Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Revisión de la misión del satélite argentino SAOCOM

En la ciudad de Bariloche tuvo lugar la revisión del segmento de vuelo de los satélites SAOCOM 1A y SAOCOM 1B, la constelación de satélites argentinos de observación de la tierra que desarrolla la Comisión Nacional de  Actividades Espaciales (CONAE) del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina, con la empresa INVAP S.E. como contratista principal.

A partir del año próximo, está previsto el lanzamiento de los SAOCOM 1 A y SAOCOM 1B, dos satélites idénticos, que  llevan un radar de apertura sintética (SAR) como instrumento principal para teledetección remota mediante microondas. La observación de la Tierra mediante radar implica una compleja tecnología, que se desarrolla por primera vez en Argentina ,en el marco del Plan Espacial Nacional de la CONAE, para atender los requerimientos de información de origen espacial para beneficio de múltiples sectores, como el  económico-productivo, científico, educativo, la gestión  de  emergencias y novedosas aplicaciones en salud.

La serie de satélites SAOCOM está compuesta por dos constelaciones de satélites: SAOCOM 1 y SAOCOM 2, cada una de ellas integrada por dos satélites: SAOCOM 1 A y SAOCOM 1 B, y SAOCOM 2A y SAOCOM 2B. Los dos satélites de la constelación 1 serán los primeros en ser puestos en órbita, y están actualmente en construcción en Argentina, con participación del sistema científico tecnológico nacional y empresas argentinas de base tecnológica. El satélite SAOCOM 1A será lanzado en 2017 y el SAOCOM 1B en 2018.

Ambos tienen los mismos requerimientos técnicos de diseño, funcionalidad y operatividad, por lo que su desarrollo se está llevando a cabo simultáneamente, para producir dos satélites idénticos que funcionen en constelación. De esta forma aumenta la capacidad de provisión de imágenes, y se reduce el tiempo necesario para volver a observar (revisitar) las zonas de interés. Esta capacidad de observación de los satélites argentinos SAOCOM es un aporte de fundamental importancia para el monitoreo de fenómenos variables en el tiempo, como el crecimiento y evolución de cultivos agrícolas y la gestión de emergencias tales como inundaciones, entre otros.

Revisión aprobada

La nueva instancia de revisión de los avances de la constelación SAOCOM tuvo lugar en Bariloche, en  las instalaciones de INVAP S.E., contratista principal para la construcción de la plataforma de servicios. Asimismo,  durante tres días fueron examinados todos los ámbitos responsables de la calificación y de la producción de los distintos subsistemas del satélite, entre ellos se enfocaron especialmente  en la plataforma de servicios y el instrumento SAR, y en particular en la electrónica central y la antena SAR, los planes de fabricación y el cronograma a cumplir. También se mostraron y revisaron los resultados de los ensayos de todos los modelos de calificación (estructural, ingeniería y modelo térmico de la antena SAR). En estos procedimientos se pone a prueba cada modelo en las condiciones ambientales reales que experimentará durante el lanzamiento, y las condiciones que pasará en el espacio. Este proceso de pruebas culminará con el ensayo ambiental del satélite SAOCOM 1A, que se estima realizar a partir de fines del corriente año.

La revisión fue aprobada, y se elogiaron los importantes avances alcanzados. De esta manera se dio luz verde para continuar con la integración de ambos satélites SAOCOM 1 A y SAOCOM1 B. Como conclusión los revisores también entregaron informes con las sugerencias que realizaron para mayor beneficio de la misión. La “mesa de examen” estuvo integrada por expertos de la Agencia Espacial Europea (ESA), de la NASA, de la Agencia Espacial Canadiense (CSA) y de la Agencia Espacial Italiana (ASI), junto a experimentados profesionales de la CONAE, referentes de otros proyectos

La Misión SAOCOM

Cada satélite SAOCOM lleva como instrumento principal un Radar de Apertura Sintética (SAR, por sus siglas en inglés, Synthetic Aperture Radar) polarimétrico, que opera en el rango de las microondas en banda L, una banda de particular interés para determinar parámetros biogeofísicos del terreno.

Dichos sensores de radar tienen la capacidad de captar datos tanto de día como de noche, ya que poseen a bordo una fuente de energía propia para iluminar la superficie terrestre, y por eso no dependen de la iluminación solar para obtener la imagen. El radar también se destaca por  su capacidad para  ver a través de las nubes, ya que la frecuencia utilizada por la señal de microondas las traspasa y así, a diferencia de los instrumentos ópticos, el radar puede captar datos en cualquier condición meteorológica.

El objetivo principal de la Misión SAOCOM es dar apoyo a la agricultura y a la hidrología, a través de mediciones que permitan determinar los valores de humedad en el suelo. También se busca tener conocimiento de la topografía del terreno. Esto se traduce en requerimientos muy exigentes a la plataforma satelital y al instrumento SAR, por lo cual la misión representa un verdadero desafío tecnológico que busca satisfacer distintos requerimientos de información de origen espacial para su aplicación en áreas como: medioambiente, cartografía, ordenamiento territorial, minería, geología, oceanografía, salud y fundamentalmente, gestión de emergencias.

De esta forma, además del mapa de humedad de suelo y derivados, de gran contribución para la agricultura e hidrología, se podrá contar con productos tales como: mapas de cuerpos de agua, deforestación, áreas quemadas, clasificación de cultivos, coeficientes de escorrentía, expansión urbana, derrames de hidrocarburos, detección de embarcaciones, rutas alternativas como apoyo a la navegación por zonas de hielo marino, basurales, deformación del terreno.

En lo referido al conocimiento de la topografía, podrán medirse desplazamientos producidos en el terreno como consecuencia de terremotos, deslizamientos e incluso aquellas debidas a actividades humanas como en el caso de la extracción de petróleo; la construcción excesiva de edificios, extracción de agua, construcción de subterráneos y generación de Modelos Digitales de Elevación, entre otros productos.

Aplicaciones en el Agro y Gestión de Emergencias:

La Misión SAOCOM producirá mapas de humedad de suelo, inicialmente sobre una extensa región conformada por las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa y Santa Fe; con la incorporación del resto de las provincias en forma progresiva en siguientes etapas.

Para lograr los mapas mencionados, está en curso el desarrollo e implementación a nivel operativo de tres aplicaciones denominadas estratégicas, por su gran impacto socio-económico. Dos de estas aplicaciones están dirigidas a la agricultura y se llevan a cabo por la CONAE conjuntamente con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). La tercera aplicación estratégica está dirigida a la hidrología y se lleva a cabo por la CONAE conjuntamente con el Instituto Nacional del Agua (INA).

Además, a partir de datos captados bajo ciertas condiciones particulares de observación, se podrán generar productos especiales de gran utilidad, es decir, para la medición de la topografía y para la detección de deformación de la corteza terrestre debida a actividades volcánicas o a terremotos en cualquier lugar del mundo.

El aporte de esta misión a la Gestión de Emergencias es significativo, ya que los dos satélites de la constelación SAOCOM 1 integrarán el Sistema Ítalo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE), el primero a nivel mundial diseñado específicamente para prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales. El SIASGE estará  integrado por los satélites argentinos SAOCOM 1A y SAOCOM 1B y la constelación de cuatro satélites COSMO-SkyMed desarrollada por la Agencia Espacial Italiana (ASI). El SIASGE se inició con los 4 satélites COSMO-SkyMed que están en órbita y operativos, y se completará con la llegada del satélite SAOCOM 1B.

De la misma forma, los cuatro satélites italianos COSMO-SkyMed observan la tierra con radares de banda X, y los dos SAOCOM con radares banda L, por lo que la combinación de ambos tipos de radares  permitirá obtener información adecuada y oportuna para su utilización en una gran cantidad de aplicaciones. Esta dualidad de información potencia aún más las capacidades individuales de cada constelación, porque de esta forma se obtiene información de diferentes capas de la superficie, dependiendo de las características de la misma. Es decir, la banda X da información respecto de la superficie expuesta a los pulsos del radar mientras que la banda L penetra a través de la superficie hasta 2 m de profundidad (en suelo pelado). Por lo tanto, la integración de ambas bandas (X+L) muestra estructuras y situaciones de gran complejidad, imposibles de detectar con una sola de ellas. Por otra parte, con los seis satélites se logra obtener imágenes desde el espacio de cualquier lugar del planeta cada 12 hs, capacidad de particular utilidad en caso de emergencias. (Luis Piñeiro, corresponsal de Grupo Edefa en Argentina)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.