Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Irán completará el desarrollo de su sistema de defensa antimisiles "Bavar 373" en 2016


(defensa.com) Teherán está cada vez más cerca de completar la producción de su propio sistema de defensa antimisiles, el "Bavar 373", que se prevé totalmente operativo a finales de 2015 o en los primeros meses de 2016. Así lo ha confirmado el comandante de la base de Defensa Aérea Khatam Al-Anbiya del Ejército de Irán, Farzad Esmaili, quien explicó para la agencia de noticias Fars que el sistema habría superado los problemas de desarrollo que había presentado durante su puesta a punto, por lo que también podría asegurarse la presentación oficial del mismo en torno a los meses de marzo y abril de 2014.

El sistema, de fabricación íntegramente iraní y producido por la corporación científica NPO Almaz, sería muy similar e incluso "más poderoso", según algunas fuentes, que el S-300 ruso. La producción de este tipo de armamento se enmarca en el plan quinquenal de desarrollo 2010-2015. Con todo ello, de momento no se conocen  bien las características técnicas del Bavar-373.

Teherán se vio obligado a poner en marcha  la producción de su propio sistema de defensa antimisiles después de que Rusia tuviese que cancelar, a raíz de una resolución de las Naciones Unidas contra su controvertido programa nuclear, un contrato de entrega del sistema S-300 ruso.

El contrato suscrito con Moscú, que se firmó en el año 2007, comprendía la compra de cinco sistemas de defensa antimisiles S-300 a Rusia por valor de unos 800 millones de euros, pero el entonces presidente del país, Dmitri Medvedev, se vio obligado a suspenderlo. La respuesta de Irán fue demandar a Rusia ante los Tribunales de Arbitraje Internacional de Ginebra, con una serie de reclamaciones que podrían traer sanciones de hasta 4.000 millones de dólares por incumplimiento de contrato.(J. Martínez)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.