Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Portugal da luz verde a la compra de hasta seis KC-390 a Embraer

El Consejo de Ministros de este viernes ha aprobado el inicio de las negociaciones del Estado portugués con Embraer Defesa e Segurança para la adquisición de hasta seis aviones de transporte  KC-390. Se planteará la adquisición de 5 aparatos y la opción de compra de un sexto. Con ellos la Fuerza Aérea lusa sustituirá a sus Hercules C-130 más veteranos.

Con esta decisión, el Gobierno activa por fin la carta de intención de compra ya suscrita, en la que ya se preveía la adquisición de esta flota de seis aparatos. Se adquirirá, además, un simulador (fullflight simulator CAT D) de la aeronave,  que se instalará en el Portugal, destinado la instrucción de los pilotos de la Fuerza. Para abordar las negociaciones con el fabricante brasileño que culminen en la incorporación de las aeronaves, se constituirá un grupo de trabajo integrado por miembros de los ministerios de Defensa, Finanzas, Economía y Ciencia y Tecnología

El monto destinado a la compra no ha sido divulgado, si bien se estima en unos 70 millones de euros la unidad, en base a las cifras conocidas de 2014, cuando la Fuerza Aérea brasileña encargó 28  aparatos KC-390 y avanzó un monto de 7.200 millones de reales incluyendo el paquete apoyo logístico, repuestos y mantenimiento. Hace un año, el Ejecutivo había autorizado hasta 20,8 millones de euros en inversión para que el país participara en 2016 y 2017 en el desarrollo y producción de la aeronave.

OGMA

A nivel local, el constructor aeronáutico portugués OGMA, con sede en Alverca, cuya participación en el programa KC­390 se remonta a los orígenes de la aeronave, puesto que participó junto a Embraer en la fase inicial de desarrollo del producto, o Joint Definition Phase, participa en la fabricación de piezas estructurales en materiales compuestos. En sus instalaciones se presentaba en julio del año pasado el proyecto de asociación entre Portugal y Brasil para la producción de piezas para este avión. De acuerdo con el comunicado del Consejo de Ministros enviado a las redacciones de los medios lusos, la implicación de Portugal, desde 2010, en el desarrollo y producción se ha enmarcado en la importancia estratégica de la industria aeronáutica para el desarrollo económico nacional.

 

El pasado mes de febrero, OGMA  alcanzaba un importante hito en su participación en el programa de construcción del avión de transporte KC­390 tras entregar el primer gran componente estructural para el primer avión de serie. Se trata de uno de los componentes del fuselaje central de la aeronave. La estructura estaba destinada al primero de los 28 aviones que serán entregados a la Fuerza Aérea Brasileña (FAB), previsiblemente en 2018. Como destacaba el CEO de la empresa, Rodrigo Rosa, un importante hito en la participación de esta empresa, sobre todo del Área de Negocio de Aeroestructuras.

 

OGMA construye cuatro elementos diferenciados. Primero construye parte del fuselaje central, los elevadores del timón de profundidad, los sponsons, es decir, los carenados del tren de aterrizaje, así como las puertas de estos a través de los cuales se despliega el tren de aterrizaje posterior. Se trata de piezas de gran tamaño que están construidas principalmente en materiales compuestos. El programa multinacional KC­390 supone la participación de varias empresas internacionales junto a Embraer como la checa Aero Vodochody, la portuguesa OGMA y la argentina FAdeA.

 

Los países participantes en el programa se comprometen a adquirir un número determinado de aviones y participan en la fabricación de componentes y subsistemas. Entre los potenciales compradores, fuera de Brasil, están la Fuerza Aérea de Chile, la Fuerza Aérea de Colombia, la Checa y la Argentina.  Portugal es el primero en confirmar la compra.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.