador de flota ATF “Lautaro”, al mando del Capitán de Corbeta Rafael Letelier Widow (CHILE), zarpó para cruzar el paralelo 60 Sur, donde asumió como Buque de Servicio Antártico (BSA).

Ahora, el Aviso ARA “Islas Malvinas”, como Buque de Apoyo Antártico (BAA), zarpa  para relevar al “Lautaro” y así dar comienzo a la segunda etapa.

La edición anterior de la PANC fue el comienzo de las actividades para los navíos de origen ruso Neftegaz, además de la despedida del Aviso ARA “Castillo”, que realizó su última singladura en aguas australes. Este buque tuvo un rendimiento excelente gracias a su sencillez, rusticidad, capacidad de carga y condiciones marineras. Recordemos que en base a lo establecido por el Convenio Internacional de Búsqueda y Salvamento marítimo del año 1979, donde se asientan los orígenes de la Patrulla Antártica Naval Combinada,  en 1998 los gobiernos de Chile y Argentina acordaron realizar actividades combinadas. Se estableció la participación de maneta integrada y alternada en el área antártica, con el propósito de salvaguardar la vida humana en el mar y el medioambiente.

La coordinación y realización queda a cargo de los Comandos del Área Naval Austral, de Argentina y con asiento en la ciudad de Ushuaia y Tercera Zona Naval de Chile, con sede en Punta Arenas.  Se da apoyo así a la comunidad científica mediante traslados de personal y equipamiento, tareas de reaprovisionamiento, en colaboración de apertura y cierre de bases de verano en apoyo a la campaña antártica,  asistencia sanitaria y ayudas a la navegación, entre otras muchas tareas.

Durante las etapas 2 y 4, que se extienden del 19 de diciembre al 22 de enero y desde el 27 de febrero al 31 de marzo, la ausencia del Aviso ARA “Islas Malvinas” será cubierta por el Aviso ARA “Teniente Olivieri”, que fue comisionado desde al Área Naval Austral, para  continuar con las tareas logísticas y de seguridad por esta zona naval para su sector de jurisdicción. Este año la campaña antártica será sumamente complicada, ya que al no disponer de buques rentados para el transporte de cargas todo el esfuerzo logístico recaerá en los medios de la Armada Argentina.

Al mismo tiempo, en la Base Naval de Puerto Belgrano, el ARA “Puerto Argentino”, otro navío de la Clase Neftegaz,  comenzó la extensa navegación que lo llevará a las gélidas aguas antárticas. Primero cargará toneladas de mercancía para dirigirse a la Base ORCADAS, donde dejará un grupo de reparaciones, para luego dirigirse  a las Bases Carlini, Esperanza, Petrel y Decepción para dejar su preciada carga de abastecimientos. Más de cinco mil toneladas deberán ser transportados por los escasos medios de la fuerza naval, exigiendo al máximo a los hombres de la Institución, por tanto la Fuerza ya está preparando para dicho desafío. (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Argentina)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.