Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El segundo submarino Scorpene indio sale a dique

El astillero indio Mazagon Dock Shipbuilders Limited (MDL) organizó el 12 de enero una ceremonia previa a la botadura del segundo submarino de la clase Kalvari, el Khanderi. Siguiendo la tradición de la Marina India, el submarino ha recibido el nombre de otro que estuvo en servicio, concretamente el INS “Khanderi” (S22) de propulsión diesel-eléctrica, en activo entre 1968 y 1989.

Al igual que sucedió en abril del año pasado con el Kalvari, el acto no ha sido propiamente una botadura, en la que el buque entra en contacto con el agua por primera vez, sino que se ha celebrado la salida del submarino de la nave donde estaba siendo construido y se ha trasladado a un dique seco en una plataforma. De hecho el buque aún no está finalizado, según reveló el gobierno indio, aunque está previsto que sea entregado a la Marina india a finales de este año.

Faltaría por finalizar la instalación del sistema de tuberías o el cableado, por no hablar de las baterías que todavía no han sido adquiridas o el sistema de torpedos, del que aún se desconoce qué va a pasar después de la cancelación de los Black Shark de WASS por el supuesto caso de corrupción destapado en 2013 en el programa de helicópteros AgustaWestland AW101 para la Fuerza Aérea India.

Tras el escándalo, se vetó la presencia de Finmeccanica (ahora Leonardo-Finmeccanica) y sus filiales en concursos indios que no fueran los que ya estaban en marcha. Recordemos que en julio de 2014 el NH90 de NHI fue vetada en el programa Multi-Role Helicopter (MRH) para adquirir helicópteros navales, que finamente se decantó por los Sikorsky S-70B Seahawk.

El primero de los submarinos, el Kalvari, inició las pruebas de mar en mayo del año pasado y está previsto que las complete en breve, contemplándose mediados de año como la fecha prevista de entrega a la Marina India. Los otros cuatro submarinos que completan el encargo de seis del Proyecto 75 serán entregados a intervalos de nueve meses.

Participación española

Navantia se alió con el astillero francés DCNS para concurrir al programa indio P75, donde ha trabajado en la transferencia de tecnología y la asistencia técnica además de la fabricación de paquetes de materiales como tubos lanzatorpedos, mamparos de proa y popa del casco resistente o la escotilla de embarque de motores o en el mantenimiento de la documentación de ingeniería de su responsabilidad y en el desarrollo de la documentación relativa al apoyo logístico integrado de la plataforma. Las últimas entregas fueron los timones y las superestructuras de los tres últimos submarinos.

El proyecto P75 será seguido de otro nuevo programa de submarinos denominado P75I (por India) que contempla la fabricación en India de otros seis submarinos de propulsión convencional pero dotados de una planta propulsora independiente del aire (AIP) de última generación. Si los seis submarinos Scorpene estaban valorados en 3.600 millones de dólares, los nuevos P75I tendrán un coste de 8.670 millones.

Retrasos

El progreso de los submarinos de tecnología Scorpene construidos en India ha sufrido numerosas demoras, no comenzando las pruebas de mar del primero de los submarinos hasta mayo del año pasado, cuando se preveía la entrega en septiembre del año pasado. Sin embargo como se ha anunciado ahora, esta entrega no se producirá hasta mediados de este año. El contrato de estos submarinos fue firmado en octubre de 2005 y entonces se planteó el año  2012 como el de la entrada en servicio del primer sumergible. Sin embargo, ahora se prevé que se completen las entregas en 2020 cuando se convertirán en el núcleo de la fuerza submarina india durante las próximas dos décadas. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El Khanderi abandona la nave de construcción (Indian Goverment)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.