Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Irak recibe los primer Su-25 para combatir a los terroristas del ISIS

(defensa.com) Irak ya tiene en su poder el primer lote de cinco cazas rusos Su-25 que se incorporarán de inmediato a su Fuerza Aérea para combatir al grupo terrorista Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS), que ya controla algunas de las ciudades más importantes del país. A Bagdad también llegó un equipo de especialistas rusos para poner a poner a punto las aeronaves, que podrían estar listas para el combate antes del fin de semana.

La adquisición de estos cazas de segunda mano fue anunciada la semana pasada por el primer ministro de Irak, Nuri al-Maliki, en un contrato que comprende una docena de aparatos valorado en aproximadamente 500 millones de dólares.

Algunos medios apuntan que estos Su-25 podrían haber sido utilizados por Irak en la guerra contra Irán durante la década de los años 80, aunque no habrían vuelto a estar preparados para el combate desde 2002.

El líder del país justificó esta decisión por los retrasos que estaba mostrando Estados Unidos en la entrega de los F-16 que se firmaron en septiembre de 2011, lo que ha llevado al gobierno iraquí a tener que optar por la compra urgente de nuevos aviones de combate que ayuden a su Ejército.

Aún así, el acuerdo por las aeronaves norteamericanas sigue vigente, al igual que el de los helicópteros Apache que deberán ser entregados a la Fuerza Aérea de Irak. Sí que habrían sido suministrados ya unos 400 misiles Hellfire, solicitados por Bagdad.

La decisión iraquí supone un nuevo gesto de acercamiento a Rusia, Moscú ha hecho la promesa de brindar “un apoyo total” en la lucha contra los insurgentes, según la agencia rusa RIA Novosti. A la vez que se acercan posiciones entre Moscú y Bagdad, el distanciamiento de las autoridades iraquíes con la Casa Blanca se acentúa cada vez más en un momento de especial delicadeza entre Moscú y Washington por la crisis de Ucrania.

De momento, el apoyo de Estados Unidos para frenar el avance del  ISIS ha sido muy limitado y sólo se ha confirmado el envío de UVAs a la capital junto a un contingente que asciende a unos 750 efectivos y que abarca también a los asesores militares que colaboran con el ejército iraquí.

Ahora mismo las fuerzas iraquíes luchan por recuperar la ciudad de Tikrit, uno de los enclaves más importantes del país y que está en manos de las fuerzas del Estado Islámico de Irak y el Levante, grupo terrorista que aspira a crear un califato Islámico. (J. Martínez)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.