Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Japón podría adquirir Osprey "MV-22" en 2015

(defensa.com) Tokio estudia la posibilidad de incorporar  convertiplanos Osprey "MV-22" a sus Fuerzas de Autodefensa en el año 2015. Según ha informado la agencia de noticias Kyodo, citando a una fuente gubernamental, el próximo año se destinará una partida de hasta 766.000 euros para estudiar la viabilidad presupuestaria de estas aeronaves,  que  reforzarían la presencia de Japón en el Este de Asia frente al creciente poderío militar que está alcanzando China en la zona. El ministro de Defensa de Japón, Itsunori Onodera, ya avanzó esta semana que habría "que tener en cuenta" lo útil que podrían resultar para las Fuerzas de Autodefensa de Japón el disponer de estas aeronaves.
El proyecto surge en medio de un contexto de protestas por parte de la población nipona hacia los Osprey "MV-22" en la prefectura de Okinawa, donde la cercanía de un núcleo de población a la base norteamericana de Futenma (que alberga el 74% de la presencia de EEUU en Japón) y los accidentes con los "MV-22" han llevado a los vecinos a echarse a la calle contra la presencia de estas aeronaves en suelo japonés. De hecho, hace un par de semanas, un helicóptero "HH-60" se estrelló en una zona de entrenamiento militar en Okinawa con sus cuatro tripulantes a bordo, aunque no tuvo que lamentarse ningún daño sobre la población. El pasado lunes, ocho nuevos "MV-22" llegaron a Futenma procedentes de la base de Iwakuni (en el sur de Japón), lo que incrementó la tensión.

Japón  y EEUU estarían estudiando ahora  la posibilidad de demostrar ante la población los beneficios y la utilidad de los Osprey, cambiando la  actual percepción  pública. Para ello, según informa el diario Japan Times, ambos países podrían poner en marcha un ejercicio de simulación de un desastre natural en el que jugarían un papel destacado.  (Javier Martínez)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.