Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Rusia avanza en la puesta a punto del sistema antimisiles "S-500", que podría estar totalmente operativo en 2017

(defensa.com) El poderoso sistema de misiles antiaéreo ruso S-500 (denominado también 55R6M Triumfator-M) ultima su puesta en marcha. Moscú ya estaría realizando los primeros ensayos con el sistema, que empezará a producirse en serie el próximo año, adelantándose la entrega a las Fuerzas Armadas del país al año 2017. Por su capacidad de combate, los S-500 serán muy superiores a los actuales S-400 y el sistema similar norteamericano, Patriot PAC-3.

Capaz de interceptar misiles con un alcance de más de 3.000 kilómetros y a una velocidad de 5 kilómetros por segundo, ha ido avanzando a pasos agigantados a lo largo de todo este año. De hecho, y a pesar de las voces que alertaban de que podría retrasarse la fecha en la que iba a estar operativo, se ha anunciado que será a partir de 2014 cuando comenzará la fase de pruebas completas, lo que permitirá adelantar la entrega al ejército ruso. Por otra parte, y según fuentes citadas por la agencia rusa Ria Novosti , Rusia dispondrá de dos nuevas plantas dedicadas específicamente a su fabricación.

El desarrollo del S-500, capacitado para destruir aeronaves, UAVs, o misiles balísticos, llega después de que la OTAN comenzase en el mes de octubre con la instalación del sistema que se incorporará en una base militar rumana ubicada dentro del escudo antimisiles Eurodam. El proyecto de la Alianza incluyen emplazar complejos de cohetes antiaéreos Patriot PAC-3 y un complejo terrestre Aegis con misiles SM-3 Block IIA, en Polonia; una estación de radares AN/TPY-2, en Turquía, y un complejo terrestre Aegis con misiles SM-3 IB, en Rumania. Se prevé que el sistema de Defensa de la Alianza Atlántica, que ha sembrado la polémica entre Rusia y la OTAN desde el anuncio de su puesta en marcha, esté listo entre finales de 2017 y principios de 2018, fecha para la que también está previsto que el Ejército ruso reciba las primeras unidades del S-500.

El vicecomandante en jefe de la Fuerza de Defensa Aeroespacial rusa, Kiril Makárov, informó que el  S-500 servirá “no solo para la defensa de Moscú y el área industrial central sino también para otros objetivos en el territorio de Rusia”. Según  Makárov se prevé que “dentro de dos años el sistema forme parte de nuestros armamentos y, de conformidad con el programa estatal de armas, hasta 10 complejos antiaéreos equipados con los sistemas S-500 lleguen a las tropas”.
Por su parte, el diseñador jefe del consorcio Almaz-Antéi, Pável Sózinov, informó que en 2014 y 2015 se efectuarán  todo tipo de pruebas, con su posterior puesta en servicio y el despliegue de la producción en serie.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.