Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Estados Unidos cancela la ejecución con Rusia de los ejercicios militares “Northern Eagle”

(defensa.com) El Pentágono ha confirmado que queda cancelado todo tipo de contacto militar con Moscú, lo que incluye  los ejercicios militares conjuntos conocidos como “Northern Eagle”, previstos para el primer semestre del año.

Para el desarrollo de estas maniobras, que se realizan cada dos años en el mar de Noruega y en el mar de Barents, con efectivos de Estados Unidos y Rusia (Noruega desde 2008), se había previsto en el mes de abril una conferencia conjunta de planificación. El objetivo de estos ejercicios navales, que se vienen realizando desde 2004, es mejorar la cooperación de las fuerzas de defensa en operaciones antipiratería y de defensa aérea.

Así lo confirmó durante el día de ayer el portal Stars and Stripes citando a John Kirby, portavoz del Pentágono, quien declaró que tras los últimos acontecimientos que han tenido lugar en Ucrania, “los compromisos militares entre Estados Unidos y Rusia quedaban suspendidos”.

El funcionario norteamericano también recordó que el Pentágono está en contacto permanente con sus aliados e integrantes de la OTAN, y llama a Rusia a que sus tropas vuelvan a las bases militares de Crimea, donde se cree que ya se han desplegado unos 16.000 efectivos.

Además,  podría suspenderse, casi con toda seguridad, la participación norteamericana en las maniobras navales anuales conocidas como “FRUKUS”, que cuentan con la presencia de efectivos de Francia, Rusia, Estados Unidos y Gran Bretaña. La conferencia prevista para su planificación, sería tan sólo unos días después de la de los Northern Eagle, el de 22 de abril, e igualmente podría ser cancelada por el Pentágono.

El año pasado tuvieron lugar en la costa francesa, y cuentan con la presencia de Francia desde 2003, después de diez años en los que sólo participaban Moscú, Londres y Washington.

Los ejercicios marítimos se han convertido en una realidad desde la caída del muro de Berlín, siendo uno de los símbolos que confirmaban el haber dejado atrás los momentos de tensión vividos en la Guerra Fría entre Rusia y Estados Unidos. El último antecedente lo tenemos en los ejercicios aéreos conocidos como “Vigilant Eagle”, que tuvieron lugar en agosto del pasado año y donde participaron las Fuerzas Aéreas de ambos países.

China sigue en su línea de ambigüedad y desconcierto


Por otra parte, y durante el día de ayer, Pekín, que hasta ahora había guardado silencio respecto a su posición en el contexto de tensión entre Ucrania y Rusia, intervino en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU a través de su portavoz sin rechazar la militarización que está llevando a cabo Moscú en la península de Crimea. Con todo ello, y según la agencia de noticias Xinhua, el representante de Pekín indicó que su país está “preocupado” e indicó que lo ideal sería que las partes tomasen soluciones en el conflicto dentro de la normativa “legal”. (J.Martínez)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.