Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Actos militares para conmemorar el día de Independencia de la República Argentina

El gobierno nacional realizo diferentes actos conmemorativos por la Independencia de la República Argentina, volviéndose  a producir un desfile castrense en la Ciudad de Buenos Aires. La Avenida del Libertador fue el sector elegido para hacer la austera parada militar, en la que no había ni artillería ni blindados, tampoco la Aeronáutica  pudo sobrevolar la ciudad, por la sencilla razón que ya no queda mucho por mostrar o que vuele.

Con la visita de once bandas militares extranjeras, entre ellas la del Ejército del Aire de España, provenientes de Getafe, y que arrancarían muchos aplausos luego, los Bersaglieri itálicos con su único  paso de desfile y simpatía, la banda militar del Perú, que sería  ovacionada varias veces en el festival posterior en el Campo Hípico Militar, así como bandas de Francia, de los EEUU, Marruecos, Bolivia, Uruguay y Chile, entre otros,  que harían, junto con siete bandas argentinas, las delicias de miles de personas en un posterior carrusel de música.

Solo cuatro mil efectivos lucieron sus galas para el encuentro, muchísimos menos que los que habitualmente marchaban por este mismo lugar, hasta la década de los noventa, cuando se realizó la última parada, más precisamente en 1990.Si desfilaron medios mecanizados en otros lugares del país, pero aquí en la capital,  se prefirió mostrar austeridad y no provocar a los sectores políticos antimilitaristas, que ven con mucha preocupación el acercamiento del Presidente Macri a las Fuerzas Amadas, supuestamente consideradas como el eje del mal,  para dichos grupos de la política. Lo importante es que se rompió un letargo de  muchos años, por vez primera se invitó oficialmente a los grupos de veteranos de la Guerra de Malvinas a participar desfilando ante el pueblo, porque en otras oportunidades lo habían realizado sin autorización, como ocurrió en un festividad años atrás, con la administración kirchnerista.

Ahora, desfilaron todos, los ex conscriptos y también los oficiales y suboficiales, que tenían prohibido hacer presencia en otros tiempos. Pilotos de la Fuerza Aérea y de la Aviación Naval, de la Aviación del EA,  Infantes de Marina junto a hombres del Ejército, pero también estuvieron un pequeño grupo de enfermeras de la FAA que participaron de la guerra, que al igual que muchos otros fueron ovacionados por el público presente.

Los que sobrevivieron a la contienda, luego debieron resistir otra peor, la del olvido y la injusticia. Parecería que esto comenzó a cambiar y llego la hora del respeto.

No interesó la relativa marcialidad de efectivos que hace años no desfilan ante su pueblo, el lento caminar de muchos hombres que  hace años  dieron todo lo que pudieron y hoy comienzan a transitar hacia el ocaso de sus vidas,  ni el interesante paso de grupos especiales de las fuerzas de seguridad y policiales con armamento moderno y de reciente provisión, lo vital fue el reconocimiento que faltaba a los veteranos malvineros de manera pública, no en pequeños actos en el interior de la nación. Aquí se hizo, por fin, dicho reconocimiento. Tarde para muchos, pero por lo menos los que van quedando pudieron recibir el emocionado homenaje de miles de ciudadanos, de niños y jóvenes, lo que garantiza que no serán olvidados. (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Buenos Aires)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.