Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Seúl armará con misiles superficie-aire “SM-6” sus destructores Aegis para contrarrestar las amenazas de Pyongyang

(defensa.com) Corea del Sur dará un giro total a su sistema de Defensa en los próximos años. Según ha confirmado una fuente anónima del Ejército a la agencia de noticias surcoreana Yonhap, el país instalará misiles tierra-aire “SM-6” en los destructores Aegis  de su Armada. Estos misiles tienen una capacidad de entre 300 y 400 kilómetros, por lo que se mejoran sustancialmente las prestaciones que ofrecen los equipos instalados ahora mismo en los destructores, los “SM-2”, que tan sólo pueden alcanzar distancias de 150 kilómetros.

Según estas fuentes, la instalación se completará en torno a 2016. Tanto el Ministerio de Defensa como el Estado Mayor tienen previsto establecer en este año “un plan de desarrollo integral del Sistema de Defensa de Misiles y Aérea (KAMD, por sus siglas en inglés) para hacer frente a las amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte”.

Además, se desarrollarán los sistemas de lanzamiento de misiles "M-SAM", inspirados en el "S-300" ruso, y los "L-SAM", capaces de interceptar objetivos a gran altura.

Esta información completa las declaraciones del ministro de Defensa de Corea del Sur, Kim Kwan-jin, quien explicó hace un par de días que no sería capaz de verificar si su Gobierno sería capaz de interceptar cualquier ataque de Pyongyang en estos momentos, “no lo podemos asegurar con un 100% de certeza” y que estarían desarrollando un nuevo sistema de defensa antimisiles a medio plazo.

Según la misma agencia de comunicación, el ministro surcoreano habría especificado, en una sesión parlamentaria, que espera tener culminado el nuevo sistema de defensa antimisiles “para 2020”, capaz de interceptar “un blanco en movimiento”. (Javier Martínez)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.