Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Armas antitanque en el triangulo norte de Centro América

(defensa.com) En El Salvador fueron descubiertos recientemente unos 213 proyectiles de arma antitanque. Aunque no se especificó que tipo de munición fue la encontrada, las fotografías sugieren que se trata de granadas propias del fusil sin retroceso (FSR) M67 de 90mm. Las granadas fueron encontradas ocultas en un depósito subterráneo en la comunidad de El Congo, en el departamento de Santa Ana, a 51 kilómetros al oeste de San Salvador. Se investiga si habrían militares involucrados en el tráfico de ese armamento. El arsenal se encontraba en buen estado y se cree que estaba destinado a carteles mexicanos.

En Centro América, el Ejército salvadoreño es el único que hace uso de grandes cantidades del M67 de 90mm como principal medio de apoyo y antitanque de sus secciones de Infantería. Este arma utiliza munición M371A1 HEAT, que pesa 4,2 Kg con un alcance efectivo teórico contra blancos fortificados de hasta los 2000 metros; el proyectil de práctica M371 TP y la munición M590 APERS, que pesa 3,1 kg y que está cargado con unos 2.400 dardos de acero para darle un alcance de 200 metros.

El rifle sin retroceso M67 pesa 17kg descargado y ya está considerado obsoleto, habiendo sido remplazado por misiles guiados. Consiste de un tubo de acero, abierto en ambos extremos, muy parecido a la vieja Bazooka. El extremo posterior del cilindro está equipado con cerrojo y la tobera Venturi. El arma se carga desbloqueando el cerrojo y abierto en el lado derecho. Lleva una empuñadura con gatillo y una mira óptica básica telescópica de 3X M103, con ajustes de rango de entre 0 y 800 metros integrados en la mira. Su poder destructivo fue aprovechado por fuerzas salvadoreñas durante los combates de San Salvador en noviembre de 1989, particularmente donde otras armas no podían usarse contra puntos fuertes de la guerrilla. Su poder destructivo lo llevó también a que volviera a entrar servicio con la Cuarta Brigada de la División Aerotransportada 101 del US Army para ablandar puntos fuertes del Talibán en Afganistán. Es de fácil manejo y de fácil mantenimiento, pero ya su uso es precario y esta tan usado y viejo que en El Salvador ya se dieron dos explosiones accidentales.

El M67 se declaró obsoleto, entre otras cosas porque sus remplazos son sistemas misilísticos antitanques guiados por control, que los hacía más ligeros y más precisos. Un problema de esos misiles guiados es que, al ser más precisos, sus cargas explosivas son de menor peso, y consecuentemente menos efectivas contra blancos que no fueran blindados. Un cohete de estos sería suficiente para destruir un blindado, pero se necesitarían múltiples golpes para destruir un bunker.

Por su parte, Honduras adoptó unos 120 Carl Gustav, pero no fue precisamente el M2, sino la variante hecha en Israel. El M2, cuyo primer diseño data de 1946, cuenta con cañón sin retroceso multipropósito portátil de 84mm producido por entonces por la Bofors. Fue adoptado por Suecia en 1948 bajo la designación 8,4 cm Granatgevär m/48 (Fusil lanzagranadas modelo 1948 de 84 mm). El Carl Gustav usa un cañón estriado para estabilizar sus proyectiles y el mismo principio del M67, sin retroceso.

La versión M2 se produce desde 1964, y es en la que se basa aquella construida en Israel. En comparación con el M67, el M2 pesa 14,2 kg descargado, pero ha sido infinitamente versátil, al punto que continua siendo un arma fiable, robusta, precisa, y moderna. Con un largo de 1065 mm, el Carl Gustav es más corto que el M67, a 1346 mm. Al igual que el M67 lleva un reductor de retroceso Venturi en el extremo trasero del tubo. Su mira normal es una de 3 aumentos, pero se le han adaptado sistemas de puntería que permiten un disparo seguro hasta de los 1.000 metros; otros tipos aseguran ese disparo en todo tiempo, día y noche, y hasta en condiciones adversas.

La versión M3 fue introducida en 1991, usando un delgado cañón estriado de acero, reforzado por una funda exterior de fibra de carbono y otros adelantos que permitieron la reducción del peso del arma hasta los 8,5 kg. Tan efectivo es el arma, que los Ránger estadounidenses botaron sus M67 por los M3 en 1993, donde paso a conocerse como el M3 RAWS. La vida útil del cañón recomendada por Saab/Bofors es de los 500 tiros, pero en servicio de los Ránger se han dado hasta los 2.360, hasta que se presentan problemas de erosión. A partir de noviembre del 2011, el US Army empezó a distribuir el M3, bajo la designación de MAAWS, a sus unidades regulares en Afganistán, con miras y munición para enganchar el enemigo en desfiladeros hasta los 1.250-1.300 metros, y la Saab trabaja en un modelo aun más ligero y compacto, pero con un alcance de los 1.500 metros, que se espera entre en uso en el 2014.

Para compensar sus Carl Gustav, Honduras ha adquirido un numero de lanza cohetes RPG-7. Lo mismo ha sucedido en El Salvador, donde el Comando de Fuerzas Especiales ha intercambiado sus M67 por los versátiles RPG-7. Aparte de Nicaragua, donde su inventario de RPG-7 sumará quizás en exceso los 5.000 ejemplares, es en Guatemala donde en el 2010 se reportaba que el Ejército tenía un arsenal de  2.200 RPG-7. Esta arma, como su nombre  indica, es un lanzagranadas antitanque portátil.

Es muy versátil, y en su versión actual ha estado en servicio desde 1961, aunque su diseño se deriva del RPG-2 y a su vez de modelos de la SGM. Puede lanzar cohetes con la ayuda de una mira óptica estándar PGO-7 de magnificación 2,7x y una telescópica del tipo UP-7V. Al igual que los otros dos modelos mencionados aquí, el RPG-7 consiste de un tubo de acero lanzador recargable de 955 mm. La diferencia es que su diámetro es de 40mm, pues el grueso de la cabeza explosiva, que puede ser de hasta los 105mm, de su cohete se retiene fuera del tubo. La mitad del tubo se forra de madera, pero en modelos más recientes se han observado forrados de polímero, lo que garantiza durabilidad y ligereza. Su peso es de 7 kg descargado, y sus proyectiles pueden pesar entre los 2,5 y los 4,5 kg, teniendo un alcance efectivo de entre los 10 y los 500 metros, aunque el cohete puede volar hasta los 1100 metros, pero la espoleta lo limita a los 920 metros.
Los cohetes llevan aletas que proveen estabilización y giro lento para su puntería. Así como el Carl Gustav, el RPG-7 es un arma versátil, que ha sido utilizada desde el interior de edificios (teniendo el cuidado de tener un espacio de al menos 2 metros para el rebufo), y hasta de manera antiaérea, contra helicópteros. Dispara el proyectil PG-7VL HEAT, el PG-7VR (HEAT en tándem, TBG-7V termobárico, y OG-7V antipersonal.

Comparando las tres armas, el M67 (90mm) lanza una cabeza explosiva de hasta  3,06 kg HEAT para destruir un blindaje de 350mm a los 400 metros, usando una mira óptica de magnificación 3x; el M2 (84mm) tira una cabeza explosiva de 1,70 kg HEAT para penetrar una coraza de los 400mm a una distancia de los 450 metros con una mira de magnificación 2x; finalmente, el RPG-7 (85mm) lanza una de 2,25 kg HEAT para destruir una plancha de 320mm a los 500 metros usando una mira de magnificación 2,5x.

Cantidades del proyectiles y lanzadores antitanques han sido confiscados en México, Guatemala, y Honduras, en ellos los 10 RPG-7 capturados en Honduras en El Zamorano y 72 granadas en Olancho en el 2007. A principios del 2012 se conocía la desaparición de hasta 22 RPG-7 del Comando de Apoyo Logístico (CALFFAA), El Ocotal, Francisco Morazán, en el 2010. Se reporta también el extravió de granadas M433 de 40mm y 26 M72 LAW de esas mismas instalaciones. Hace alrededor de dos años, la preocupación de las autoridades salvadoreñas era que la pandilla MS-13 se había hecho de hasta 100 lanzacohetes M72 LAW. Este lanzacohetes es un arma portátil antitanque muy común en Centro América. Es utilizada por El Salvador, y Honduras, así como Panamá, Costa Rica y Guatemala, siendo útil contra blindados ligeros y contra puntos fuertes de corto alcance.

A diferencia de los otros mencionados, el M72 es un cohete de 66mm contenido dentro de un tubo doble de fibra de vidrio,  al extenderse el tubo externo activa el mecanismo de disparo y funciona como lanzador. El cohete se retiene en el tubo interno, que retiene el percutor. Al dispararse el cohete extiende aletas de estabilización y viaja a su blanco, mientras que el tubo lanzador se descarta. El cohete con su lanzador desechable tienen un peso de 2,5 kg y dan por una penetración de 250mm de blindaje a 200 metros. La ultima variación es aquella M72A7. (JMAH)

FOtografías:
·RPG-7
·M67 EN EL SALVADOR
·M67 DE 90mm
·RPG 7 CAPTURADOS EN HONDURAS (La Tribuna)
·CARL GUSTAV


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.