Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Corea del Sur realiza ejercicios militares y reforzará su frontera con radares espía mientras Pyongyang da señales de acercamiento para cooperar con el sur

(defensa.com) La península coreana comienza el nuevo año con el mismo cruce de acusaciones entre el Norte y el Sur, aunque esta vez es Pyongyang la que ha tendido la mano en un tono más conciliador mientras que Seúl sigue reforzando las zonas marítimas fronterizas y realizando ensayos militares ante un eventual ataque norcoreano.

Las maniobras militares llevadas a cabo por el Ejército de Corea del Sur tuvieron lugar el pasado día 2 de enero para seguir preparando a los efectivos ante hipotéticas acciones o provocaciones norcoreanas.  Estas prácticas, que se realizan de manera regular, se llevaron a cabo en la provincia de Gyeonggi (provincia que limita con la frontera que separa a los dos países), en la que se simuló un movimiento de represalia con artillería pesada en caso de un ataque desde Corea del Norte.

En este contexto, y según confirmó la agencia de noticias Yonhap, Seúl también estaría preparando la instalación de radares espía en zonas cercanas a la frontera marítima con Corea del Norte en este año.

Hasta seis radares se desplegarán en la isla de Gyodong (en el mar Amarillo) para optimizar los trabajos de vigilancia sobre los movimientos de Corea del Norte desde este territorio. Estos radares, que contarían con un presupuesto de 3,6 millones de dólares para que sean puestos en marcha, tienen una capacidad de alcance de hasta cinco kilómetros, además de ofrecer nitidez de todos los movimientos en circunstancias climáticas adversas e incluso por la noche.

Por su parte, Corea del Norte ha mostrado un tono mucho más tranquilo de lo que suele haber acostumbrado a la opinión pública internacional, y tanto su presidente Kim Jong-un, como desde el periódico referencia del régimen comunista, se han confirmado el intento de cooperación con el país vecino para el progreso en las relaciones. Así, y según explicaba un alto funcionario norcoreano desde el diario Rodong Sinmun, Corea del Norte “tiene la intención de hacer lo posible por fortalecer las relaciones entre las dos Coreas y lograr la reunificación nacional, creando una fuerte unión con nuestros compatriotas de Corea del Sur”. Sin embargo, esta señal de relativa paz emitida por Pyongyang no ha sido recibida con los brazos abiertos por parte de Corea del Sur, que más bien ha considerado que no queda otra alternativa más que “poner en duda la sinceridad” estos inusuales gestos diplomáticos.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.