Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Corea del Sur concluye las entregas de los 16 aviones de entrenamiento T-50i “Golden Eagle” acordados con Indonesia en 2011

(defensa.com) A la espera de cerrar un nuevo contrato de exportación con Filipinas valorado en 450 millones de dólares,  la entrega de 16 aviones de entrenamiento T-50i Golden Eagle de Corea del Sur a Indonesia se ha completado satisfactoriamente. Así lo confirmó la pasada semana la agencia de noticias Yonhap, indicando que las aeronaves fueron llegando al país entre los meses de septiembre y enero, realizando rutas aéreas con parada en Taiwan y Filipinas, hasta alcanzar Indonesia.

Estas aeronaves, fabricadas por el conglomerado estatal surcoreano KAI (Korea Aerospace Industries), forman parte de un contrato firmado en 2011 por ambos países y valorado en unos 400 millones de euros. Durante la ceremonia de entrega en el aeropuerto de Yakarta, el presidente de DAPA (Administración surcoreana del Programa de Adquisiciones de Defensa), Lee Yong- geol, destacó que la llegada de estos aviones de entrenamiento T-50i supone "un símbolo de las estrechas relaciones y de la cooperación en la industria de Defensa que existe entre estos dos países”.

La misma agencia de noticias especificó que, gracias a este contrato con Indonesia, Corea del Sur se ha convertido en la sexta potencia exportadora del mundo en lo que a aviones de entrenamiento militar se refiere, además de que eleva a Indonesia como el principal importador de armamento de Corea del Sur en el sudeste asiático, después de este pedido y de la compra de submarinos.

Con todo ello, y después de haber completado satisfactoriamente este contrato con Yakarta, Corea del Sur habría puesto ya la mira en otro país del sudeste de Asia, Filipinas, donde espera adjudicarse un contrato para fabricar 12 aviones de ataque ligero FA-50 a lo largo del primer semestre de este 2014. La decisión final, que también se tomará dentro de un cada vez más estrecho contexto de cooperación militar entre ambos países, siempre quedará en manos de Manila, que tuvo que postergar la adquisición después del tifón que azotó el país el pasado año. De esta manera, Filipinas podría sumarse así a la lista de países que ya han optado por este tipo de aeronaves (el FA-50) desarrollado a partir del avión de entrenamiento avanzado T-50.

De hecho, en diciembre de 2013 Irak destacó por la compra de 24 unidades de estas aeronaves a Corea del Sur en un pedido valorado en 1.100 millones de dólares. (J.Martínez)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.