Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Japón reforzará su extremo suroeste con el despliegue de tropas y una nueva base militar

(defensa.com) Tokio ha dado un paso más en su nueva política exterior para contrarrestar los movimientos de China aprobando la construcción de una base militar con un radar de vigilancia en la isla de Yonaguni, situada en el extremo suroeste del país, lo que se complementará con el despliegue de 150 militares de las Fuerzas de Auto Defensa de Japón. La isla está ubicada a unos 100 kilómetros de Taiwán y a otros 150 al sur de las controvertidas Islas Senkaku.

El pasado fin de semana comenzaron los trabajos para su construcción, después de una ceremonia de inauguración en la que intervino el ministro de Defensa, Itsunori Onodera, que explicó que las instalaciones estarán listas a principios de 2016 y que no se descarta que se implanten medidas similares en otras islas de la zona.

Es la primera vez en cuatro décadas que Japón realiza un despliegue de estas características en esta parte de su archipiélago, lo que coincide con el crecimiento de la tensión que se ha vivido en los últimos años entre Japón y China por las islas Senkaku.

El Ministerio de Defensa de Japón alquilará en esta isla (situada en la prefectura de Okinawa) una zona de 25 hectáreas por la que el gobierno local recibirá 150.000 dólares de manera anual. Durante este fin de semana Tokio también ha inaugurado una nueva unidad de aviones de alerta temprana E-2C en la base de Naha (en la isla de Okinawa).

Estas medidas coinciden con la gira que emprenderá esta misma semana en el este de Asia el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y que tendrá en Japón la primera parada, donde mantendrá una reunión con Shinzo Abe, primer ministro nipón.

Según la prensa japonesa son gestos de firmeza y a la vez de presión de Tokio para reclamar un mayor apoyo de Washington ante las provocaciones militares que llegan desde Pekín, como ya ocurrió en noviembre del año pasado con la creación de nueva zona de vigilancia aérea china, medida que puso en jaque al este de Asia. (J.Martínez)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.