Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Thales Alenia Space gana un contrato de la Agencia Espacial Italiana para construir instrumento METIS para el Orbitador Solar

(defensa.com) Thales Alenia Space Italia se ha adjudicado un contrato con la Agencia Espacial Italiana (ASI) para construir el instrumento Metis (Telescopio Multi Elemento para Imágenes y Espectroscopia), junto con la empresa CGS SpA (Compagnia Generale per lo Spazio). El instrumento Metis se utilizará en el satélite científico Solar Orbiter-Orbitador Solar  de la Agencia Espacial Europea (ESA). El satélite Solar Orbiter está previsto será lanzado en 2017 y  llevará a cabo las primeras observaciones del Sol y su entorno, a una distancia de tan sólo 0,28 Unidades Astronómicas (es decir el 28% de la distancia media entre la Tierra y el Sol).

El instrumento Metis ofrecerá las primeras imágenes simultáneas de alta resolución de la corona completa de la luz visible polarizada y en luz ultravioleta. Contará con el apoyo de un consorcio científico internacional dirigido por Italia, con la financiación de la ASI.

Los científicos utilizarán estos datos para responder a preguntas fundamentales sobre el origen y los mecanismos de calentamiento y la aceleración del viento solar, una corriente de partículas cargadas (principalmente protones y electrones) liberados de la corona del sol. El viento solar es responsable de "tormentas geomagnéticas" en la ionosfera y la magnetosfera, en conjunto con las erupciones solares.

Mediante este último contrato, Thales Alenia Space consolida su papel en esta importante misión de exploración solar. La compañía ya está contribuyendo a uno de los componentes clave de la nave espacial, es decir, en el escudo térmico que protege al satélite y a sus instrumentos de las temperaturas de hasta 700 ° C cuando la nave espacial Solar Orbiter alcance la distancia mínima desde el sol. El contrato también confirma el papel principal de Thales Alenia Space en el suministro de instrumentos científicos para las misiones espaciales, como quedó demostrado recientemente en la exitosa misión Planck mediante el Instrumento de Baja Frecuencia embarcado, el cual mapeó la radiación cósmica en un grado de precisión sin precedentes.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.