Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

China compra sistemas antiaéreos rusos S-400 Triunf por 3.000 millones de dólares

(defensa.com) Rusia venderá a China al menos seis baterías de misiles antiaéreos de largo alcance S-400 Triunf según publica el diario ruso Vedomosti citando fuentes oficiales. El contrato se habría firmado en septiembre, tras varios años de negociación, y estaría valorado en 3.000 millones de dólares, convirtiendo a China en el primer cliente de exportación de este sistema fabricado por Almaz-Antey.

El pasado mes de marzo, el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció la venta a China de cuatro de estos sistemas, aunque no se formalizó el contrato. La llegada del S-400 no tendría lugar previsiblemente antes del año 2017 por la carga de trabajo de Almaz-Antey para asumir la producción. El S-400 es un sistema de defensa antiaéreo con 400 kilómetros de alcance derivado del S-300P y con el que China podría cubrir el cielo de Taiwán, lo que le otorgaría el control sobre su espacio aéreo.

Pero la llegada a China del S-400 tendría implicaciones regionales más allá de Taiwán, afectando incluso a India, Japón o a los Estados Unidos. Así, India lleva años inmersa en una fuerte apuesta para el desarrollo de sistemas de misiles balísticos frente a la que considera amenaza china. En el caso de Japón, el alcance del S-400 cubriría las islas Senkaku (situadas a 350 kilómetros de la costa china) sobre las que Beijing tiene reivindicaciones territoriales.

Para los Estados Unidos la presencia de este sistema en Asia-Pacífico, considerada un área de importancia estratégica, haría necesario el despliegue de aviones de combate de última generación, como los F-22 o F-35, para operar con unas mínimas garantías de supervivencia. La presencia de medios de defensa aérea en el área con alcances superiores a los 250 km. es considerada por los analistas estadounidenses como parte de la estrategia China de denegar el acceso a la zona. La amenaza del S-400 supone, además, un factor disuasorio que podría condicionar incluso el apoyo de Estados Unidos ante una hipotética amenaza sobre Taiwán.

Precisamente este es uno de los temas que se analizan en el artículo “El efecto desequilibrador de los sistemas de defensa antiaérea rusos de última generación”, publicado en la edición de diciembre de la revista FDS (Fuerzas de Seguridad y Defensa). (J.N.G.)

Fotografías:
·Vehículo lanzador S-400 durante el desfile con motivo del día de la vistoria de 2010.
·Lanzador del S-400.
·Sistema misilístico S-400.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.