Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El ataque de embarcaciones suicidas contra una fragata saudí en Yemen

Una fragata de la Royal Saudi Navy de la clase Al Madinah fue atacada el pasado lunes por milicianos hutíes en la costa de Yemen con el resultado de dos marineros muertos y tres heridos. En un principio se informó del empleo de misiles antibuque,  posteriormente se confirmó que tres embarcaciones suicidas se habrían estrellado deliberadamente contra el casco de la fragata.

Los mismos hutíes responsables del ataque colgaron en internet un vídeo donde se ve el ataque, las imágenes no dejan claro el vector empleado para el ataque, aunque sí la explosión y el posterior incendio que se produjo en la popa. Dada la espectacularidad de la secuencia, es más que probable que las embarcaciones estuvieran cargadas de explosivos. Responsables de la coalición liderada por Arabia Saudí confirmaron la muerte de dos marineros, pero informaron que la fragata continuó realizando su tarea de patrulla en el área de operaciones del Mar Rojo. Según este comunicado, las milicias hutíes habrían empleado como punto de partida para el ataque el puerto de Hodeida (Al Hudayda), del que la fragata se encontraba a escasas 30 millas náuticas.

Recordemos que en marzo de 2015 una coalición de nueve naciones árabes, liderada por Arabia Saudí, comenzó una campaña militar contra Yemen para “restaurar la legitimidad” del gobierno del presidente yemení Abd-Rabbu Mansour Hadi frente al alzamiento de los houties que apoyan al ex presidente Ali Abdullah Saleh.

Lucha contra los enjambres

Acciones como esta dejan claro la necesidad de muchas marinas de guerra modernas de dotarse con tecnologías y sistemas de armas contra-enjambres o counter-swarms, siendo el de las embarcaciones ligeras armadas o suicidas precisamente el caso más ilustrativo para este tipo de amenazas. En este entorno los objetivos son de escasa entidad, no blindados y sobre todo “time-critical”, es decir se presentan y desaparecen rápidamente.

En muchas ocasiones, los buques no disponen de armamento ni sistemas de detección adecuados para esta amenaza, resultando ineficaces los cañones navales de grueso calibre o los misiles antibuque de largo alcance. Este tipo de sistemas emplea diferentes opciones, que van desde cañones multitubo como los empleados para defensa aérea próxima, estaciones de armas de empleo remoto de calibres que van desde los 12,70 mm. a los 30 mm, munición prefragmentada para los cañones principales del buque o misiles ligeros que puedan ser disparados en salvas.

En este caso, la cercanía a la costa y el ataque múltiple reducen el tiempo para la toma de decisiones, con lo que, de no poder abatir todas las amenazas, se corre el riesgo de sufrir serios daños en un buque, sin haber recurrido a sofisticados misiles antibuque. Algunos fabricantes ofrecen estaciones de armas de empleo remoto con los habituales cañones de 20 a 35 mm. pero también se incluyen misiles anticarro de corto y medio alcance como complemento del arma principal, encontrando ejemplos con misiles del tipo Spike, Griffin o Hellfire.

Esperamos que las cinco corbetas que Arabia Saudí encargará previsiblemente a Navantia estén dotadas de los sistemas de armas adecuados para enfrentarse a esta amenaza una vez que estén desplegadas en zonas de operaciones. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Captura del vídeo de los hutiés en el que se ve la fragata antes del ataque (internet)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.