Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Militares surcoreanos abren fuego contra un UAV procedente de la vecina Corea del Norte

El 13 de enero las tropas del Gobierno de Seúl, que protegen la más militarizada frontera del mundo, abrían fuego contra un avión no tripulado procedente de Corea del Norte que violaba el espacio aéreo surcoreano. Según la agencia surcoreana Yonhap, que cita fuentes oficiales, se habría realizado una veintena de disparos antes de que el pequeño aparato, un  mini-Unmanned Aerial Vehicle (UAV), diese la vuelta y regresase a su punto de salida.

La acción se produce en medio de la enésima crisis abierta por el Gobierno de Pyongyang, la última a raíz de una prueba de detonación nuclear, una bomba de hidrogeno según la TV pública norcoreana. La presidenta surcoreana, Park Geun-hye, ha pedido a China que imponga duras sanciones a Corea del Norte para que cesen las acciones de desestabilización en la región. Lo cierto es que la dictadura norcoreana está encontrando en sus desarrollos locales de RPAS un relativamente barato sistema para hostigar a la democracia asentada en el Sur. El régimen de Pyongyang lleva muchos años invirtiendo y trabajando en este campo, habiendo adquirido los primeros sistemas de este tipo a China en una fecha tan temprana como 1988.

Durante años los único que se ha sabido de los programas de RPAS norcoreanos ha venido de los informes de la inteligencia, normalmente muy completos, del Gobierno de Seúl. La situación cambió totalmente a raíz de uno de las macro paradas cívico-militares que se celebran en Pyongyang, en concreto durante la acaecida el 15 de abril de 2012 desfiló un sistema de RPAS, cuyas aeronaves eran parecidas a un veterano modelo de UAV blanco estadounidense el Beechcraft MQM-107D, sistema que Corea del Norte habría adquirido, de segunda mano, en algún país de Oriente Medio.

Tras un análisis de las imágenes se comprobó que no era una mera copia, ya que la aeronave es más corta, y tiene tanto una mayor envergadura y una configuración de motor diferente. También se apreció que su carta de pago (sensores) se montan bajo el fuselaje inmediatamente delante de las tomas de aire del motor. También las alas están provistas de winglets, unos clásicos en la parte superior, y otros más pequeños en la parte inferior. El nuevo UAV está aparentemente construido en al menos dos versiones, una de ellas de reconocimiento y ataque.

Desde aquella fecha han ido aumentando los avistamientos de sistemas de RPAS norcoreanos al sur del paralelo 38 que limita oficialmente ambas naciones, habiéndose recuperado entre 2013 y 2014 al menos restos de tres de estos sistemas en Corea del Sur tras haberse estrellado. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: KCTV.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.