Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El terrorismo individual en el año 2015: Recalibrando la amenaza

El análisis de la incidencia del terrorismo individual durante el año 2015 nos ofrece paradójicamente buenas y malas noticias. En el apartado de lecciones aprendidas y de buenas noticias se puede afirmar que el tratamiento mediático del fenómeno del terrorismo individual ha sido, durante el año 2015, más prudente, ponderado y riguroso. 

Paulatinamente la sociedad va aceptando algunos mantras como que “el riesgo cero no existe” o que “la seguridad absoluta es una utopía”. La aceptación del riesgo y de sus consecuencias es el primer signo de fortaleza para evitar una sociedad timorata o endeble frente a la amenaza.

Dicho esto, aún se percibe en determinados supuestos una cobertura desmesurada que genera conclusiones precipitadas, información no contrastada y largas tertulias ricas en superlativos que, a menudo, provocan efectos perversos. La demanda de información y el afán por aportar datos –no siempre contrastados– en tiempo real pueden favorecer el clima de vulnerabilidad, caos y ansiedad perseguido por los terroristas.

Las malas noticias son que la propaganda yihadista continúa explotando la táctica del terrorismo individual y explorando como amedrentar a Occidente. Muestra de ello es que el día 1 de enero de 2016 ya se contabilizó, a la espera de concretar la motivación, el primer episodio en el que un individuo atropelló deliberadamente –capacidad clásica del terrorismo individual– a varios militares que protegían una mezquita en Valence (Francia). Según la fiscalía “el agresor quería matar a los soldados o ser matado por ellos con la idea de presentarse como un mártir y se habría encontrado propaganda yihadista en su ordenador”.

Recalibrando la amenaza del terrorismo individual

La amenaza más grave para la seguridad occidental continúa siendo el terrorismo colectivo, especialmente con la irrupción de DAESH en la planificación, coordinación y ejecución de atentados en Occidente. Los atentados coordinados, la combinación de técnicas terroristas y la alerta derivada son variables que han incidido directamente en las políticas y decisiones de seguridad durante el año 2015.

Respecto el terrorismo individual en Occidente al concluir el año 2014 nos preguntábamos si era un fenómeno marginal o una tendencia al alza. La respuesta –basada en datos cuantitativos– nos indicaba que la tendencia del fenómeno durante el año 2014 fue al alza y se situaba al mismo nivel del año 2010, período de mayor influencia del clérigo Anwar al-Awlaki.

¿Y durante el año 2015? Desde los atentados de Mohamed Merah o Mehdi Nemouche no recordamos supuestos de Actores Solitarios que hayan acaparado los medios de comunicación. La percepción inicial es que durante el año 2015 no han existido episodios de terrorismo individual que hayan trascendido especialmente a la opinión pública. No recordamos con claridad ningún acto terrorista individual que haya provocado un debate consistente en términos de seguridad. No ha existido ningún atentado directo contra ninguna personalidad pública, no recordamos ninguna acción que haya causado un elevado número de víctimas. Aparentemente el fenómeno se está convirtiendo en marginal. Pero: ¿La percepción es real?

La percepción es un espejismo. Sorprendentemente los datos cuantitativos nos indican exactamente lo contrario. El año 2015 ha sido más proclive en acciones de terrorismo individual que los anteriores y las acciones realizadas por Actores Solitarios han sido más letales atendiendo al número de víctimas provocadas. Además, en la ecuación asociada al fenómeno están apareciendo nuevas variables –juventud, capacidades más letales e incremento de Actores Solitarios islamófobos– que no debemos subestimar y que, cuanto menos, nos exhortan a analizar las señales débiles que generan. 

¿Cuál es el motivo de la percepción falaz de disminución de casos de terrorismo individual? La explicación está muy ligada al tratamiento más ponderado del fenómeno del terrorismo individual. Los episodios sensacionalistas y de cierto histrionismo mediático no se han repetido con tanta frecuencia durante este año. La saturación mediática del concepto contaminado de Lobo Solitario se ha moderado, así como la sobreexposición informativa del fenómeno. La saturación mediática estimula la percepción de un aumento de casos que facilita la proliferación de falsos positivos y también incrementa la incertidumbre del fenómeno.

El tratamiento ponderado y menos sensacionalista es un signo de madurez porque los medios de comunicación tienen un papel fundamental en la comprensión y pedagogía de la amenaza. Si la información es rigurosa y el lenguaje preciso no se fomenta la incertidumbre y si no se fomenta la incertidumbre el miedo tiene muchas más dificultades para propagarse. En cierto modo la sociedad occidental es ligeramente más resiliente que antaño pero se sitúa aún lejos de la antifragilidad de Taleb.

 

Comunicados yihadistas sobre terrorismo individual durante el 2015

Durante el año 2015 prominentes líderes de DAESH y al-Qaeda han emitido comunicados  con referencias explícitas a la comisión de atentados individuales:

  • Enero de 2015: Abu Mohamed al Adnani, portavoz de DAESH, difundió un audio en el que instaba a “cualquier musulmán con capacidad de derramar una sola gota de sangre a los cruzados que lo haga, ya sea con un artefacto explosivo, una bala, un cuchillo, un coche, una piedra e incluso una bota o un puño...Visteis lo que un simple musulmán hizo en Canadá y su parlamento de holgazanes”. Esta referencia a Canadá no es accesoria porque en el imaginario yihadista la excesiva vulnerabilidad ante este tipo de operaciones es percibida por el yihadismo como una muestra de debilidad.
  • Febrero de 2015: El Frente Mediático para el apoyo al Estado islámico al-Khilafah Media Foundation difundió en varios idiomas un artículo titulado “Los lobos solitarios”: “Ellos (los lobos solitarios) toman como ejemplo a sus predecesores (...) se rebelan contra la humillación y salen a las calles de Madrid, Texas, Sidney con cuchillos que portan en sus manos blancas para rasgar los vientres y decapitar las cabezas (...) Sentiréis el aliento cuando seáis discretamente aniquilados en las calles de Londres, Madrid y Sidney”. El mismo documento hace referencia al éxito del mensaje de audio en árabe –pero traducido a varias lenguas como el inglés o francés–que difundió el 22 de septiembre de 2014 Abu Muhammad al-Adnani en el que realizaba un llamamiento a matar a ciudadanos que formasen parte de la coalición internacional. En dicho mensaje especificaba que “si no eres capaz de encontrar una bala o un IED entonces selecciona al impío americano, francés o a cualquiera de sus aliados. Golpéale la cabeza con una roca, asesínale con un cuchillo, pásale por encima con el coche, tírale desde un lugar muy alto, estrangúlale o envenénale (...) No preguntéis a nadie, no busquéis su veredicto” continuaba Adnani con la intención subyacente de inspirar ataques individuales del modo más clásico. Según el documento “Los lobos solitarios” tras el mensaje de al Adnani “hemos visto cosasincreíbles, empezando por Estados Unidos (...) matar a los oficiales de la policía y soldados en las calles de Nueva York, golpear a los guardias de la sede del parlamento en Ottawa (...) y especialmente en Francia!”.

 

  • Agosto de 2015: Abu al Miqdad al Kindi, miembro de al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA), alecciona en un vídeo a cometer atentados individuales en países occidentales enalteciendo el tiroteo de Chattanooga (Estados Unidos) que terminó con la vida de cinco militares. El vídeo vuelve a defender la “yihad solitaria” como arma estratégica que “ha golpeado con éxito”. Según la propaganda de al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) el terrorismo individual es una táctica efectiva porque crea un estado de terror, ansiedad, resentimiento y de denuncia contra los gobiernos y las políticas occidentales.
  • Septiembre de 2015: Ayman al Zawahiri, líder de al-Qaeda, emite un comunicado en el que llamaba a los musulmanes que viven en Estados Unidos y otras zonas de Occidente a perpetrar ataques en sus propios países: “Llamo a cualquier musulmán que pueda dañar a los países de la coalición cruzada a no dudar. Debemos trasladar la guerra al corazón de los hogares y ciudades de occidente”. Al Zawahiri en el comunicado citaba como modelos a seguir las acciones de terroristas individuales como Mohamed Merah que en marzo de 2012 asesinó a siete personas o Nidal Hassan que en el año 2009 acabó con la vida de trece personas en la base militar de Fort Hood (Texas).

 

  • Octubre de 2015: Combatientes vinculados a Jabhat al Nusra emiten por Twitter un comunicado en el que alientan a “lobos solitarios” a cometer atentados contra embajadas e iglesias ortodoxas rusas.

Casos de Terrorismo individual durante el año 2015: La tendencia continúa al alza

A continuación se enumeran los casos de terrorismo individual sucedidos durante el año 2015 en Occidente [i]. Quisiera agradecer al Doctor Lorenzo Vidino y a la Srta. Sarah Gilkes –Director e Investigadora respectivamente del Program on Extremism de la George Washington University– su amable colaboración a la hora de analizar los casos norteamericanos que se recogen en este análisis. En el compendio aparecen algún caso gris en el que la investigación es reciente y, a corto plazo, pueden aparecer nuevos datos relevantes que vinculen o refuten definitivamente la motivación yihadista. La distribución de casos durante el año 2015 ha sido la siguiente:

  • 7, 8 y 9 de enero de 2015: El 7 de enero de 2015 Amedy Coulibaly, francés de 32 años de origen maliense, comenzó su actividad terrorista disparando con una pistola Tokarev a un corredor en Fontenay-aux-Roses (Paris). Los casquillos encontrados en el lugar coincidieron posteriormente con las trazas y vínculos balísticos de una de las armas utilizadas por Coulibaly en la toma de rehenes del supermercado kosher dos días después. El 8 de enero de 2015 Coulibaly asesina a una agente municipal mientras intervenía en un accidente de tráfico en el sur de Paris. El 9 de enero secuestró a los clientes de un supermercado kosher durante varias horas. A pesar de actuar en solitario los investigadores han encontrado vínculos de Coulibaly con el yihadismo. En diciembre de 2013 fue condenado a cinco años de prisión por intentar ayudar a escapar a Smaïn Aït-Belkacem, antiguo miembro del Grupo Islámico Armado (GIA) que atentó contra la estación de tren del Museo de Orsay en 1995. También Djamel Beghal, francés de origen argelino que en el año 2001 planeó un atentado contra la embajada norteamericana en París, actuó de mentor de Coulibaly y Chérif Kouachi mientras estos cumplían sus condenas en prisión. Hayat Boumeddiene, esposa de Coulibaly, mantenía lazos sostenidos en el tiempo con la esposa de Chérif Kouachi. Respecto a la reivindicación de sus acciones en una conversación telefónica con el canal de televisión BFMTV durante el secuestro, Colulibaly aseguró haber actuado a las órdenes del Estado Islámico y haberse coordinado con Chérif Kouachi, quien a su vez, en declaraciones al mismo medio, dijo haber sido enviado por al-Qaeda en la Península Arábiga (AQPA). Posteriormente se difundió un vídeo de más de siete minutos de duración titulado “Soldat du Califat” en el que Amedy Coulibaly, alias Abou Bassir Abdallah al-Ifrisi, reivindicaba sus acciones en nombre del Estado Islámico. Respecto al armamento utilizado durante su periplo terrorista junto al cuerpo abatido de Coulibaly se encontraron un fusil VZ 58 Compact de la marca CZ –con una cadencia de tiro de 600 balas por minuto– y dos pistolas Tokarev TT33. No obstante se tiene constancia, según los investigadores, que adquirió dos fusilesvde asalto VZ 58 y cuatro pistolas semiautomáticas Tokarev TT33. Sus tres acciones causaron la muerte a cinco personas e hirió de gravedad a diez más.

  • 9 de enero de 2015: Fareed Mumuni, joven de 21 años, apuñaló a un niño de nueve años que se dirigía a la escuela en Staten Island (Nueva York). El menor logró huir aunque recibió varias puñaladas en el cuello, brazo y espalda. Mumuni, simpatizante del DAESH, pudo huir tras la agresión, pero fue detenido meses después junto a otros individuos que planificaban cometer atentados en Nueva York. Durante su detención Mumuni apuñaló a un agente del FBI.
  • 14 de enero de 2015: Christopher Lee Cornell alias Raheel Mahrus Ubaydan, joven norteamericano de 20 años, fue detenido por el FBI acusado de planificar un atentado contra el Capitolio de Washington (Estados Unidos). Cornell había adquirido dos fusiles de asalto M-15, 600 proyectiles de munición y también había buscado información sobre la fabricación de artefactos explosivos improvisados. Su objetivo era detonar diversos artefactos explosivos caseros en el complejo legislativo y sus alrededores para después, y tras el caos producido, disparar contra las personas que huyeran del edificio. Según los investigadores era simpatizante de DAESH.
  • Enero de 2015: Hashim Hanif Ibn Abdul-Rasheed, norteamericano de 41 años, atacó con un cuchillo a varios agentes de policía en el aeropuerto de Columbus (Estados Unidos) que repelieron la agresión abatiéndole con sus armas de fuego. Previamente el individuo había intentado comprar un billete de avión con una identificación falsa.
  • 3 de febrero de 2015: Moussa Coulibaly, maliense de 30 años, apuñaló a tres militares que custodiaban un centro judío y la emisora Radio Shalom en Niza (Francia). El atacante se acercó a los militares y, tras depositar delante de ellos una bolsa, extrajo un cuchillo e intentó agredirlos. Coulibaly viajó a Turquía el 28 de enero de 2015 pero los servicios de seguridad franceses alertaron a la policía turca y le vetaron la entrada en el país. La policía francesa le interrogó tras su regreso a Francia pero no encontró motivos para detenerle.
  • Febrero de 2015: Un adolescente británico de 16 años fue detenido en Mossley (Norte de Inglaterra) acusado de haber tratado de adquirir toxinas biológicas en la “deep web”. A pesar de la juventud del detenido el escenario del atentado biológico en el terrorismo individual no es nuevo [ii]. Afortunadamente la falta de capacidad técnica y la dificultad de sintetizar armas de esta tipología dificultan su ejecución. No obstante, es un cisne gris que no se debe menospreciar porque, cada vez con mayor insistencia, el yihadismo lo postula como táctica. En febrero de 2015 el Frente Mediático para el apoyo al Estado islámico al-Khilafah Media Foundation difundió el documento titulado “Los lobos solitarios” en el que hace referencia de nuevo a las armas no convencionales mediante el escenario de una bomba sucia[iii]: “Vais a sentir el miedo cuando el veneno del Cesio 131 se difunda en las calles de estaciones de trenes en Rusia, Boston, Dallas, Virginia y Amsterdam”. Pero ya en el 2010 la página 57 del segundo número de la revista Inspire recogía un artículo que exponía la importancia que al-Qaeda otorga al rol profesional del individuo como ventaja táctica en la comisión de actos terroristas:“Algunos hermanos con conocimientos en microbiología o química tienen una gran oportunidad y responsabilidad. Nosotros les animamos a desarrollar un arma de destrucción masiva. Un microbiólogo puede ser capaz de desarrollar Clostridium Botulinum y desarrollar la toxina más letal de todas: botulina. Un ataque efectivo de botulina puede causar cientos sino miles de víctimas. Hermanos con menos conocimientos en estos campos pero con conocimientos científicos básicos podrían desarrollar otros venenos como el ricino o el cianuro.
  • 11 de febrero de 2015: Mohammed Ammer Ali, británico de 31 años, intentó adquirir en la “deep web” quinientos miligramos de ricino –que es un potente tóxico– entre el 10 de enero y el 11 de febrero. Tras la tentativa fue detenido en Liverpool (Inglaterra) por la Unidad Antiterrorista de Manchester.

Los dos ejemplos anteriores confirman la necesidad de evitar que la seguridad vaya un paso por detrás, reto que exige un permanente e imaginativo ejercicio de planteamiento de escenarios futuros y de búsqueda de vulnerabilidades que pudieran ser explotadas por individuos motivados por el yihadismo o por cualquier otra manifestación ideológica de la violencia.

 

  • 14 y 15 de febrero de 2015: Omar El Hussein, joven de 22 años, atacó el café Osterbro de Copenhagen (Dinamarca) mientras se celebraba un acto en solidaridad con las víctimas de Charlie Hebdo. Entre los asistentes se encontraba el dibujante Lars Vilks amenazado por las caricaturas de Mahoma. Hussein también atacó la Gran Sinagoga de la ciudad en Kristalgade. La secuencia de ataques causó tres muertos y cinco heridos.
  • 2 de abril de 2015: Miguel Moran Diaz alias Azizi al Hariri, norteamericano de 46 años, pretendía atentar en Miami con un rifle Springfield XDM utilizando la táctica del francotirador. Su intención era marcar los casquillos empleados con las letras “ISIS” y prolongar el caos de sus acciones durante una o dos semanas. Según el escrito de acusación: “El arrestado declaró que después de matar personas, las autoridades encontrarían las letras ISIS grabadas en los casquillos y se darían cuenta de que había un francotirador en la ciudad”. Diaz administraba una página de Facebook en la que difundía propaganda de DAESH y se definía, según el escrito de acusación, como un “lobo solitario”. Cabe mencionar que los asesinatos perpetrados por un francotirador responden a un escenario probable en la evolución del terrorismo en Occidente [iv].


19 de abril de 2015: Sid Ahmed Ghlam, joven de 24 años con doble nacionalidad argelina y francesa, fue detenido en Francia por querer atentar contra iglesias. Ghlam, estudiante de informática, tenía la intención de desplazarse a Siria. En los registros realizados en su habitación y vehículo se encontraron cuatro fusiles Kalashnikov, pistolas, munición y chalecos antibalas. Fue investigado también por el asesinato de Aurélie Chatelain, una mujer de 32 años, que apareció muerta a tiros en un vehículo incendiado. La hipótesis de los investigadores, basada en los análisis balísticos, avala que Ghlam intentó robar el coche de la asesinada pero fracasó y se disparó en un pie por lo que llamó a los servicios de emergencias. La planificación de atentar contra iglesias, según los investigadores, podría ser un encargo de operativos del DAESH en Siria. De hecho, Ghlam habría tenido contacto con Abdelhamid Abaaoud responsable de la cadena de atentados del 13 de noviembre y abatido por las fuerzas de seguridad francesas el 17 de noviembre en Saint Denis.

9 de mayo de 2015: Un adolescente de 17 años fue detenido en Melbourne (Australia) acusado de planificar atentados terroristas. En el registro de su domicilio se encontraron diversos artefactos caseros susceptibles de ser utilizados en acciones terroristas.

19 de junio de 2015: Justin Nojan Sullivan, joven norteamericano de 19 años residente en Carolina del Norte (Estados Unidos), planificó un atentado mediante el uso de armas biológicas aunque nunca dispuso de capacidad real para ejecutarlo. Posteriormente adquirió un silenciador de un agente encubierto del FBI que pretendía utilizar en la comisión de atentados. Se definía como un “muyahidín” simpatizante del DAESH y pretendía desplazarse a Siria.

2 de junio de 2015: Usaama Rahim, norteamericano de 26 años, fue abatido por los disparos de un policía local y de un agente del FBI en Boston (Estados Unidos) cuando pretendía agredirlos con un machete militar. Previamente Rahim había adquirido en Amazon tres cuchillos de combate militar y un afilador. Según los investigadores pretendía decapitar a un agente de policía y también asesinar a una activista ultraconservadora. A pesar de planificar el asesinato de policías en Boston junto a dos individuos –David Wright y Nicholas Rovinsky– Rahim finalmente decidió actuar en solitario.

26 de junio de 2015: Yassine Salhi, francés de 35 años, decapitó a su jefe y provocó una explosión en una empresa gasística de la localidad de Saint-Quentin-Fallavier (Francia). La policía y el Gobierno calificaron el suceso como un atentado terrorista motivado por el primer aniversario de la creación del Califato.

Junio de 2015: Robert McCollum alias Amir Said Abdul Rahman Al-Ghazi, estadounidense de 38 años, fue detenido en Cleveland por intentar comprar un fusil AK-47 para cometer un atentado en Estados Unidos en nombre del DAESH. Utilizaba Facebook y Twitter para difundir mensajes de apoyo a DAESH.

4 de julio de 2015: Alexander Ciccolo alias Ali al Amriki, joven estadounidense de 23 años e hijo de un capitán de policía de Boston (Estados Unidos), fue detenido cuando planeaba un atentado para mostrar su apoyo a DAESH. Los investigadores consideraban que Ciccolo tenía la intención de construir bombas con ollas a presión similares a las utilizadas por los hermanos Tsarnaev en el atentado de la maratón de Boston en el año 2013. El joven tenía antecedentes de enfermedad mental y había expresado su voluntad de convertirse en mártir.

16 de julio de 2015: Muhammad Youssef Abdulazeez, estadounidense de 24 años de edad nacido en Kuwait, asesinó a cinco militares en dos centros militares de Chattanooga (Tennessee) antes de ser abatido por los disparos de la policía. Abdulazeez, armado con un fusil, disparó desde su coche contra un centro de reclutamiento de la Marina. Posteriormente condujo hasta otras dependencias de la Marina, situadas a unos 10 kilómetros, y volvió a abrir fuego. El resultado final de su acción fue cinco militares muertos. Poco antes de su acción publicó un blog en Internet en el que alababa a los primeros seguidores del profeta Mahoma que “lucharon en nombre de Alá”. Abdulazeez no era conocido por los servicios de inteligencia y, a día de hoy, la motivación de su acción aún no está clara.

27 de julio de 2015: Harlem SUAREZ alias “Almlak BENITEZ”, joven norteamericano de 23 años, intentó detonar por control remoto una bomba enterrada en la arena de una playa de Cayo Hueso (Florida). Según la fiscalía, Suarez actuó inspirado por DAESH y difundió un vídeo en mayo en el que proclamaba que: “Vamos a destruir Estados Unidos y dividirlo en dos. Vamos a elevar nuestra bandera negra sobre la Casa Blanca”.

Agosto de 2015: Un joven de 15 años fue arrestado en Filadelfia (Estados Unidos) acusado de planear un atentado contra el Papa Francisco durante su visita a la ciudad. Según los investigadores el menor habría sido inspirado por la propaganda del DAESH.

21 de agosto de 2015: Ayoub el Khazzani, marroquí de 26 años, tras comprar en efectivo un billete de primera clase subió en Bruselas (Bélgica) a un tren Thalys que realizaba el trayecto entre Amsterdam y Paris. El Khazzani accedió al tren armado con un fusil AKM, nueve cargadores, 270 cartuchos, una pistola Luger, un cúter y una botella de gasolina. Una vez en el interior del tren visionó en su teléfono móvil un nasheed antes de dirigirse al baño para cargar el fusil. Fue precisamente el ruido producido por el manejo del arma lo que alertó a dos soldados norteamericanos que se encontraban en el vagón. Tras salir del baño varios pasajeros forcejearon con el Khazzani que disparó en una ocasión.Finalmente pudo ser reducido y desarmado aunque hirió a dos pasajeros. El valor y la solidaridad de los pasajeros evitó, probablemente, un atentado de alta letalidad por las características del escenario y la capacidad –fusil AKM con una cadencia de tiro de 600 balas por minuto– del Actor Solitario. Tras su detención el Khazzani alegó que su intención era robar y que las armas las había encontrado de forma fortuita en un parque de Bruselas.El Khazzani había residido en España –concretamente en Madrid y Algeciras– durante siete años. En el año 2009 fue detenido por tráfico de drogas e ingresó en la cárcel. Su proceso de radicalización pudo haberse iniciado en la prisión, al igual que otros Actores Solitarios como Mehdi Nemouche o Mohamed Merah. En 2012 ya mantiene vínculos con el islamismo radical y en 2014 abandona España al caducar su permiso de residencia. Los servicios de inteligencia españoles alertaron a sus colegas europeos del perfil “potencialmente peligroso” de Ayoub el Khazzani. Pocos meses después se desplazó a Turquía a la espera que algún facilitador le ayudara a pasar a Siria. Una vez en Siria se unió a una facción de Jabhat al Nusra aunque poco después se enroló en DAESH. Durante su estancia en Siria consolidó su proceso de radicalización y adquirió experiencia en el manejo de armas. El hecho de intentar ejecutar un atentado en el tren que une Amsterdam y Paris parece sugerir que se trate de un retornado con directrices del DAESH para cometer atentados en Occidente al igual que Mehdi Nemouche, o más recientemente Abdelhamid Abaaoud. De hecho, es posible que Ayoub el Khazzani hubiese tenido algún tipo de contacto durante su estancia en Siria con este último.

  • 17 de septiembre de 2015: Rafik K., iraquí de 41 años, apuñaló en Berlín (Alemania) a una agente de policía que acudió a identificarlo tras recibir el aviso de unos transeúntes que informaron que un individuo armado con un cuchillo tenía una actitud amenazante. El agresor fue abatido por los disparos del compañero de la agente herida.
  • 2 de octubre de 2015: Farad Jabar Jalil Mohamad, un adolescente australiano de 15 años, armado con una pistola se acercó a una comisaría de Sidney (Australia) y disparó a un funcionario que murió en el acto. Posteriormente el joven fue abatido por los disparos de la policía. Las autoridades australianas consideran que la acción del joven es un atentado terrorista.
  • 12 de octubre de 2015: Un adolescente francés de 15 años disparó a una profesora con una pistola al grito de “Alá es grande”. El joven armado con un cuchillo, una granada de fogueo y una pistola de aire comprimido hirió levemente a la profesora antes de ser detenido por la policía. Según los investigadores la intención del menor era acuchillar a la profesora, robar un vehículo y empotrarse contra la gendarmería para morir como un mártir.
  • 26 de octubre de 2015: Un hombre armado y encapuchado embistió con su coche el acceso de la base militar belga de Flawine, cerca de la localidad de Namur (Bélgica). La acción del individuo no causó víctimas.
  • 29 de octubre de 2015: Se detiene en Francia a un individuo de 25 años llamado Hakim y simpatizante de DAESH que pretendía atentar contra la base naval de Tolón. La base de Tolón abriga la mayor parte del ejército naval francés. Según la investigación de las autoridades francesas la intención de Hakim era atacar usando armas blancas a soldados destinados en dicha base. Fue detenido tras recibir un paquete por correo en el que había, entre otras armas, un puñal de combate militar y un pasamontañas. Pretendía viajar a Siria pero las autoridades le retiraron el pasaporte.
  • 18 de noviembre de 2015: Enes Omeragic, bosnio musulmán, disparó con un fusil AK47 contra un local de apuestas en el barrio de Rajlovac (Bosnia) y en su huida asesinó a dos soldados mientras proclamaba “Alá es grande”. Posteriormente disparó contra un autobús hiriendo a cuatro personas más. Tras verse rodeado por la policía y negociar durante horas se suicidó detonando explosivos.
  • 5 de diciembre de 2015: Muhaydin Mire, joven británico de veintinueve años, atacó con un cuchillo a los usuarios del metro de la parada de Leytonstone (Londres). Mientras perpetraba el ataque proclamó que “esto es por Siria, mis hermanos musulmanes”.Fue reducido por la policía mediante pistolas eléctricas Taser. La investigación posterior demostró que poseía iconografía de DAESH en su móvil, así como imágenes de los ataques de Paris y San Bernardino. Sus familiares alertaron a la policía de la inestabilidad del individuo semanas antes del ataque.
  • 12 de diciembre de 2015: Durante el vuelo 1406 de la compañía alemana Lufthansa que realizaba el trayecto entre Frankfurt y Belgrado un pasajero llamado Laken, de nacionalidad jordana y pasaporte estadounidense, intentó abrir una puerta de la cabina del avión mientras exclamaba que: “Quería unirse a Alá”. El individuo fue reducido por el pasaje del vuelo.
  • 31 de diciembre de 2015: Emanuel L. Luchtman, joven norteamericano de 25 años converso al islam y con antecedentes médicos de problemas mentales, planeaba atacar en Rochester (norte de Nueva York) un bar durante la celebración de la Nochevieja. Según los investigadores su intención era “asesinar a civiles en nombre de DAESH” mediante el secuestro de los clientes del bar y el uso de armas blancas. Luchtman, detenido por el FBI, había grabado un vídeo con su teléfono móvil en el que juraba lealtad al líder del DAESH, Abu Bakr-al Baghdadi.

Abu Mohamed al Adnani: Una variable a tener en cuenta

La anterior gráfica muestra una tendencia al alza de las acciones individuales durante el año 2015 y supera las cifras del año 2010, período de máxima influencia del clérigo Anwar al-Awlaki y del año 2014 cuando se crea el Califato del DAESH.

La hipotética aparición de vídeos, mensajes o nuevas publicaciones del DAESH o de al-Qaeda que alienten el terrorismo individual puede tener incidencia en un incremento moderado de casos motivado por la inmediatez del mensaje, la aportación de nuevos métodos terroristas y la exportación internacional de escenarios de conflicto a Occidente. Este aumento de casos se ve reflejado especialmente en aquellos individuos indecisos, pero afines a la ideología yihadista, que requieren un refuerzo motivacional y doctrinal para pasar a la acción. Los líderes carismáticos son fundamentales en los procesos de radicalización. Su habilidad para difundir el mensaje entre los descontentos, los alienados, los indecisos o los propensos a aceptar una identidad colectiva es un factor crucial.

En enero de 2015 Abu Mohamed al Adnani, portavoz de DAESH, difundió un audio –que parece tener cierta incidencia en el aumento de casos– en el que instaba a cometer atentados individuales en Occidente. En septiembre, Ayman al Zawahiri emite un comunicado que también parece tener cierta incidencia, aunque más discreta, en el aumento de casos durante el mes octubre:

El verdadero nombre de Abu Mohamed al Adnani, nacido en Banash (Siria) en el año 1977, es Taha Sobhi Fahla. Su elocuencia y las referencias explícitas a la violencia que emanan de sus comunicados le han convertido en un líder con ascendencia –aunque sin el carisma de Anwar al Awlaki– capaz de incentivar la comisión de ataques en Occidente.  El análisis de casos demuestra que tras los comunicados de al Adnani la incidencia de acciones individuales se incrementa ligeramente. Por lo tanto, atendiendo al incremento de casos y a la legitimidad que le quiere otorgar la propaganda del DAESH, cualquier futuro comunicado de Abu Mohamed al Adnani ha de ser una variable a tener en cuenta a la hora de establecer mecanismos de prevención y evaluar la amenaza contra posibles acciones individuales.

De la relación de Actores Solitarios que han operado durante el 2015 se infiere que: el 66% de los individuos han actuado por su afinidad con el Estado Islámico, el 34% corresponde a acciones individuales aparentemente vinculadas con el yihadismo pero sin adscripción o inspiración de ningún grupo concreto.

 

Incidentes por países: ¿Por qué Estados Unidos tiene el mayor número de casos de terrorismo individual?

En Europa el país con mayor incidencia de casos es Francia con seis, seguido de Gran  Bretaña con tres casos. Estados Unidos ha contabilizado doce casos y ha incrementado en seis los episodios de terrorismo individual respecto al 2014. Australia también ha sido afectada por dos episodios de terrorismo individual.

 

¿Por qué Estados Unidos sigue teniendo el mayor número de casos de terrorismo individual? La existencia de factores tan relevantes como la popularidad del concepto de la “resistencia sin líderes”, el bagaje histórico del supremacismo blanco en favor del terrorismo individual, la facilidad de acceso a armas, el crecimiento del número de conversos entre la comunidad afroamericana e hispana pueden ser determinantes. Pero hay otro factor procesal que no se puede obviar: La adquisición de cierto material por parte de un solo individuo aumenta las sospechas e incrementa, por lo tanto, el riesgo de ser interceptado por los servicios de inteligencia. Estas situaciones de vulnerabilidad son generalmente aprovechadas por las agencias de inteligencia estadounidenses introduciendo informantes o agentes encubiertos en la cadena logística del terrorista en el proceso de planificación y ejecución del atentado.

En la mayoría de los casos se les facilitan recursos logísticos (explosivos falsos, armamento inutilizado, documentación o asesoramiento operativo) y tras corroborar su intención y voluntad inequívoca de cometer atentados que pudiesen ocasionar víctimas son interceptados por las fuerzas de seguridad. No obstante, este procedimiento de investigación del FBI tiene algunos detractores, en sectores de la opinión pública estadounidense, que lo consideran una especie de “terrorismo manufacturado”[[v]]. En Europa, el uso de este tipo de medidas de investigación es más restrictivo. Este factor incide de forma inequívoca en el mayor número de casos de Actores Solitarios en los Estados Unidos ya que son interceptados antes, afortunadamente, de que puedan perpetrar la acción terrorista.

 

Alerta ante el uso de capacidades más letales

El resultado del análisis de las capacidades empleadas muestran un cambio respecto al análisis de año 2014:

Distribución de casos por capacidad empleada 2015

 

Una variable nos debe alertar especialmente en la operativa de los Actores Solitarios. A pesar de la predilección, debido a su fácil acceso, por las capacidades blandas (armas blancas o vehículos de motor) durante el año 2015 se observa una mayor utilización de capacidades más letales como fusiles de asalto o pistolas. El uso, en diferentes acciones terroristas, de fusiles AK-47, AKM o VZ 58 Compact sugiere un mayor acceso de los Actores Solitarios al mercado de las armas de guerra. La amateurización inherente al terrorismo individual ha evolucionado, en algunos casos, hacia una mayor profesionalización de sus acciones en lo que respecta a la capacidad escogida. Las armas de cadencia de tiro elevada permiten una mayor capacidad de disparo y, en consecuencia, una mayor letalidad. Las acciones terroristas perpetradas por Actores Solitarios durante el 2015 han costado la vida a 18 personas respecto a las 14 víctimas mortales del 2014.

La presión de la Operación “Inherent Resolve” puede favorecer el flujo del retorno de combatientes a sus países de origen. El retorno de luchadores extranjeros enrolados en las filas de DAESH, Jabhat al Nusra, Harakat Sham al-Islam u otras organizaciones yihadistas es un factor de riesgo para la seguridad occidental, tanto por su bagaje en combate, sus hipotéticas directrices, su habilidad para operar en entornos urbanos, como por su posible red de contactos para acceder a armamento más letal. Parece más lógico para las fuerzas de seguridad controlar a los potenciales Yihadistas Individuales Tácticos que no a los Actores Solitarios. En primer lugar porque, a priori, son más letales por su experiencia operativa y en segundo término porque la detección del rastro y sus vinculaciones con terceros pueden facilitar la investigación y la interrupción de sus planes.

 

Lecciones por aprender, señales débiles y proyección de escenarios

  • La pedagogía de la amenaza es fundamental: Es urgente mejorar el conocimiento de los ciudadanos respecto a las amenazas que se ciernen sobre la seguridad. La difusión de informaciones tóxicas, rumores y falsas alarmas mediante las redes sociales o el whatsapp nos debilita porque el miedo y la confusión se propagan descontroladamente. Y, como sabemos, la incertidumbre genera miedo. La sociedad debe aprender a utilizar los canales adecuados para obtener información veraz y contrastada sobre la amenaza. La difusión de los números de emergencia o el seguimiento de los consejos de seguridad de la policía a través de las cadenas de información francesas durante los atentados del 13 de noviembre en Paris son un signo de madurez social ante la gestión de una crisis de esta envergadura.

  • Teorización versus bitzu’ist: La teorización del fenómeno terrorista en búsqueda de perfiles o patrones cuantificables debería ponderarse porque el pasado no siempre explica el futuro. Podríamos inferir que el terrorismo individual es la forma más liquida de terrorismo porque se basa en la volatilidad del factor humano y en la subjetividad de las decisiones individuales frente a la rigidez o previsibilidad de las organizaciones terroristas. El término israelí bitzu’ist (persona resolutiva más dada a hacer que a teorizar) puede definirse como la preferencia por la acción frente a la teorización. Dicha característica exige una orientación práctica, imaginativa, abierta y enfocada a la resolución de problemas concretos y un rechazo a las teorías abstractas y a los términos arcanos de difícil comprensión. Es una orientación práctica saber que en un porcentaje muy elevado el entorno más próximo –familia, amigos o compañeros de trabajo– de los Actores Solitarios conoce detalles relevantes de su proceso de radicalización o de su voluntad de cometer actos de violencia. Para detectar el rastro de un individuo que está realizando el tránsito entre el radicalismo y la acción se requieren, por tanto, una serie de medidas multidisciplinares basadas en la fusión de datos y el contraste de fuentes. Son orientaciones prácticas más genéricas: la contranarrativa, el lenguaje preciso de los términos, la desradicalización, evitar la saturación mediática de conceptos contaminados y la potenciación del papel de la víctima frente a la exaltación del verdugo para evitar los episodios réplica de los Actores Solitarios.
  • La inercia que insiste en un ratio elevado de trastornos mentales entre los terroristas individuales es un argumento, cuanto menos, discutible: Esta aproximación teórica contrasta especialmente con los datos obtenidos en el estudio de casos del año 2015. En tan solo 5 de los 29 casos analizados –un 17% del total– se ha podido verificar algún tipo de trastorno psicológico en los autores. No definimos correctamente el problema si insistimos en el argumento falaz del gran número de desequilibrados mentales entre los terroristas individuales. Dicho enfoque simplifica el fenómeno porque parece más sencillo y confortable para la sociedad pensar que un individuo está “trastornado” que admitir que pueda planificar con cierta minuciosidad racional un atentado terrorista[vi]. Mientras sigamos hablando de individuos “trastornados” y no de “táctica” el enfoque será desde una posición de debilidad.  Bien es cierto que los Actores Solitarios vinculados a la extrema derecha parecen tener cierta prevalencia en el padecimiento de trastornos mentales, pero en el caso del yihadismo la variable es mucho más residual. La explicación es lógica y está relacionada con dos factores que incentivan su voluntad: el fervor religioso y la potente propaganda yihadista que enaltece la figura de los Actores Solitarios.
  • La táctica retorna a la idea original: Durante el año 2015 ha existido un incremento de las acciones de Actores Solitarios vinculados a la extrema derecha –señal débil– que no debe pasar desapercibido. Uno de los objetivos subsidiarios del yihadismo es fomentar entre los musulmanes el sentimiento de agravio de Occidente hacia el Islam. Las acciones terroristas en Occidente generan, a menudo, un aumento de las expresiones de islamofobia. No es un efecto colateral menor sino que pretende polarizar a la comunidad musulmana occidental respecto al resto. Se debe prestar, por tanto, especial atención al auge en Occidente de acciones terroristas individuales contra intereses musulmanes como: comercios, mezquitas, asociaciones que acogen refugiados o personas.  No se debe olvidar que hasta hoy el episodio más letal vinculado al terrorismo individual fue el perpetrado en el año 2011 por el noruego Anders Behring Breivik, vinculado a la extrema derecha, que asesinó a 77 personas en los atentados de Oslo y Utoya. Breivik, autor del manifiesto “Declaración Europea de Independencia” difundido poco antes de los atentados de Oslo y Utoya realizaba la siguiente reflexión:

Una de las grandes fortalezas de nuestros enemigos, los marxistas culturales de Europa y sus regímenes multiculturalistas son sus vastos recursos y sus capacidades avanzadas de investigación forense. Hay miles de cámaras de vídeo en toda Europa y siempre corremos el riesgo de dejar atrás nuestro ADN, huellas dactilares, testigos u otras pruebas que pueden acarrear nuestra detención. Ellos son superiores en casi todos los aspectos. Pero todo monstruo de siete cabezas tiene un talón de Aquiles. El talón de Aquiles es su vulnerabilidad frente a las células individuales

Las acciones vinculadas a motivos racistas o a postulados próximos a la extrema derecha durante el año 2015 son las siguientes:

  • 13 de enero de 2015: Thomas G de 28 años de edad asesinó en la localidad de Beaucet (Francia) al ciudadano marroquí Mohammed el Makouli. Según los investigadores el agresor entró en el domicilio de la víctima armado con un cuchillo mientras gritaba “Yo soy tu Dios, soy tu islam”. El suceso no estuvo exento de cierta polémica al ser catalogado como un incidente aislado de una persona desequilibrada. Sin embargo, otras fuentes estipularon que se trataba de un ataque islamófobo.
  • 10 de febrero de 2015: Craig Stephen Hicks asesinó a tres jóvenes musulmanes en Chapel Hill (Carolina del Norte). Asociaciones musulmanas criticaron el papel de la prensa norteamericana y de los investigadores policiales por no tratar el suceso como un crimen de odio y catalogarlo como un asesinato motivado por una discusión de aparcamiento.
  • 18 de junio de 2015: Dylann Roof, joven norteamericano de veintiún años, irrumpió con armas de fuego en una iglesia metodista en Charleston (Carolina del Sur) frecuentada por afroamericanos causando nueve muertos. Roof entró en la Iglesia Episcopal Metodista Africana Emanuel, se unió a un grupo que estaba en una sesión de estudio de la Biblia y estuvo allí sentado durante una hora antes de empezar a disparar. ​Roof se levantó y dijo que estaba allí para “matar negros”.        

  • 22 de octubre de 2015: Anton Lundin Pettersson, joven de 21 años, asesinó con una espada a dos personas –un profesor de apoyo de 20 años y un alumno de 15 años de origen somalí– en un centro educativo cerca de Gothenburg (Suecia) en el que la mayor parte de los estudiantes proceden de familias de inmigrantes. Según la policía sueca, Pettersson –que murió a consecuencia de los disparos de los agentes– actuó por motivaciones racistas. En las redes sociales difundía material sobre Adolf Hitler y mostraba su hostilidad hacia el Islam y la inmigración.
  • 27 de noviembre de 2015: Robert Lewis Dear asesinó a tres personas en una clínica de planificación familiar en Colorado Springs (Estados Unidos).
  • 14 de noviembre de 2015: Yoshiyuki Shinonara, de 81 años de edad, fue detenido por empujar a una mujer musulmana ataviada con el velo islámico a las vías del metro en la estación londinense de Picadilly Circus. La víctima sufrió heridas leves y el agresor fue detenido por la policía por intento de asesinato.

 

Incremento de los falsos positivos en el terrorismo individual ¿Se puede contrarrestar?.- La página 52 de la “Guía para sobrevivir en Occidente” difundida por DAESH en 2015 nos da una pista para entender el porqué del incremento de los falsos positivos. Según dicha publicación el aumento de ataques de “lobos solitarios” –terminología que utiliza el documento– provocará una dificultad para las agencias de inteligencia porque no disponen de recursos para responder a la amenaza. De hecho, este argumento yihadista tampoco es nuevo. El terrorismo individual, según el ideario yihadista, pretende crear un estado de confusión y “persecución de sombras” en los servicios de inteligencia, así como una sobrecarga investigadora en los cuerpos y fuerzas de seguridad que promueva la proliferación de falsos positivos.

Durante el año 2015 el aumento de falsos positivos ha tenido una incidencia cada vez mayor en el desarrollo de las funciones de protección de la seguridad ciudadana que ejercen las fuerzas y cuerpos de seguridad. La casuística puede ser diversa:

1. Individuos desvinculados del yihadismo que presentan un cuadro de inestabilidad emocional o psicológica y que, bajo determinadas circunstancias vinculadas a la evolución de su patología o a simples criterios de oportunidad realizan acciones violentas que en apariencia podrían corresponderse con una acción yihadista. Por ejemplo: En enero de 2015 Omar Serrough, joven marroquí de 18 años, intentó sustraer a un agente de los Mossos d’Esquadra en Manresa (Barcelona) su arma reglamentaria mientras proclamaba que: “Alá es grande. Moriréis todos”. “Vengaré a mis hermanos de París”. El joven, que según los médicos forenses sufría un trastorno conductual, fue ingresado en un centro psiquiátrico.

2. Resulta cada vez más frecuente que las fuerzas y cuerpos de seguridad, en el ejercicio de sus funciones, identifiquen o detengan a individuos autores de delitos comunes que enmascaran sus acciones con falsas motivaciones yihadistas aunque se encuentren absolutamente desvinculados del movimiento yihadista global. Por ejemplo: El 23 de octubre de 2015 un hombre atacó a dos guardias civiles en Mijas (Málaga). Los hechos sucedieron cuando varios ciudadanos alertaron al 112 tras cruzarse con un hombre que blandía un cuchillo de grandes dimensiones y que amenazaba a los transeúntes. Algunas fuentes indicaron que el hombre parecía estar ebrio mientras que otros testigos manifestaron que el individuo habría gritado “esta tierra era de mis abuelos”. Aparentemente el suceso podría cumplir con los parámetros de una acción yihadista pero las circunstancias del mismo parecen vincularlo a un falso positivo.

3.  Acciones que por la capacidad o modus operandi empleados cumplen, en primera instancia, con los parámetros de un acto terrorista individual o colectivo pero que en realidad están relacionados con el crimen organizado. Por ejemplo: El 24 de noviembre se perpetró un atraco en la localidad francesa de Roubaix, cerca de la frontera con Bélgica, que derivó en un secuestro con toma de rehenes. Durante unas horas se valoró que el suceso estuviese relacionado con una acción terrorista teniendo en cuenta el estado de alerta que habían generado los sucesos acaecidos el 13 de noviembre de 2015 en París. Finalmente los investigadores descartaron que el secuestro tuviese motivación terrorista y se corroboró que se trataba de un atraco.

4.  Por último, el cuarto supuesto de falsos positivos está muy ligado a la difusión de rumores o informaciones tóxicas que, en determinadas circunstancias, pueden incentivarsimulaciones. Por ejemplo: El caso más surrealista vinculado a falsos positivos de este tipo se produjo el 14 de diciembre de 2015 en la escuela infantil de Jean-Perrín de Aubervilliers (periferia de París). Un maestro de dicha escuela denunció haber sufrido una agresión por parte de un individuo que le había proferido la siguiente amenaza: “Es por DAESH, es un aviso, no es más que el principio”. El maestro –que se autolesionó levemente en el cuello y en la frente– fingió haber sido agredido con un cúter. La falsa agresión, investigada en un principio como un acto de terrorismo, tuvo especial repercusión porque apenas un mes antes la revista en lengua francesa de DAESH Dar-al-Islam había amenazado directamente a los maestros franceses por tildarlos de “enemigos de Alá”.

Los fallos son inherentes a cualquier procedimiento humano, ya que resulta imposible dotarse de un sistema de seguridad absolutamente infalible.  Si se pretende contestar a la pregunta: ¿Quien puede ser un actor solitario? Además de requerir una gran inversión de tiempo y recursos, es muy probable que se incurra en el error de buscar “perfiles étnicos” o de centrarse en individuos que puedan simpatizar con creencias del islamismo radical pero que no tengan ni la intención ni la voluntad de participar en acciones terroristas. Responder a esta pregunta conducirá a un escenario inmenso, impredecible y que incrementará exponencialmente la posibilidad de “falsos positivos”. Es una presunción válida considerar que la detección de la actividad terrorista parece más factible cuando es grupal y se intuye más compleja en los supuestos de terrorismo individual. ¿Significa eso que no existe ninguna capacidad preventiva o reactiva frente a las manifestaciones del terrorismo individual? En absoluto, simplemente establece el punto de partida válido para detectar e interpretar su rastro [vii].  El camino de aproximación para la comprensión del fenómeno del terrorismo individual no se debe centrar, por tanto, en el “quién” sino en el “cómo”. La interpretación del rastro del actor solitario es un método que propone “unir los puntos” desde un enfoque proactivo y no reactivo.

  • Los Actores Solitarios son cada vez más jóvenes: Esta variable también está incidiendo en el terrorismo individual y tiene una relación directa con una sociedad occidental basada en la cultura de la imagen en la que sin talento alguno pueden convertirse en un referente gracias a las redes sociales. El impacto de lo visual, la fascinación por la violencia, las profecías apocalípticas, la estética del Black OPs, las teorías de la conspiración, el postureo o los selfies contrarrestan el nihilismo de muchos jóvenes llenando su vacío existencial y reafirmando su identidad.
  • Escenario de tendencia: El 27 de diciembre de 2015 el politólogo francés Jean-Pierre Filiu expuso en una entrevista sobre la amenaza yihadista en Occidente tras los atentados de Paris que: Los lobos están sueltos y están aquí en Europa. A pesar de emplear una terminología épica que ensalza la figura de los Actores Solitarios Filiu sugiere de forma implícita la amenaza a corto y medio plazo que suponen la simultaneidad de acciones terroristas mixtas perpetradas por redes de base integradas por pocos efectivos en combinación con acciones individuales. La propaganda yihadista continuará incentivando las capacidades blandas –atropellos o el uso de veneno o cuchillos– pero no se puede menospreciar la innovación en el terrorismo individual, ni el uso de acciones individuales coordinadas sobre una diversidad de objetivos blandos como: iglesias, zonas de ocio, centros comerciales o universidades. Operativamente la utilización de cinturones bomba y el martirio como táctica es un escenario planteado aunque los terroristas individuales tengan un elevado índice de fracaso en el manejo y fabricación de explosivos. Los atentados coordinados y la combinación de técnicas y tácticas terroristas implican que la policía se vea obligada a intervenir sin apenas tiempo a que unidades de intervención especial lleguen, por lo que parece razonable dotar de una mayor operatividad y capacidad de respuesta a determinadas unidades policiales.
  • Escenario negro: El yihadismo anhelará, a corto y medio plazo, cualquier tipo de acción individual que logre cuota mediática, pero especialmente aquellas que se prolonguen en el tiempo y que generen un gran impacto como: los secuestros o la secuencia de ataques perpetrados por un solo individuo en un período temporal breve.

Mario Toboso Buezo es Doctor en Paz y Seguridad Internacional por el Instituto Universitario General Gutiérrez Mellado, y Experto Universitario en Análisis en Violencia Política y Terrorismo por la Universidad de Granada. Advisory Board for the Countering Lone Actor Terrorism (CLAT) project. Autor del libro sobre terrorismo individual Lobos de Occidente.


[i] El siguiente compendio excluye de la muestra los atentados en Túnez de Mehdi Joumai que atentó contra una base militar causando ocho muertos y Seifeddine Rezgui  que asesinó a treinta y ocho personas en un hotel de Susa. Los dos casos son remarcables por la letalidad de sus acciones pero se excluyen de la muestra por ser acciones realizadas en Túnez.

[ii] Varios han sido los individuos que en solitario han intentado perpetrar acciones de esta envergadura. En otoño del año 2001, Bruce Ivins llevó adelante una ofensiva en solitario en la que envió varios sobres con anthrax a través del correo. El resultado de su acción acabó con la vida de cinco personas y dejó en estado crítico a diecisiete.

[iii] Este artefacto es una bomba explosiva común a la que se colocan materiales radiactivos para que con la explosión se propaguen por la atmósfera con propósitos contaminantes o simplemente para crear la sensación de que ese peligro puede estar presente.

[iv] En el año 2002 John Allen Muhammad, converso al Islam y militar del ejército norteamericano, junto a su hijo adoptivo Lee Boyd Malvo sembraron el terror en el área metropolitana de Washington D.C. cuando utilizando un rifle desde su vehículo asesinaron a diez personas en un período de veintitrés días.

[v] El adjetivo “manufacturado” se refiere a que en muchas de las operaciones practicadas por el FBI contra sospechosos de planificar actividades terroristas se ha facilitado, financiado, incentivado o proporcionado los medios necesarios para verificar la voluntad terrorista del individuo. Los sectores más críticos del método de la agencia federal norteamericana creen que dichas actividades empujan al individuo hacia la comisión de la acción terrorista influyendo en su voluntad y “manufacturando” la planificación de la acción terrorista.

[vi] Por ejemplo, la planificación de Anders Behring Breivik fue meticulosa y metódica. Según su manifiesto “Declaración Europea de Independencia”, comenzó a planificar su acción durante el año 2010. Durante la fase de planificación alquiló una granja en Aasta (Noruega) para la recolección de remolacha y la fabricación de azúcar. Durante este período escribió, mantuvo su actividad en las redes sociales (más de siete mil amigos en Facebook), estudió manuales para la fabricación de bombas en Internet, se entrenó físicamente, se instruyó en el tiro y compró las armas y productos químicos necesarios (seis toneladas de fertilizantes) para la fabricación de artefactos explosivos.

[vii] El rastro del terrorista individual está integrado por las pruebas, indicadores y/o señales débiles de sus hechos consumados durante su proceso de autoradicalización y el ciclo del ataque terrorista.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.