Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Tokio habría puesto en marcha ejercicios militares con EEUU y un proyecto de misiles para proteger frente a China las islas Senkaku. Mientras, Rusia y China salen de maniobras conjuntas

(defensa.com) Japón no está dispuesto a ceder ni un sólo milímetro de las Islas Senkaku ante las cada vez mayores pretensiones de China, que parece desear recuperar estos territorios a toda costa. Después de los polémicos episodios de cólera anti-japonesa que llegaron el año pasado a muchos rincones de China tras conocerse la nacionalización de tres de las cuatro islas del archipiélago, Tokio podría estar moviendo sus fichas llevando a cabo una serie de ejercicios militares junto a EEUU con el objetivo de neutralizar una hipotética invasión China sobre las islas Senkaku.

Según explica el diario “Christian Science Monitor”, estos ejercicios militares, conocidos con el nombre de “Dawen Blitz” y llevados a cabo cerca de la costa de California, suponen el despliegue de buques de guerra y en torno a un millar de hombres por parte de Japón, mientras que EEUU habría puesto en marcha tres unidades del Osprey MV-22, junto con 80 infantes de Marina. Estos ensayos militares se montan sobre la simulación de una invasión china.
Con el mismo objetivo disuasorio, Tokio  habría proyectado un programa para la fabricación de misiles balísticos con una capacidad de alcance de 500 kilómetros, que podrían comenzar a desarrollarse en 2014 y que se emplazarían en la isla de Okinawa, al sur de Japón. Sin embargo, y debido a la tradición pacifista que ha seguido Japón desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, lanzar este plan armamentístico podría crear una gran controversia en el país nipón, donde se prohibió por ley cualquier tipo de acto hostil (o intento de ello) contra otro país.
Estas islas, que actualmente se encuentran deshabitadas, se han confirmado siempre como un foco de tensión en el Pacífico. El asunto adquirió especial relevancia el pasado año, después de que Japón fuese a nacionalizar formalmente tres de las cuatro islas del archipiélago, que hasta entonces pertenecían a un inversor privado nipón. Históricamente, China no ha ejercido ningún tipo de control sobre las islas, desde el año 1895, habiendo sido éstas potestad de Japón durante casi todo el siglo XX y parte del siglo XXI.
Sin embargo, en 1992 China argumenta que estas islas le pertenecen, en virtud de una suerte  de tradición o derecho ancestral sobre su “plataforma continental”,  e incrementa su interés a partir de 1999 con el descubrimiento de importantes reservas de gas natural, que podrían llegar hasta los 200.000 metros cúbicos. Desde otoño de 2012, cuando se agravó la disputa territorial por las islas Diaoyu/Senkaku, patrulleras chinas vigilan esa zona.
Maniobras conjuntas de Rusia y China
Aprobados por el jefe del Estado Mayor ruso, general Valeri Guerásimov, y su homólogo chino, general Fang Fenghui, ambos países han acordado hoy en Moscú acometer dos maniobras militares conjuntas en este 2013: “Interacción marítima 2013” y “Misión de paz 2013”. El primero de ellos se llevará a cabo en la bahía de Pedro el Grande, en el mar de Japón, entre el 5 y 12 de julio, el segundo en los Urales,  entre el 27 de julio y el 15 de agosto, en el polígono militar de Chebarkul. (Javier Martínez)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.