Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El crucero portamisiles ruso “Pedro el Grande” encabezó el grupo naval operativo de Rusia en el Mediterráneo

(defensa.com) Así lo ha comunicado el portavoz de la Flota Rusa del Norte, el capitán de navío Vadim Serga. El grupo estuvo encabezado anteriormente por el crucero portamisiles Moskva, conocido como “el asesino de portaaviones” y que está considerado el buque con mayor poder destructivo de la Flota del Mar Negro. El 10 de noviembre, a bordo del “Pedro el Grande”, que el pasado día 1 traspasó el estrecho de Gibraltar y entro al mar Mediterráneo, se instaló así el estado mayor del Grupo Naval Mediterráneo, compuesto por buques de las flotas rusas del Norte, Báltico, Pacífico y mar Negro. Moscú comenzó a reforzar su presencia naval en el Mediterráneo en 2012 y desde el pasado diciembre la flota rusa ha establecido una presencia permanente en el Mediterráneo oriental. Esta agrupación naval está conformada por más de 10 buques de guerra de  distinta clase: cruceros portamisiles, buques de desembarco, guardacostas y barcos de apoyo logístico, entre los que figuran, además del  “Pedro el Grande”, el “Aleksandr Shabalin,” “Admiral Nevelskoy,” “Peresvet,” “Novocherkassk” , el “Variag” y  el “Minsk” y el buque antisubmarino “Admiral Panteleyev.” Otros dos barcos, el “Nikolay Filchenkov” y el guardacostas “Smetlivy”, se han unido también al despliegue.

El “Pedro el Grande” zarpó de Severomorsk, principal base naval de la Flota del Norte, el 22 de octubre, según precisa la agencia rusa  RIA Novosti. Durante la travesía, la tripulación del crucero realizó decenas de entrenamientos y simulacros de defensa antiaérea, antibuques y antisubmarinos. La misión, que durará varios meses, responde a las disposiciones del Ministerio de Defensa de reanudar la presencia permanente de la Armada rusa en zonas de importancia estratégica. En los últimos meses el Kremlin desplegó en esta región un grupo naval de 10  buques, entre ellos el destructor de misiles Smetlivi y los portaviones Alexandr Shabalin, Novocherkask y el Minsk.

El crucero “Pedro el Grande” (proyecto 1114 Orlán) fue incorporado a la Marina de Guerra rusa en abril de 1998. Entre 2012 y 2013 realizó expediciones al Ártico. Junto al “Variag”, La presencia en el mar Mediterráneo de dos buques insignias de la Armada rusa ratifica la voluntad expresada por el jefe de la Armada rusa, almirante Víctor Chirkov, de evitar la más mínima amenaza contra las fronteras estatales de la Federación. Según Chirkov, a partir de este año las unidades de ese destacamento se irán reemplazando sobre la base de la rotación de buques de las flotas de los mares Negro, Báltico y del Norte, e incluso del océano Pacífico en ciertos casos.

El jefe de la Armada recordó la etapa comprendida de 1967 a 1992, cuando la Unión Soviética mantuvo en operaciones la llamada Quinta Escuadra del Mediterráneo, integrada por entre 30 y 50 naves de combate, para neutralizar a la Sexta Flota estadounidense. Admitiendo, asimismo, la posibilidad de que igual que en esa ápoca el destacamento se refuerce con sumergibles de propulsión nuclear.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.