Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Botado el “Brisbane”, segundo destructor AWD australiano

El pasado jueves tuvo lugar en las instalaciones de Techport Australia en Osborne, Australia del Sur, el acto de bautizo y botadura del  “Brisbane”, segundo destructor de la clase “Hobart” para la Royal Australian Navy (RAN). Se trata del segundo de los tres destructores antiaéreos que el consorcio AWD Alliance está construyendo y en el que la empresa española Navantia aporta el diseño, asistencia técnica y gestión de la construcción.

Al acto de botadura asistieron más de 4.00 personas entre autoridades gubernamentales, representantes de las empresas participantes y los trabajadores del astillero acompañados de su familia. Navantia fue representada por el director comercial, Gonzalo Mateo-Guerrero, el director de Navantia Australia, Francisco Barón y otros directivos, además del embajador español en Australia, Manuel Cacho Quesada. Hay que recordar que hHasta 50 personas de Navantia participan en el astillero australiano en las tareas de construcción de los buques. La botadura del “Brisbane” supone una década de trabajo, hecho que fue destacado por el director de AWD Alliance, Lloyd Becket y el jefe del programa AWD, comodoro Craig Bourke.

El calendario del programa contempla en los próximos meses la instalación de los motores y turbinas de gas antes de que comience las pruebas de mar el próximo año. En 2017 está previsto que finalice las pruebas de aceptación el “Hobart”, año en que se prevé termine la construcción en grada del tercero y último, el “Sydney”.

El programa SEA 4000

El programa de destructores antiaéreos (Air Warfare Destroyer o AWD) clase Hobart denominado SEA 4000 comprende la fabricación en Australia de tres destructores de guerra antiaérea. Navantia forma parte junto a Raytheon Australia, el Defence Materiel Organisation (DMO) y el astillero australiano ASC de AWD Alliance, del consorcio elegido para la fabricación de los tres destructores.

Los destructores antiaéreos se basan en el diseño de la última de las fragatas F-100, la F-105 “Cristóbal Colón”, que introdujo mejoras sobre las cuatro fragatas anteriores. El astillero español fue elegido por el gobierno australiano en junio de 2007 como diseñador del sistema de plataforma para el programa lo que ha requerido de la participación de personal de la empresa española durante la fase de construcción.

Con un presupuesto de 8.000 millones de dólares, se trata del programa de Defensa más amplio y complejo en la historia de Australia. Está dotado del sistema de combate Aegis de la estadounidense Lockheed Martin, capaz de monitorizar hasta 100 objetivos aéreos a distancias de hasta 250 millas. Durante este año, ya próximo a finalizar, el programa ha encauzado tanto el calendario como el presupuesto, incluyendo la finalización de las pruebas de mar del “Hobart” en septiembre. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El Brisbane ya en el agua (AWD Alliance)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.