Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Corea del Norte pone el alerta máxima a su ejército como respuesta a las maniobras navales de EEUU y Corea del Sur

(defensa.com) Vuelve la tensión a la península coreana después de meses de relativa calma en los que se había conseguido incluso volver a reabrir el complejo industrial de Kaesong.  En respuesta a las maniobras navales conjuntas de EEUU, Japón y Corea del Sur desarrolladas esta semana, para las que Washington ha enviado a un puerto meridional surcoreano el portaaviones de propulsión nuclear “USS George Washington”, Pyongyang ha declarado, a través de un portavoz de su Ejército, que sus tropas se encuentran en estos momentos "en estado de guerra y alerta máxima" para iniciar un ataque.

Según la agencia de noticias Yonhap, que cita a este portavoz de las Fuerzas Armadas norcoreanas, el Ejército ya habría recibido la orden de “revisar los planes de operación ya ratificados por el mando y mantenerlos completamente listos para iniciar operaciones en cualquier momento, observando de cerca todos los movimientos de los agresores estadounidenses y japoneses y de las fuerzas títeres (en referencia a Corea del Sur)".
Pyongyang sigue elevando el tono de sus amenazantes declaraciones, también advirtió que responderían “con una serie de ataques preventivos decisivos” ante “cualquier amenaza mínima” por parte de Seúl y Washington, en referencia al acuerdo de disuasión nuclear alcanzado la pasada semana entre EEUU y Corea del Sur, al que se alude como “un complot militar que tiene como objetivo hacer fracasar el proceso de paz y el diálogo en la península coreana”, del que advierte sólo “puede aumentar las tensiones que pueden conducir a un conflicto nuclear”.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.