Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Rusia logrará un nuevo récord de exportación de armamento con 13.0000 millones en 2013, con fuerte incremento en la venta de helicópteros militares y sistemas de defensa aérea

(defensa.com) Rusia batirá de nuevo un nuevo hito en la entrega de armamento y material bélico en 2013. Después de lograr 12.700 millones de dólares en ventas durante el pasado año, Rosoboronexport exportará armas por más de 13.000 millones de dólares este año. La venta de helicópteros militares y sistemas de Defensa aérea han dado un fuerte impulso a la cifra, incrementándose el número de unidades vendidas en un 20 y  un 30% respectivamente.

Estas dos parcelas supusieron ya el 58%, según la agencia RIA Novosti, de la exportación de armamento del país en 2012. Este año, se llegarán a comercializar 130 helicópteros militares, cifra que queda bastante lejos de las 12 unidades que se consiguieron en 2001. En lo que se refiere a la cartera de pedidos en este segmento, esta alcanzaría ya los 38.000 millones de dólares.

Según confirmó durante el mes de septiembre el subdirector general de la compañía, ya se había llegado a exportar armamento valorado en 9.700 millones de dólares en los nueve primeros meses del año. Esa cifra hacía presagiar que probablemente Rusia sobrepasaría el récord del año pasado, con  una exportación de 12.700 millones de dólares . Si retrocedemos tan sólo diez años, el volumen de exportación era de 5.000 millones, por lo que el volumen total de ventas casi se ha triplicado en una década.

Todos estos datos no hacen sino confirmar el excelente momento que atraviesa esta industria rusa, que en este año ha conseguido hacerse con jugosos contratos de armamento, sobre todo en Oriente Medio y África. De hecho, en las últimas semanas se ha apuntado a un posible acuerdo con El Cairo para exportar helicópteros, aviones y sistemas antiaéreos por valor de 4.000 millones de dólares. En lo que respecta a Irak e Irán, Rusia ya ha comenzado la entrega de helicópteros Mi-35 a Bagdad, mientras que se espera que Teherán se acerque al armamento ruso si se suavizan las sanciones impuestas por las Naciones Unidas.

Otros países, como Emiratos Árabes Unidos, Libia o Argelia,  amén de la cartera en Latinoamérica, siguen siendo clientes habituales de la industria armamentística rusa, que en estos momentos es la segunda potencia, sólo por detrás de EEUU.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.