Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El sector aeroespacial vasco supone ya el 6,1% del PIB industrial

 

Las empresas miembros de la Asociación Cluster de Aeronáutica y Espacio del País Vasco - HEGAN - alcanzaron una facturación de 1.935 millones de euros en 2015 para el conjunto de sus centros productivos en todo el mundo, un crecimiento que supera en el 10% a la cifra de ventas del ejercicio anterior, y que está motivado por el aumento de capacidad adicional de las empresas y la activación de la cadencia de nuevos programas. Las exportaciones se situaron en 1.226 millones de euros, un 7,6 % más que en 2014. Los datos correspondientes a I+D mantienen un nivel adecuado y el empleo cede ligeramente en un centenar de personas del total de 12.440 empleos generados directamente por todos los socios alrededor del mundo.

Se reafirma así la tendencia de excelencia tecnológica de la industria aeroespacial que genera crecimiento económico, inversiones y empleo de calidad, incluso en las épocas de crisis, y que apuesta por inversión y la innovación para consolidarse de cara al futuro. El esfuerzo inversor es considerable: durante los últimos diez años, las empresas del Cluster destinaron una inversión total acumulada de 1.431 millones de euros a I+D+i, en su mayor parte (88%) autofinanciado por las propias empresas, para no perder el tren de los nuevos programas aeronáuticos y espaciales.

El sector aeroespacial vasco actúa como un dinámico acelerador económico que supone ya el 6,1% del PIB industrial de la Comunidad -ha ganado 0,6 puntos en un solo ejercicio- y representa el 2,2% del empleo industrial vasco, lo que “muestra el empuje compartido de nuestras empresas para desarrollar tecnologías innovadoras”. Otro componente estratégico del sector lo constituye su fuerte globalización, lo que le convierte en un motor de arrastre de toda su cadena de valor hacia la internacionalización: Los socios mantienen 24 centros repartidos entre Europa, América y Asia; y participan en los programas internacionales de aeronaves y motores más importantes.

Crecimiento del tráfico aéreo

“El crecimiento registrado por los datos de nuestras empresas es consecuencia, en parte, de la buena evolución de la demanda del tráfico aéreo mundial de pasajeros en los últimos años, con un crecimiento regular y sostenible que alcanzó el 6,5% durante el pasado año”, como señalan los datos de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que aglutina al 90% del tráfico aéreo mundial. IATA señala como causa del incremento de la demanda de este periodo a las tarifas un 5% más bajas de las aerolíneas con respecto a 2014 y al descenso del precio de los combustibles. Destaca la buena evolución experimentada por la región de Asia-Pacífico, que acaparó un tercio del aumento total del tráfico aéreo anual.

El incremento anual de la demanda aérea del 5% proseguirá previsiblemente durante los próximos veinte años y continuará contribuyendo al incremento de la producción de aviones.

Construcción aeronáutica

Para la industria aeronáutica global, el ejercicio 2015 ha supuesto un nuevo hito con cifras récords de entregas de aviones y de carteras acumuladas de Airbus y Boeing, propiciadas por la buena salud del transporte aéreo. Durante el pasado año, entre los dos grandes fabricantes contabilizaron la entrega de 1.397 aviones y sumaron una cartera pendiente de entrega de 12.582 aeronaves. El mayor volumen de entregas correspondió a aviones de pasillo único, como el A320 con 491 y el 737 con 495 entregas. Estos dos aparatos también fueron los que registraron un mayor número de unidades contratadas durante este periodo: 897, Airbus y 588, Boeing. Si bien la entrada de nuevos pedidos durante el ejercicio descendió tras años de contrataciones de vértigo, en conjunto los dos grandes fabricantes vendieron 1.804 aviones comerciales de más de 100 asientos.

 

En aviación comercial regional, Embraer, Bombardier y ATR registraron globalmente la venta de 312 aviones de entre 70 y 120 asientos y entregaron 262 aparatos, una cifra inferior a la registrada entre 2011 y 2014. En conjunto, suman una cartera de trabajo de 1.130 aeronaves, lo que representa una cartera asegurada para los próximos 4-5 años.

Como hitos, 2015 ha sido el año de la aceleración de la industrialización del A350XWB, durante el cual se ha preparado el incremento de las cadencias de producción, o ramp-up, que permitirán fabricar 10 aeronaves al mes en 2019. También se han puesto las bases para avanzar en los incrementos de la cadencia de fabricación del A320neo y A330neo de Airbus, el 737 MAX de Boeing, el CSeries de Bombardier y el KC390 de Embraer.

Evolución socios de HEGAN

La facturación global de los socios de HEGAN en 2015 aumentó en un 10,3% sobre el ejercicio anterior en el conjunto de sus 141 centros productivos distribuidos por todo el mundo, hasta alcanzar los 1.935 millones de euros. Por subsectores, Aeroestructuras generó una facturación de 1.029 millones (el 53,2%), Motores 763 millones (39,4%), Sistemas y Equipos 97 millones (5%) y Espacio 46 millones (2,4%).

Las exportaciones superaron por tercer año consecutivo los 1.000 millones, alcanzando la cifra de 1.226 millones, el 65% de la facturación total. Alemania se sitúa como principal destino de las exportaciones aeroespaciales vascas, con 300 millones de euros; seguida por Reino Unido, con 291 millones de euros y Estados Unidos (198 millones). El repunte inicio de las ventas de las empresas de HEGAN en Francia ha propiciado que este país se coloque en cuarta posición, por lo que el cluster vasco mejora su posicionamiento en este mercado estratégico y natural.

La inversión en I+D se ha mantenido con respecto al año pasado, de acuerdo a las fases de los diferentes programas en los que participan los socios, alcanzando 162,5 millones de euros, lo que representa una reinversión del 8,4% de la facturación. El elevado esfuerzo de autofinanciación de las empresas alcanza el 88% del total de esa la inversión, con un 10,5% de su personal total dedicado a las actividades de I+D (1.294 personas).

El empleo de este periodo descendió un 0,8%, motivado principalmente por la bajada de puestos de trabajo en el exterior, un 8,8/%, debido a la finalización de algunos programas aeronáuticos que han llegado al final de su vida útil y la tardanza de la entrada en producción de nuevas versiones que los sustituyen.

Previsiones de futuro

Las previsiones para el año 2016 son moderadamente optimistas. El tráfico aéreo sigue al alza y se prevén nuevos crecimientos originados por la cartera de pedidos de los fabricantes si bien, tras seis años de fuerte crecimiento continuado, la industria aeroespacial ha entrado en una fase de estabilización a la espera del despegue de las cadencias de fabricación, por lo que el ejercicio se prevé de transición e incluso de bajada puntual de la actividad en algunos programas, antes de reanudar de nuevo el crecimiento de cadencias de producción.

 

Airbus anunció en 2015 un nuevo aumento de producción del A320, que pasará progresivamente de 42 a 60 aviones al mes hacia 2019. Los efectos de esta decisión no se han trasladado todavía a la facturación de la cadena de subcontratistas, sobre los que repercuten las consecuencias de las bajadas de ciertos programas pero no los aumentos de las cadencias, mientras que el esfuerzo inversor para preparar este crecimiento continúa siendo muy elevado.

A medio y largo plazo, la situación de aerolíneas y fabricantes proporcionan un marco estable para continuar desarrollando la industria aeronáutica, con un aumento anual de 5% del tráfico de pasajeros durante los próximos veinte años hasta alcanzar 7.300 millones de viajeros en 2034. Esta demanda continuará contribuyendo al aumento de producción de los aviones. Las expectativas optimistas de la próxima década se basan en los grandes programas en curso (A380, 787, 777, A350XWB, A320neo, A330neo, 737 MAX, E190 E-2, CSeries, C919, Sukhoi, Superjet o el helicóptero EC-225), que van a garantizar una gran actividad de fabricación en toda la cadena de valor de la industria.

Así según los diferentes constructores, hasta el año 2033 será necesario construir entre 32.000 y 38.000 nuevos aviones comerciales de más de 100 plazas, lo que en la práctica supondrá doblar la flota actual de aviones. En el segmento de aviones regionales, de 70 a 130 asientos, Embraer y Bombardier estiman una demanda de entre 6.250 y 7.000 unidades para los próximos 20 años (2014-2033) con el fin de cubrir los aumentos de demanda del mercado y reemplazar los aparatos más antiguos.

 

Para las empresas de HEGAN, este marco de progresión favorable y la diversificación de fabricantes, clientes y programas con los que trabajan propician el crecimiento de la facturación, que podría rondar el 5% este año, con un incremento menor o estabilización de las cifras de empleo. “Nuestras empresas tienen una posición fuerte, con la participación de los socios de HEGAN en nuevos programas que garantizan el crecimiento de las empresas en el medio plazo”.

 

Retos del sector y respuesta en cooperación

 

En este marco, la situación de la industria aeroespacial vasca es buena, pero se hace necesario preparar el futuro para mantener la competitividad y asegurar la posición a largo plazo de las empresas. Entre los principales retos encontramos la evolución permanente de los requerimientos tecnológicos del sector, la creciente presión sobre los costes de los suministradores para reducir los precios de las aeronaves ofertadas y la creciente competencia de los nuevos países que se incorporan a la oferta del sector y que están respaldados por la capacidad de compra de sus gobiernos y empresas. (China, India, Singapur, Emiratos…).

 

En consecuencia, es necesario seguir manteniendo el liderazgo de los Tier-1 en tecnología e innovación y desarrollar todos los eslabones de la cadena de valor, para que porque todos los agentes contribuyen con su aportación de valor, a nivel local e internacional, a cada una de las cadenas de valor de las aeronaves. El sector necesita también contar con medidas financieras específicas para poder abordar el lanzamiento de nuevos programas. Otra asignatura pendiente es el entendimiento con los agentes laborales para construir un sector competitivo entre todos para poder continuar la diversificación de la cartera de las empresas, con la entrada en mercados y programas aeronáuticos nuevos, aprovechando la externalización de trabajo de los grandes fabricantes.

 

Desde finales del año 2015, la Asociación Cluster HEGAN prepara una Reflexión Estratégica. El trabajo de reflexión establece como objetivo prioritario la competitividad como elemento clave para el periodo 2017-2020, a través de la obtención de una mayor y mejor productividad. Así, las claves de acción de HEGAN como asociación cluster para los próximos años irán orientados a la innovación tecnológica y empresarial, la Internacionalización y actuaciones comerciales para detectar nuevas oportunidades de mercado, al trabajo como antena competitiva para disponer de información adecuada y anticiparse en la toma de decisiones estratégicas, formación para el desarrollo y preparación de personas cualificadas y la capacidad de influencia y proyección del colectivo. Y con el firme convencimiento de continuar fortaleciendo la cadena de valor, rompiendo el axioma cliente-proveedor para transformarlo en “colaboradores estratégicos”, que permita contar con una cadena competitiva local y globalmente.

 

El sector aeroespacial vasco analiza a través de HEGAN los elevados ramp-ups previstos para detectar huecos de oportunidad para las pymes en paquetes de trabajo que aún no han sido asignados y participa en tres programas financiados por el Ministerio de Industria en materias de fabricación aditiva aeronáutica (AdAero), procesos especiales de aeronáutica (EspAero) y control de calidad superficial de piezas cromadas (Qualicrom). Es reseñable el apoyo del Cluster HEGAN al CFAA (Centro de Fabricación Avanzada en Aeronáutica), así como la incorporación al Basque Ecodesign Center, para promover el ecodiseño en la industria del sector, y la participación en grupos de trabajo apoyando al Grupo de Pilotaje de programa del Gobierno Vasco Basque Industry 4.0.

 

HEGAN

La Asociación Cluster HEGAN está formado por 47 entidades: Aernnova, ITP y SENER como miembros fundadores; las compañías y grupos empresariales Aciturri, Aeromec, Aerospace Engineering Group, Aibe, Alestis, Alfa Precision Casting, Altran, Aratz, Astorkia, Ayzar, Batz Aerospace, Bost, Burdinberri, Danobat Group, DMP, Doilan, DYFA, Ekin, Electrohilo, EYHER, Grupo TTT, Hauck Heat Treatment, Industrias Galindo, Korta Group, LTK Grupo, Matrici, Mesima, Metraltec, Metrología Sariki, Nivac, Novalti, Nuter, Orbital Aerospace, Siegel, Sisteplant, Tecnasa y WEC; las organizaciones tecnológicas CTA, IK4 y Tecnalia; y las universidades de Deusto, Mondragón, País Vasco y Tecnun.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.