Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Según la prensa coreana, la Fuerza Aérea de Corea del Sur habría designado por su capacidad de sigilo al F-35 como mejor candidato para hacerse con el programa F-X

(defensa.com) La candidatura del F-35 de Lockheed Martin cobraría enteros, según los medios locales, para hacerse con el megacontrato de cazas surcoreanos, el "F-X", que desde el mes de septiembre había retornado al inicio del proceso adjudicador y para el que a finales de este mes se presentarán nuevas condiciones de licitación. Según el diario Korea Times, la Fuerza Aérea de Corea del Sur  habría considerado que el F-35 es el mejor candidato para adjudicarse el concurso por sus características de sigilo, variable de gran importancia para la institución militar surcoreana.

Fuentes citadas por este medio explican que se estudiará la recomendación de la Fuerza Aérea en la Junta de Jefes del Estado Mayor que se espera que tenga lugar a finales de este mes, antes de la reunión en la que tomará parte un comité que estará comandado por el ministro de Defensa surcoreano, Kim Kwan-jin, y en la que se establecerán las condiciones de la licitación, en la que toman parte el F-35, el F-15 de Boeing y el Eurofighter Thypoon, candidatura dirigida por Cassidian España.

Según la prensa surcoreana, otra de las variables que estaría en el aire y que se decidirá próximamente será el volumen de la compra, ya que podría ordenarse la adquisición de 40 cazas de manera inmediata para adquirir los otros 20 en la próxima legislatura debido a dificultades presupuestarias. En un principio, la licitación está valorada en 7.200 millones de dólares (5.400 millones de euros) y comprende la puesta en marcha de 60 aeronaves.

En septiembre (fecha en la que se iba a hacer público el nombre del ganador), el proceso licitador retornó inesperadamente de nuevo a la mesa de negociación después de que Seúl descartase al F-15 Silent Eagle, que se presentaba como el gran favorito y virtual ganador. El gobierno surcoreano alegó que la candidatura de Boeing no cumplía con las características de sigilo que requería el programa, además de que perdía también enteros en lo que se refiere a la transferencia de tecnología, terreno en el que la candidatura del Eurofighter Thypoon se postuló como favorita, además de ser un avión con opción de entrega inmediata, frente al largo plazo implícito en la entrega de los F-35.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.