Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Unidades marítimas especializadas de Belice

(defensa.com) Un informe hecho público en  EEUU afirma que la Guardia Costera Nacional (BNCG) y la Unidad Anti-Droga (ADU) de Belice no pueden realizar sus tareas plenamente por la falta de fondos, equipo y personal.  EEUU está haciendo esfuerzos considerables por equipar y adiestrar a las fuerzas beliceñas, prestando particular cuidado a las fuerzas de elite marítimas.  En junio Washington entregaban un nuevo lote de equipos a Belice vía SOUTHCOM.  Esta vez se trataba de 4,5 millones de dólares en  forma de dos BW370 y sus respectivos remolques F-450, completándose la flotilla de botes BW370 a 6 interceptores marítimos. La entrega la realizaba el general Douglas Fraser, y el paquete incluía otros 9 ATV Polaris Ranger y un F-440 al BDF. Con ello se ha aumentado el pie de fuerza de la Guardia Costera a 150 efectivos.

Todo ello se enmarca en el aumento considerable de la asistencia estadounidense para reforzar las autoridades beliceñas en la lucha contra las drogas y el crimen organizado.  En febrero pasado, se anunció que se había creado una estructura en la Bahía (conocida como seahut), donde se instalarán dos bases que albergarán efectivos adicionales, y se han entregado 8 botes Seabee, descritos como unidades de reconocimiento propulsados por jets y de bajo perfil.  Aunque no se han presentado fotografías de dichos navíos en manos beliceñas,  sí se distribuyeron del SURC (Small Unit Riverine Craft) utilizado por la US Navy y el US Marine Corps en misiones fluviales.

Estas unidades, de Raytheon Naval & maritime Integrated Systems, cuentan con un casco de aluminio con collar neumático y protección balística.  Tienen una eslora de 12 metros (38 pies) y son propulsados por dos Yanmar 6LY2A-STP y dos waterjets Hamilton HJ292, proporcionando velocidades de hasta 39 nudos máximo.  Sus sistemas de navegación consisten en compas magnético, GPS PSN-11 y radar Raymarine SL72LCD.  Tienen capacidad para gran cantidad de armamento.  El asunto es que los Seabees son ingenieros especializados, y el SURC no es una maquina habitual de su uso.  Más bien utilizan botes muy similares a los Reconcraft.  No hay duda que este incremento en recursos marítimos será aprovechados al máximo por unidades especializadas que se desarrollan en paralelo.

La reciente graduación de 34 elementos, que formarán la nueva unidad SEAL de Belice, nos hace reflexionar sobre  otra unidad especial marítima de combate, la Unidad de Botes Especiales.  Los comandos navales (SEALs) se asocian en todas partes con fuerzas militares.  En este caso, los Seal de esa pequeña nación centroamericana, se asocian a la Guardia Costera.  La Unidad de Botes Especiales (SBU), por otra parte, están asociados a la Fuerza de Defensa, y por lo tanto se trata de comandos estrictamente militares.
Según un informe publicado en mayo, el SBU se estableció en el 2005 como parte del Ala Marítima de la Fuerza de Defensa de Belice.  Poco después, el Ala Marítima era absorbida en la nueva Guardia Costera, lo que hace suponer que lo mismo sucedió con esta unidad de elite.  Sin embargo, la SBU pasó a formar parte del Ala Aérea del BDF, conformándose con ello una unidad aeronaval, de la cual poco se había hecho hablado en el exterior hasta que Defensa.com publicara los pocos detalles que se conocían y se conocen fuera de Belice.

Su misión es específica a todas las aguas interiores y ríos, desde el río Honda hasta el Sarstoon, pues  las aguas litorales y costeras están bajo la jurisdicción de la Guardia Costera de Belice.  La unidad retiene una tarea particular en la asistencia a las autoridades en búsquedas y rescates de civiles en casos de desastres e inundaciones, particularmente en la región de Cayes.  

En el 2009, los EEUU entregarían dos interceptores NOR-TECH y sus respectivos camiones de remolque Ford F-450 y tráiler, con un valor combinado de 3,6 millones de dólares beliceños.  Todo esto como parte del programa Enduring Friendship auspiciado por el United States Southern Command.  Estos botes,construidos por la Naples Yacht y la Nor-Tech Performance Yachts de Fort Myers,  tienen 43 pies de eslora y pueden alcanzar velocidades de  53 o 54 nudos (60mph) gracias a sus motores, que proveen una fuerza combinada de 945Cv.  

Se notificó que otros dos interceptores BW370 habían sido entregados a la misma unidad, pero al parecer han sido transferidos a la Guardia Costera.  En su lugar han llegado los Reconcraft.  Efectivamente, la SBU opera el River Patrol 24, proporcionado por la firma estadounidense Reconcraft a través del SOUTHCOM.  Al menos dos naves han sido entregadas, de un total de 4 que se cree serán eventualmente operadas por la SBU de Belice.  Las naves tienen una eslora de 7,32m (24 pies), su radio de acción es de 250 millas náuticas (460km), y pueden operar en aguas de tan solo 30cm (12 pulgadas) de profundidad.  Su velocidad máxima es de 80kph (50 mph), y tienen una tripulación de 2, y espacio para 10.

En cuanto a la calidad de los efectivos que conforman el SBU, en el 2009, los EEUU invertirían 168.000 dólares en entrenamiento y adiestramiento en tácticas de Interceptación Marítima impartidos a los 20 operadores de la unidad en instalaciones de Lee County, Florida. Esto se suma a los constantes entrenamientos por parte de las USSF, y de contratistas de la Reconcraft.  En febrero, elementos del High Speed Vessel Swift 2 de la US Navy arribarían a Belice como parte de Southern Partnership Station 2013, auspiciado por la 4a Flota para entrenar a las fuerzas locales.  Entre ellos, efectivos del Riverine Squadron (RIVRON) 2 y del Construction Battalion Maintenance Unit (CBMU) 202 entrenarían a los elementos del Special Boat Unit de Belice en tareas especificas. (JMAH, corresponsal para Centro América).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.