Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La tecnología de impresión 3D de Stratasys aplicada a la producción del avión supersónico de Boom

“Los vuelos supersónicos existen desde hace más de 50 años, lo que no existe es la tecnología necesaria para que resulten rentables en la aviación comercial. Actualmente, los importantes avances en materia de aerodinámica, diseño de motores, fabricación aditiva y materiales composite de fibra de carbono están revolucionando este sector a todos los niveles. La fabricación aditiva contribuye a acelerar el desarrollo de una nueva generación de aviones”. Con estas palabras, Blake Scholl, fundador y director ejecutivo de Boom, enmarca el acuerdo alcanzado con Stratasys.

Stratasys, especializada en fabricación aditiva e impresión 3D, y Boom Supersonic han anunciado un acuerdo de colaboración técnica para la fabricación de herramientas avanzadas y piezas de producción para aviones en base a la tecnología de impresión 3D FDM de Stratasys. La fabricación aditiva permitirá, según Stratasys, acelerar el desarrollo y reducir los costes de producción de las herramientas especializadas y las piezas con las que Boom diseñará su primer avión de alta velocidad en 2018.

Según informan en un comunicado, “la libertad de diseño, la velocidad de producción y la reducción de costes que ofrece la fabricación aditiva” permitirán  que Boom realice el primer vuelo de su avión supersónico de demostración XB-1 el año que viene. La empresa utiliza las impresoras 3D Fortus 450mc y F370 con tecnología FDM de Stratasys, ambas diseñadas para fabricar piezas personalizadas a partir de termoplásticos de producción, y también herramientas de fabricación avanzadas, capaces de resistir los entornos específicos del sector aeronáutico.

El avión supersónico de Boom volará 2,6 veces más rápido que cualquier otro avión del mercado actual. Con una velocidad de crucero de 2.330 kilómetros por hora, la empresa quiere ofrecer a la aviación comercial una aeronave que podría reducir el tiempo habitual de vuelo entre Nueva York y Londres de siete horas a tan solo tres.

Gracias a este acuerdo, Boom podrá aprovechar las soluciones de impresión 3D, los materiales y los servicios especializados de Stratasys. Las soluciones de impresión 3D mejorarán la velocidad, los costes y el rendimiento de los procesos de ingeniería y de fabricación más importantes en las oficinas centrales de la empresa en Denver, Colorado

“Boom está trabajando para iniciar una importante revolución en el sector de los viajes aéreos comerciales supersónicos y estamos encantados de que Stratasys desempeñe un papel estratégico en esta aventura, ayudándole a lograr sus objetivos”,  destaca Rich Garrity, presidente de Stratasys para América. “Por su gran eficacia y nivel técnico, las soluciones de impresión 3D de Stratasys son perfectas para realizar las complejas piezas y las herramientas de fabricación personalizadas que necesita este sector”.

En el Salón aeronáutico de París, Boom Supersonic y Stratasys mostrarán cómo la fabricación aditiva está revolucionando el futuro del sector aeroespacial.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.