Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El creciente poder militar de China le permitiría invadir Taiwan sin dificultades antes de 2020

(defensa.com) Pekín podría tenerlo todo listo para poder realizar una intervención militar en Taiwan antes de 2020, su vecino e histórico rival. Según un informe difundido por Janes.com con el título “El poder militar de China crece en el estrecho de Taiwán” se desglosa cómo las crecientes diferencias militares entre ambos países o la indiferencia y cada vez menor apoyo de Washington hacia Taipei son algunas de las causas que pueden propiciar que Pekín pueda afrontar un escenario muy favorable para la absorción de la isla.

 

 

El documento comienza explicando que, pese a que entre Pekín, Taipei y Washington se ha querido dar la sensación de que las relaciones (sobre todo comerciales) son mejores que nunca, un informe elaborado por el Ministerio de Defensa denominado “Informe Nacional de Defensa 2013”
y publicado en octubre, rechazaba esa situación y afirmaba que China estaría preparándose para una hipotética ocupación en 2020. Estas mismas líneas explican que el objetivo chino sería una manera de confirmarse como “superpotencia” y alerta de que el gasto militar de Pekín puede ser 10 veces el de Taipei.

Todo ello se traslada a la fuerza militar, donde las diferencias son cada vez mayores, y eso es lo que más se teme desde Taipei. Así, y por citar algunos ejemplos, China cuenta con 2.213 cazas, 11.100 vehículos armados o 57 submarinos por los  359, 3.533 o 4 que posee Taiwán, respectivamente. Por otro lado, la diferencia es abismal en el capítulo de personal militar, ya que Pekín casi dobla a su vecino con más de 2 millones de efectivos. Con todo ello se apunta a que el Ejército Popular de Liberación de China ha aumentado los ejercicios de entrenamiento en caso de una hipotética invasión, además de haber incrementado la adquisición de misiles tácticos, carros de combate, helicópteros, buques anfibios y de guerra, submarinos de propulsión nuclear y UAVs en la última década. Además, se están construyendo dos grandes portaaviones que serían capaces de rodear Taiwán y organizar un ataque desde múltiples frentes, además de los cazas J-15.

Retroceso en el papel de EEUU

También se alude a una posible intervención de EEUU como garante de la protección de Taipei, aunque China podría desplegar un área de disuasión externa en el Pacífico contra la llegada de buques norteamericanos a la zona. En lo que respecta a la relación con Washington, se ha importado armamento por valor de 18.000 millones de dólares desde el año 2.000, aunque el informe de Janes.com considera que después de las últimas entregas de los helicópteros AH-64E en
2013 no hay importantes envíos previstos, lo que puede ser un síntoma del enfriamiento y retirada progresiva de EEUU de este escenario.

De esta manera, Taiwán podría estar buscando armarse por vías propias, y por las que podría conseguir producir misiles de crucero, los Hsiung Feng 3 o misiles de crucero de ataque a tierra HF-2E, con un alcance de 650 kilómetros. También se podrán desplegar misiles tierra-tierra de un alcance superior a los 1.000 kilómetros en 2015, aunque se lamenta el deterioro de los cazas F-5 y Mirage-2000 de su Fuerza Aérea, aunque se trabaja en actualizar los F-16.

Por último, el informe concluye explicando que una invasión antes de 2020 es creíble porque China podrá bloquear la isla y asegurarse el control aéreo y marítimo previo. Aun así marca como punto de referencia y momento clave las elecciones taiwanesas de 2016, cuyo resultado, con el triunfo de partidos que se acerquen en mayor o menor medida a su vecino, influirá en la política que se tome con respecto a Pekín. Otra variable podría ser que surgiese un clima de división política en Taiwán, o incluso la política que adopte EEUU en la zona, aunque estas hipótesis son mucho menos probables.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.