Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ministro de Defensa australiano duda de la capacidad del astillero local ASC para construir los nuevos submarinos

(defensa.com) El Ministro de Defensa australiano, David Johnston, manifestó de manera muy elocuente su poca fe en las capacidades del astillero Australian Submarine Corporation (ASC) al afirmar que “no confiaría en ellos ni para construir una canoa”.

En términos tan duros se expresó Johnston durante el debate en el Senado, el 25 de noviembre, que abordó el futuro del programa de submarinos australiano y que se centró en dónde debían construirse los nuevos sumergibles. El Gobierno anunció hace tiempo que tenía la intención de hacerlo en Australia, pero el astillero público ASC está siendo criticado por los sobrecostes y retrasos del programa de destructores AWD. ASC hizo recientemente una valoración de su oferta de doce submarinos por un importe de entre 18.000 y 24.000 millones de dólares, cifras que se considera muy optimistas.

El Primer Ministro, Tony Abbot, sigue defendiendo el papel principal de ASC como baluarte de la Royal Australian Navy, pero el Ministro de Defensa ha perdido la confianza en el astillero, como quedó claro con su sorprendente afirmación. En estos momentos el sobrecoste del programa de destructores AWD, según reconoce el Ministerio, es de, al menos, 350 millones de dólares, pero las cifras podrían estar más cerca de los 600, además tampoco estaría cumpliendo los plazos de entrada en servicio de los actuales submarinos “Collins” a los que están realizando tareas de mantenimiento.

El Gobierno sufre los ataques de la oposición, que recuerda el compromiso electoral de la construcción local, y de los trabajadores de ASC, que se sienten vapuleados con estas declaraciones. Mientras tanto, la cuestión de fondo sería la intención del ejecutivo de privatizar el astillero y trasladar los problemas a un grupo industrial extranjero, papel que podría recaer en alguno de los que se han interesado en el programa de submarinos, como el francés DCNS, el alemán TKMS o el sueco Saab a través de Kockums, cuestión que tratamos recientemente con motivo del anuncio de venta de la filial TKMS por parte de ThyssenKrupp. (J.N.G.)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.