Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Estados Unidos reforzará a la Fuerza Aérea de Túnez con helicópteros militares de segunda mano

La determinación del Departamento de Estado norteamericano de reforzar a las naciones islámicas moderadas, como es el caso de Túnez, ha dado un nuevo paso tras autorizarse que dicha nación se dote de 24 helicópteros Kiowa Warrior, y un amplio paquete adicional para armarlos y equiparlos.

El Departamento de Estado cederá al Gobierno de Túnez un total de 24 helicópteros Bell Helicopter OH-58D Kiowa Warrior, de segunda mano, procedentes muy seguramente de los que el US Army está procediendo a dar de baja progresivamente. Además, dicha administración autorizará vender a este país un amplio paquete de armamento, equipo, entrenamiento y apoyo valorado en 100,8 millones de dólares, para equipar estas aeronaves de ala rotatoria.  Con estos medios la Fuerza Aérea de Túnez obtendrá una excelente capacidad para patrullar sus fronteras y zonas conflictivas con un excelente medio de reconocimiento armado y a tenor del equipamiento que se adquirirá con un buen sistema de autoprotección.

La transferencia consta, por un lado, de los 24 helicópteros Bell OH-58D Kiowa Warrior a través del Programa Excess Defense Articles (EDA), que no incluye ningún equipo adicional ni armamento.  Paralelamente la US Defense Security Cooperation Agency (DSCA) ha notificado al Congreso de los Estados Unidos la posible venta por un importe 100, 8 millones de dólares para equipar y armar a los  OH-58D Kiowa, además de dar la correspondiente instrucción y apoyo para que los pueda operar la Fuerza Aérea de Túnez.

Así, a través de un programa de Major Defense Equipment (MDE), se adquirirán: GPS/Inerciales, sistemas de navegación, sistemas de alerta misil AN/AAR-57 Common Missile Warning Systems (CMWS), diez misiles AGM-114R Hellfire y 82 guías de precisión para cohetes Advanced Precision Kill Weapon System (APKWS).  Adicionalmente aparte de dicho MDE, se adquirirán sistemas de comunicaciones, IFF, sistemas de autoprotección, munición de 12,70 mm para ametralladoras M3P y de 7,62 mm M134DH Mini-Gun, cohetes, y lanzadores de misiles Hellfire, así como un amplio paquete soporte técnico.  Destacar que se incluyen además en la compra cincuenta sistemas de gafas de visión nocturna AN/AVS-6 Night Vision Goggles (NVG), lo que proporcionará a los citados helicópteros de esta vital capacidad para la misión encomendada.

En suma se trata de un paquete que permitirá a Túnez, por un precio más que asequible de 100 millones de dólares (el coste unitario de un solo AH-64E Apache sería de 35 millones), dotarse de una veterana, aunque magnifica, flota de helicópteros para hacer frente a los terroristas en un escenario de guerra asimétrica. Además, la adquisición de material de Estados Unidos, sobre todo en lo que se refiere a sistemas de comunicaciones e IFF, facilitaría una posible inter operatividad con las fuerzas de dicha nación.

En el trasfondo de la operación esta proporcionar a Túnez una necesaria capacidad de disuasión frente amenazas regionales y reforzará la capacidad de defensa de su territorio, además de servir para apoyar las operaciones antiterroristas. En este último punto la DSCA cita  en la autorización de venta a las organizaciones terroristas Al-Qaida en el Magreb Islámico (AQMI), el Daesh que opera desde la vecina Libia, y la organización Ansar al-Sharia de Túnez (AAS-T). Recordar que Túnez es una nación modélica en lo referente a su paso por el tormentoso proceso de la denominada “Primavera Árabe”, ya que del que surgió una nación estabilizada y una auténtica democracia, que debe ser apoyada por los países occidentales. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Bell OH-58D Kiowa Warrior del US Army. foto US Army.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.