Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Gaia, el telescopio espacial construido por Astrium, camino de su lanzamiento

(defensacom) Gaia, el telescopio espacial más avanzado jamás construido en Europa, ha dejado las instalaciones en Toulouse de Astrium  tras su integración y pruebas finales. Ahora va camino de su base de lanzamiento en la Guayana Francesa, donde se preparará para su despegue a bordo de un lanzador Soyuz.

Diseñado y construido por Astrium para la Agencia Espacial Europea (ESA), su misión es elaborar el mapa más detallado de nuestra galaxia, la Vía Láctea, y desvelar zonas todavía desconocidas. Su meta es posibilitar nuestra comprensión de los orígenes y evolución del Universo. De la misión Gaia también se espera que descubra cientos de miles de objetos celestes desconocidos, inclusive planetas extrasolares y estrellas “fallidas”, conocidas como enanas marrones. Dentro de nuestro Sistema Solar, Gaia podrá identificar decenas de miles de asteroides adicionales.

Gaia llevará consigo instrumentos ultramodernos, entre los que se encuentra el telescopio más sensible fabricado hasta ahora. Como el telescopio espacial que porta Herschel, y que todos los instrumentos fabricados por Astrium para misiones de observación de la Tierra, este equipo de vanguardia es el fruto del singular saber hacer desarrollado por Astrium en el campo de los telescopios de carburo de silicio (SiC). Astrium y su socio Boostec, una innovadora pyme, han creado todo un sector económico a través de sus logros industriales en el ámbito del espacio: una notable historia de éxito. El carburo de silicio producido en la región francesa de Midi-Pyrénées se exporta a todo el mundo.

Gaia también hará uso de un sensor “fotográfico” de precisión sin precedentes. La precisión de las mediciones de Gaia será extremadamente elevada: desde la Luna podría medir la uña del pulgar de una persona en la Tierra. Su enorme plano focal lo componen 106 sensores CCD que suman mil millones de píxeles. Para el control de actitud, el ingenio espacial empleará también propulsión de gas frío (nitrógeno), lo que le permitirá ajustar constantemente su orientación con la precisión extrema que necesita.

Gaia estará situado en uno de los cinco puntos de Lagrange del sistema Sol-Tierra, en el L2. Los de Lagrange son puntos muy precisos en el cosmos en los que un cuerpo –como un satélite, por ejemplo– se mantiene fijo y perfectamente estable en el espacio. Situadas a un millón y medio de kilómetros de la Tierra, estas posiciones son de vital importancia para misiones de observación astronómica que requieren una gran estabilidad de orientación.



Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.