Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Japón incrementa su presupuesto de defensa y desarrollará un nuevo misil antibuque de largo alcance

El pasado miércoles se presentó la propuesta de presupuesto de Defensa de Japón, que contempla un incremento del 2,3 % respecto al del anterior ejercicio, cifrándose en 5,1 billones de yenes (50.120 millones de dólares al cambio). Supone un nuevo presupuesto record y el incremento por quinto año consecutivo desde que el actual primer ministro, Shinzo Abe, llegó al gobierno en 2012. En cualquier caso el presupuesto, que comprende desde abril de 2017 hasta marzo de 2018, debe ser aún aprobado por el Parlamento japonés.

El monto responde a la creciente tensión de Japón con sus vecinos China y Corea del Norte y sobre todo por la beligerancia de la primera en las islas Senkaku (Diaoyu en chino) en disputa en el Mar de la China Meridional. La tensión entre ambos países no remite y cada uno está llevando a cabo acciones significativas, como la militarización de las islas del Mar de la China Meridional que China está transformando o la construcción de un nuevo radar de vigilancia aérea y naval de largo alcance de las Fuerzas Terrestres de Autodefensa de Japón en la isla Yonagumi.  A comienzos de este mes el Ministerio de Asuntos Exteriores japonés denunció que China ha desplegado un radar de vigilancia en una de las plataformas de extracción de gas que se encuentran cerca de la zona en conflicto.

Sistemas en desarrollo

Entre las partidas incluidas en este presupuesto y que han sido analizadas por diarios japoneses destaca el desarrollo de un nuevo misil antibuque de lanzamiento terrestre con un alcance de 300 km. para proteger los territorios más distantes. Este sistema será desarrollado íntegramente en Japón y poco se sabe aún de él salvo que está previsto sea desplegado a partir de 2023 mediante vehículos, estará alimentado por combustible sólido y combinará varios sistemas de guiado. Su alcance de 300 km. permite emplearlo desde territorio japonés y poner al alcance no solo las islas en disputa sino, dependiendo del emplazamiento, hasta la costa continental. China ya advertido que el desarrollo de este misil supondrá un peligro para la estabilidad y la seguridad de la región, aumentando la posibilidad de que se produzca un conflicto.

Japón cuenta actualmente con dos tipos de misiles antibuque, el más moderno es el Type 12, que ha entrado en servicio este año y que tiene un alcance de 200 km. Es empleado por las Fuerzas Terrestres de Autodefensa desde camiones todoterreno que disponen de seis misiles. Es un desarrollo del Type 88, sistema  que incluye vehículos lanzadores, municionadores, radares y un vehículo de mando y control. Derivado del misil naval Type 80 ASM-1, Japón dispone de 54 camiones lanzadores cada uno con seis misiles con un alcance de 180 km., una cabeza de combate de 225 kilos y un sistema de guiado inercial con radar activo para la fase final.

La amenaza de los misiles norcoreanos supone la modernización de los sistemas de defensa Patriot PAC-3 que verán incrementado su alcance y para lo que se destinarán 1.000 millones de dólares, trabajos que finalizarán previsiblemente en 2020. También se desarrollará la fuerza anfibia de 2.000 soldados que operará desde la prefectura de Nagasaki, además de poner en marcha un nuevo tipo de submarino con avanzados sistemas de vigilancia y financiar el despliegue de personal de inteligencia en Filipinas y Vietnam, países ambos que experimentan tensiones con China. (José Mª Navarro García)

Fotografías: El más moderno misil antibuque japonés, el Type 12 (JGSDF)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.